Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-03-2019

Entrevista con Urmila Bhoola, relatora especial de la ONU sobre la esclavitud
Todava prevalecen las formas contemporneas de esclavitud en todas las regiones del mundo

Thalif Deen
IPS


Las formas tradicionales de esclavitud se han penalizado y abolido en la mayora de los pases, pero todava prevalecen las formas contemporneas de esclavitud en todas las regiones del mundo, precis la sudafricana Urmila Bhoola, relatora especial de la ONU sobre formas contemporneas de esclavitud.

Los Estados miembros sospechados de violaciones de derechos humanos se niegan a permitir que expertos internacionales, los llamados relatores especiales, investiguen las acusaciones o, incluso, que los visiten formalmente.

Hasta ahora, Bhoola, nombrada en 2014, visit Nger, Blgica, Nigeria, El Salvador, Mauritania, Paraguay y, por ltimo, Italia, en octubre de 2018. Su mandato incluye la implementacin del artculo 4 de la Declaracin Universal de los Derechos Humanos, que seala: Nadie estar sometido a esclavitud ni a servidumbre; la esclavitud y la trata de esclavos estn prohibidas en todas sus formas.

Las visitas a los pases que realiza Bhoola solo responden a la invitacin de los gobiernos, precis.

He enviado solicitudes a muchos pases, pero por el mandato y su especificidad, los Estados miembros, suelen ser renuentes, explic, en entrevista con IPS.

Las conclusiones sacadas tras la visita a cada pas se pueden encontrar en informes pblicos.

IPS: La Organizacin Internacional del Trabajo (OIT) seala que 40 millones de personas, 71 por ciento de las cuales son mujeres y nias, sufren varias formas de esclavitud moderna, como trata y trfico de personas, reclutamiento forzado de menores para la guerra, matrimonio precoz, servidumbre domstica y trabajo forzoso. Ests prcticas se puede penalizar mediante leyes nacionales o tratados internacionales?

URMILA BHOOLA: Varios tratados internacionales prohben la esclavitud y las prcticas similares, como el Convenio sobre Esclavitud, de 1926, y el protocolo que lo modifica, la Convencin suplementaria sobre la abolicin de la esclavitud, de 1956; el Convenio sobre Trabajo Forzoso (n29), de 1930; el Convenio sobre la Abolicin del Trabajo Forzoso (n105), de 1957; el Convenio sobre la proteccin del salario, de 1949 (n95); el Convenio sobre Trabajadores Domsticos, de 2011; el Convenio sobre la edad mnima, de 1973 (n138); el Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil, de 1999, el Convenio para la represin de la trata de personas y de la explotacin de la prostitucin ajena, de 1949, y otros. Puede encontrar la lista completa aqu.

Los tratados internacionales pueden marcar una gran diferencia en un pas, pues los Estados necesitan informar de forma peridica sobre los avances en la implementacin de sus disposiciones una vez que lo hayan ratificado. Si un Estado no tiene los medios para cumplir con sus obligaciones de forma efectiva en el marco de un tratado o convencin, debe buscar asistencia internacional.

Pero la esclavitud se considera una norma consuetudinaria del derecho internacional que requiere eliminacin por parte de los Estados, independientemente de que hayan ratificado las convenciones contra la Esclavitud, de 1926, o la suplementaria, de 1965. Todos los Estados deben prohibir la esclavitud y sus diferentes formas, las prcticas equivalentes o la servidumbre en sus propias leyes.

Para erradicar la esclavitud de forma efectiva a escala nacional, los Estados tambin deben invertir en desarrollo sostenible y en la proteccin y promocin de los derechos humanos.

Muchos Estados se comprometieron a alcanzar el la meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) porque terminar con la esclavitud y crear trabajo decentes para todos requiere de un enfoque multifactico.

Eso requiere que desarrollen respuesta nacionales e integrales para las formas contemporneas de esclavitud, que deben combinar el derecho, los marcos institucionales y polticos slidos, poner fin a la discriminacin y la desigualdad, incluir la desigualdad de gnero, la proteccin de los derechos laborales y supervisar el sector privado, as como garantizar un acceso a la justicia total e igualitario.

Terminar con las formas contemporneas de esclavitud es, por lo tanto, una parte integral de una lucha ms amplia como la lucha contra la pobreza, la falta de desarrollo y la desigualdad de gnero y lograr un desarrollo basado en los derechos humanos y en la justicia para todos.

IPS: Como relatora especial para formas contemporneas de esclavitud, cul es la extensin de su mandato? Puede sealar un pas en falta o es una accin que solo puede tomar el Consejo de Derechos Humanos?

UB: Los relatores especiales son designados por el consejo y tienen un mandato sobre un rea temtica o un pas especfico. En mi caso, estoy mandatada para atender problemas especficos de un pas, ya sea de forma pblica o privada. Todos los relatores especiales estn mandatados para atender comunicaciones confidenciales con los Estados y/o difundir comunicados pblicos e informes temticos pblicos, los que se presentan cada ao.

Tambin difundo informes pblicos sobre cada pas que visito con las conclusiones de la misin, as como recomendaciones al Estado visitado y a otros actores.

Me reporto tanto al Consejo de Derechos Humanos como a la Asamblea General, y cuando esos informes se presentan, los gobiernos se involucran entre s, incluso con el que fue visitado; ese dilogo constructivo es lo ms til, en mi opinin, para hacer frente a la falta de cumplimiento.

IPS: Cuntas empresas cumplen con los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos humanos? Como la mayora de los casos de esclavitud ocurren en el sector privado, qu efectividad tienen las pautas voluntarias, no obligatorias, en la prevencin de las formas modernas de esclavitud en el mbito laboral?

UB: Esos principios se desarrollaron para aclarar los papeles y la responsabilidad de los Estados y de las empresas que tienen que prestar atencin al impacto empresarial sobre los derechos humanos.

No constituyen un instrumento internacional a ratificar por los Estados ni crean nuevas obligaciones legales. En cambio, aclaran y abundan sobre las consecuencias de disposiciones relevantes de estndares internacionales de derechos humanos, algunos de los cuales son legalmente vinculantes y ofrecen pautas sobre cmo hacer para que sean operativos.

Las leyes nacionales a menudo existirn o requerirn que se aseguren de que esas obligaciones efectivamente se implementan y se respetan. Eso, a su vez, significa que elementos de los Principios Rectores se reflejan en las leyes nacionales que regulan las actividades empresariales.

Si bien los Principios Rectores son legalmente vinculantes, se espera de todos los Estados la proteccin de los derechos humanos contra el abuso del sector privado, y en la mayora de los casos es una obligacin legal a travs de la ratificacin de tratados internacionales de derechos humanos que contienen disposiciones a esos efectos.

El deber del Estado de proteger que figura en los Principios Rectores procede de esas obligaciones. En muchos de ellos se refleja, totalmente o en parte, en la legislacin nacional o en normas que rigen al sector privado. Las empresas estn obligadas por contrato.

La responsabilidad corporativa de respetar los derechos humanos existe por encima y ms all de la necesidad de cumplir con las normas y las leyes nacionales en materia de proteccin de los derechos humanos. Se aplica por igual all donde las leyes nacionales son dbiles, estn ausentes o no se cumplen.

Los Principios Rectores tambin validan el deber de los Estados de proteger o reparar cualquier ataque contra los derechos humanos en el sector privado. En el contexto de las formas contemporneas de esclavitud, el deber de proteger se puede traducir en una mezcla inteligente de medidas para garantizar que las empresas asuman su responsabilidad de respetar los derechos humanos, incluso siguiendo la debida diligencia en toda su cadena de suministro y remediando el efecto adverso de sus operaciones.

Como mnimo, los Estados deben garantizar que las empresas se den cuenta de las consecuencias de comprar productos o servicios que estuvieran, de cualquier forma, vinculados a trabajos forzados u a otra forma contempornea de esclavitud.

Hasta la fecha, los Estados adoptaron diversos enfoques para hacer frente al asunto, como responsabilidad penal y civil para las empresas que violan los derechos humanos mediante mecanismos que regulen que se cumplen en lo que respecta a la proteccin del comercio y del consumidor, adems de a la contratacin por parte del gobierno.

Divulgacin y transparencia tambin pueden figurar como obligaciones legales, en vez de quedar limitadas por las iniciativas voluntarias de responsabilidad social corporativa.

No es posible medir el cumplimiento de todas las compaas, pero hay ciertas iniciativas clave que deben mencionarse como Corporate Human Rights Benchmark, que busca identificar qu compaas tienen mejores antecedentes en materia de derechos humanos. Puede encontrar ms informacin sobre esas iniciativas y sus ltimos resultados aqu.

IPS: La ONU tiene formas de frenar el reclutamiento de mujeres y nias a travs de las redes sociales? Existe alguna solucin?

UB: La ONU tiene varias convenciones contra la trata y el trfico de personas y mecanismos para hacerle frente. Tambin hay un mandato vinculado a la trata y al trfico de personas, en especial sobre mujeres y nias, que se concentra en esto especficamente. Para evitar la superposicin entre nuestros mandatos, el mo se concentra en una de las consecuencias de la trata y el trfico de personas, especficamente la explotacin laboral.

IPS: Gran Bretaa tiene un llamado a la accin para poner fin al trabajo forzado, la esclavitud moderna y la trata y trfico de personas. Qu efectividad ha tenido? Hay algn otro pas con acciones o normas similares?

UB: Gran Bretaa lanz esa iniciativa el 19 de septiembre de 2017, durante el 72 perodo de sesiones de la Asamblea General, y ya cuenta con el respaldo de 84 Estados miembro y observadores.

El llamado a la accin detalla acciones prcticas que los pases pueden seguir para lograr el objetivo 8.7 de los ODS.

Aqu podrn encontrar informacin sobre las acciones del gobierno. Hubo avances positivos, pero es necesario hacer ms.

No se pueden tratar estos asuntos de trabajo forzado, formas contemporneas de esclavitud y la trata y el trfico de personas por separado, pues son delitos complejos, y necesitamos conectarnos con otros pases y otros mandatos.

El Llamado a la Accin ofrece un marco para que los pases se unan y compartan las mejores prcticas y trabajen juntos, adems de subrayar la necesidad de que el sector privado y pblico se involucren para lograr un cambio real.

La Universidad de las Naciones Unidas, junto con la Alianza 8.7, crearon una plataforma de conocimiento con fondos del gobierno britnico que acelerar una investigacin sobre qu funciona y mantiene una base de datos con informacin sobre las acciones de los pases para apoyar investigaciones y las mejores prcticas: www.delta87.org/call-to-action

Traduccin: Vernica Firme

Urmila Bhoola es relatora especial de la ONU sobre formas contemporneas de esclavitud.

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2019/03/complejidades-erradicar-la-esclavitud-moderna/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter