Portada :: Brasil :: Bolsonaro: amenaza fascista en Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-03-2019

Bolsonaro aumenta el nmero de escuelas y liceos pblicos que pasan a manos de instituciones militares

Leticia Castro
La Diaria

La propuesta est instalada hace aos en algunos estados y ahora se expande.


El gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil est marcado por la presencia de los militares en muchas reas, entre ellas la educacin. El ministro de Educacin, Ricardo Vlez Rodrguez, es filsofo y profesor de esta materia, y adems es profesor emrito de la Escuela de Comando y del Estado Mayor del Ejrcito brasileo. Ese pasado podra explicar, en parte, la defensa de la expansin de las escuelas militarizadas en varios estados del pas, que hizo a fines de febrero en el Senado. Son escuelas municipales que optan por tener una administracin dada por policas o, en otros estados, por las Fuerzas Armadas. No sale caro para el municipio, que encuentra una manera de dar mejor destino a sus instalaciones, y tienen un buen rendimiento acadmico, dijo el ministro, segn inform el portal periodstico Nexo.

Durante la campaa Bolsonaro prometi que en dos aos, a ms tardar, extendera el programa para llegar a tener una escuela militarizada en cada capital del pas, amparado en una ley de 2001 que posibilita la transferencia en la gestin de los centros educativos pblicos a instituciones militares, como la Polica Militarizada. Para profundizar en este modelo el presidente cre la Subsecretara de Fomento de las Escuelas Cvico-Militares, con el objetivo de conformar programas acadmicos de todos los niveles que puedan ser aplicados en cada municipio.

A quien tenga preocupaciones con la militarizacin, o sobre si el nio no se re, lo invito a que visite una ciudad de Gois que tenga una escuela cvico-militar. Es fantstico. Los buenos resultados son palpables. No hay tal militarismo, hay educacin cvica y educacin de la prctica de las normas, de la ley. El profesor es respetado; cuando entra en la habitacin todo el mundo est de pie, dijo Vlez Rodrguez en el Senado. El estado de Gois, ubicado al centro-este de Brasil, es el que actualmente tiene el mayor nmero de escuelas militarizadas en el pas, con 46 centros a cargo de la Polica Militar, a los que concurren 53.000 alumnos. Segn inform el peridico Folha de So Paulo, en 2015 haba 93 escuelas militarizadas en Brasil, 26 de ellas en Gois, y en 2018 el nmero ascendi a 122.

Segn datos del portal Nexo, en 2016 los siete primeros lugares en el ranking de escuelas brasileas fueron ocupados por instituciones militarizadas; para explicar estos resultados el gobierno afirma que la disciplina elimin la prdida de tiempo que se produca cuando los estudiantes conversaban en el aula y no escuchaban al maestro.

Seor, s, seor

La caracterstica ms sobresaliente de este modelo educativo es la disciplina. Los funcionarios militares se encargan de las tareas administrativas y tambin del disciplinamiento de los estudiantes y los docentes, que siguen asumiendo sus roles pedaggicos tradicionales. Por ejemplo, es frecuente ver en estas escuelas a los docentes dentro de los salones y a los policas, con sus armas cargadas, en los pasillos.

Segn la agencia de noticias AFP, las normas de imagen y vestimenta son muy estrictas en estos centros. La agencia cita el caso de una escuela en las afueras de Brasilia en la que los varones tienen que cortarse el pelo con una mquina rasuradora, al nmero dos en las sienes y al nmero cuatro en la parte de arriba de la cabeza, mientras que las mujeres deben tener el pelo largo y atado con accesorios muy moderados. Todos los estudiantes deben usar uniformes, que tienen un costo que ronda los 800 reales y no son proporcionados por la institucin. De hecho, el alto gasto econmico que deben afrontar las familias de los estudiantes es otra de las diferencias notorias con respecto a otras escuelas. Ms all de los uniformes, se les pide una donacin porque legalmente no pueden cobrar una cuota que puede variar entre 80 y 110 reales.

Entre las normas bsicas que se imponen en este rgimen est la formacin en fila antes de entrar a los salones y el izamiento de la bandera de la nacin todos los das antes de dar comienzo a la jornada acadmica.

Como ejemplo de las exigencias de estos centros, Nexo menciona el reglamento que aplica la Polica Militarizada en Gois. Algunas transgresiones leves son perturbar el estudio de los compaeros, mascar chicle, tener las uas pintadas o ingresar a la sala de profesores sin autorizacin; la sancin para este nivel de transgresin es una advertencia. Entre las transgresiones medias estn presentarse con el pelo fuera del patrn exigido, ejecutar mal una tarea que se le haya asignado, negarse a colaborar en los eventos que organice la institucin, utilizar trminos irrespetuosos y tener en su poder dentro del colegio publicaciones, estampas o peridicos que atenten contra la disciplina, la moral y el orden pblico; la sancin en estos casos es reprensin y suspensin. Las transgresiones graves son la mayora: dejar de velar por el buen nombre del colegio, no respetar en pblico las convenciones sociales, mantener contacto fsico que denote cario amoroso (citas, besos) mientras estn usando el uniforme, ya sea dentro o fuera del colegio; la sancin en este caso es la suspensin, la firma de un Trmino de Ajuste de Conducta y, en ltimo caso, la expulsin.

Fuente: https://educacion.ladiaria.com.uy/articulo/2019/3/aumenta-el-numero-de-escuelas-y-liceos-publicos-brasilenos-que-pasan-a-manos-de-instituciones-militares-en-el-gobierno-de-bolsonaro/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter