Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-03-2019

Son comunistas los militares del ejrcito estadounidense?

Jorge Majfud
Rebelin


En la barra, una joven con acento mexicano se quej de un nuevo recorte a la educacin pblica, propuesta por el presidente Donald Trump. Seguir sacndole dinero a los servicios sociales para drselos al ejrcito, dijo, se pareca mucho a los recortes de impuestos que beneficiaban a los super ricos y dejaban limosnas a los trabajadores, aparte de una deuda impagable.

A su lado, con gorra de bisbol, un joven delgado con acento caribeo le pregunt, como si viese al mismo diablo: Eres comunista? Esa debi ser la nica palabra que entendi un seor, tipo Homero Simpson pero con pelos y bigotes, que reflexionaba sobre un enorme vaso de cerveza, porque se gir para mirar a los jvenes que, a partir de ah, comenzaron una acalorada discusin.

Te estn lavando la cabeza, confirm el muchacho, es por eso que nuestro presidente les va a recortar fondos.

Cuando pasaron al tema Venezuela, como si se tratase de un algoritmo inevitable, me di cuenta de que aquella incipiente amistad no iba a cicatrizar fcilmente. Las sofisticaciones argumentales de la Guerra fra dejaron una marca indeleble en muchos patriotas, sobre todo en Amrica Latina.

La maana siguiente, mientras esperaba que se disipara un atasco en la autopista debido a un conductor apurado que le arranc el farol trasero a otro, escuch en la radio pblica una entrevista al almirante retirado James Stavridis sobre el mismo presupuesto que la joven mexicana haba comentado la noche anterior.

El presupuesto que el presidente Donald Trump envi al Congreso para el 2019/2020 incluy recortes multi millonarios para todo tipo de servicios sociales, desde la salud hasta el cuidado de preescolares (diversos estudios cuantitativos ya han probado que los millonarios no sienten lo mismo que el resto cuando ven a un ser humano caminando por la calle).

Los recortes han sido masivos, con una sola excepcin: el nuevo presupuesto incluye un notable aumento en el gasto militar de treinta mil millones de dlares, el cual ir a aumentar un dficit rcord alimentado por los recortes de impuestos del ao pasado, como forma tradicional de burlarse de las promesas electorales que llevaron al presidente de turno al poder. Who cares, right?

Segn el almirante retirado James Stavridis y otros catorce comandantes de operaciones alrededor del mundo, el nuevo presupuesto de Trump no tiene sentido, y lo han puesto claro en una reciente carta abierta y en entrevistas: no necesitamos todo ese dinero. Sabemos que nadie puede mantener la seguridad de un pas slo con la fuerza militar. Pero el presidente Trump ha recortado fondos para el desarrollo y los ha transferido al ejrcito.

En la entrevista a la radio pblica, NPR, Stavridis insisti que en lugar de seguir inyectando millones de dlares en las fuerzas armadas se debera invertir ms en el cuerpo diplomtico. Invertir en fuerza militar, dijo, es como realizar una ciruga: es doloroso y altamente riesgoso. Siempre es mejor llevar las cosas por el camino diplomtico y, mejor an, invertir en cooperacin y desarrollo como forma de prevenir problemas mayores. Como ejemplo concreto, mencion el hecho que todos saben: Estados Unidos tiene ms gente en uno solo de los 12 portaviones que navegan por el mundo que en todo su cuerpo diplomtico. Hasta el ministro de Defensa, Robert Gates, lo ha reconocido. Incluso el anterior ministro, Jim Mattis, reconoci lo obvio: Podemos gastar fortunas en operaciones militares, pero si no invertimos en desarrollo y diplomacia vamos a tener que comprar cada vez ms municiones. Hasta los halcones tienen un momento de racionalidad o de simples lapsus.

Ms all de las naturales suspicacias basadas en hechos histricos sobre la labor de los diplomticos de las grandes potencias, no deja de ser un progreso que los mismos altos militares de la superpotencia se atrevan a reconocer los trgicos errores de las decisiones polticas en el abuso de la fuerza bruta.

Stavridis concluy: Sin duda alguna, los navos ms importantes que dirig fueron aquellos que llevaron ayuda hospitalaria al Caribe y a otras partes de Amrica Latina. Estos barcos participaron en miles de tratamientos y puedo decirle que el impacto sobre la seguridad de Estados Unidos, a largo plazo, ha sido muy superior al resto de operaciones militares. [] Apostando a la fuerza, lo nico que logras es perjudicarte a ti mismo, reconoci.

Desde hace dcadas, diversos ex agentes de la CIA, como el marine y paramilitar John Stockwell, luego de una experiencia de treinta aos en Amrica Central, frica y Asia, reconoci que la arrogancia de querer imponer nuestros intereses en otros pueblos no produjo ningn progreso sino que les llev muerte y miseria y no nos cre ningn amigo, se los puedo asegurar. Ms o menos el mismo caso de otros marines, ex agentes de la CIA que participaron en engaar al pueblo centroamericano con historia fabricadas sobre el comunismo para mantener la antigua presencia econmica y militar estadounidense, como Philip Roettinger, quien termin retirndose en Mxico para dedicarse a su familia y a la pintura.

No por casualidad, diversos generales latinoamericanos planearon asesinatos al estilo Orlando Letelier en Estados Unidos cuando la administracin Carter comenz a recortar la tradicional ayuda militar a las dictaduras amigas del sur. No solo el gigantesco, peligroso y criminal lobby de la industria armamentstica mundial (en el cual las empresas estadounidenses han sido accionistas mayores) tena intereses en la seguridad de esos pases sino tambin sus servidores, que nunca lo reconocieron y, de hecho, hasta hoy se golpean el pecho llenos de orgullo por sus crmenes, sus excusas infantiles y un honor que no vale el cobre de las medallas que se cuelgan ellos mismos.

Despus de diversos conflictos nacionales, Costa Rica aboli su ejrcito en 1948. Desde entonces nunca tuvo una dictadura militar como sus vecinos. Tal vez por eso las grandes potencias mundiales no aterrizaron en ese pequeo pas como lo hicieron en casi todos los otros pases de la regin donde contaban con un aparato represivo local. Tal vez por eso hoy no existe una crisis de migrantes costarricenses a Estados Unidos, como es el caso de los dems pases de la regin que sufrieron continuas intervenciones militares y dictaduras amigas.

Tal vez por eso ni los militares estadounidenses se creen el discurso que en el pasado exportaron sus polticos y estrategas. Tal vez por eso ni ellos mismos confan en la fuerza bruta de sus propios super ejrcitos como forma de asegurar la paz en su propio pas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter