Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-03-2019

Ecuador y el FMI: empiezan los problemas

Juan J. Paz-y-Mio Cepeda
Rebelin


Entre 1961 y 1972 Ecuador suscribi 9 acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Aunque tuvieron algunos condicionamientos, no alcanzaron la profundidad ni la significacin de las 16 cartas de intencin suscritas entre 1983 y 2003, porque para esta segunda poca -como ocurri con los otros pases latinoamericanos-, los condicionamientos del FMI haban cambiado, ya que a la entidad le interes asegurar tanto el pago de las deudas externas de la regin, como la sujecin de Amrica Latina al capital transnacional y, adems, a la visin exclusivamente neoliberal en auge por aquella poca.

Los condicionamientos del FMI, que son la base del declogo econmico del Consenso de Washinton (WC) de 1989, se ofrecan como ajustes estructurales para modernizar las economas latinoamericanas. Se concentraron en reducir al Estado, privatizar bienes y servicios pblicos, reformar impuestos, flexibilizar el trabajo y liberalizar los mercados. El modelo terico del Fondo tena como eje el desarrollo y crecimiento de la empresa privada como motor de la economa, a la cual haba que otorgarle el marco institucional que responda a sus intereses y todas las garantas necesarias para su libertad. Era, en otras palabras, un modelo de capitalismo puro, incluso alejado de cualquier modelo de capitalismo social, como el que rega en los pases europeos.

Desde luego, la visin del FMI en nada contradijo a los intereses de las elites empresariales del Ecuador, que aspiraban, desde hace dcadas, a los mismos ajustes estructurales del Fondo, que aparecieron como salvadores tras dos dcadas de desarrollismo (60s y 70s), atacado siempre como estatismo y hasta de comunismo. De manera que las cartas de intencin suscritas por los sucesivos gobiernos ecuatorianos sirvieron para apuntalar el modelo empresarial aorado por las cmaras de la produccin en el pas, que son las que determinaron la conduccin econmica de esos mismos gobiernos, a su vez identificados con las derechas polticas.

Ninguno de los acuerdos con el FMI mejor la economa ecuatoriana y peor las condiciones sociales. Lo mismo ocurri en 135 pases, donde actu la entidad, segn un estudio acadmico titulado How structural adjustment programs affect inequality: A disaggregated analysis of IMF conditionality, 19802014 (https://bit.ly/2TPH7nf), que demuestra cmo se agrav la inequidad. En Ecuador, los acuerdos poco sirvieron para salvar ciertas necesidades financieras de coyuntura, pero fueron exitosos para avalar el camino aperturista y neoliberal. Porque, en lo estructural, el modelo empresarial, que impulsaron gobiernos y elites dominantes del pas, si bien favoreci negocios, increment rentabilidades y puso al Ecuador en los primeros lugares de inequidad en el mundo, al mismo tiempo deterior sistemticamente las condiciones de vida y de trabajo de la poblacin y, finalmente, min la institucionalidad nacional y hasta la gobernabilidad, expresada en la crisis poltica de 1996-2006, con la sucesin de siete gobiernos y una efmera dictadura.

El gobierno de Rafael Correa marc un ciclo histrico distinto, que super el modelo empresarial y puso bases para un tipo de economa social sujeta a la Constitucin de 2008. Fue un golpe para las derechas polticas y para las elites econmicas, que combatieron esa conduccin del pas, con la mira en la restauracin de sus intereses particulares en el Estado. Contradiciendo opiniones actuales y viscerales reacciones, los resultados econmicos y sociales del gobierno de Correa han sido resaltados por organismos internacionales, estudios acadmicos e informes nacionales.

Pero Correa, si bien expuls al FMI en 2008, tambin acudi a l en 2014, para contar con su aval en la colocacin de bonos soberanos del pas en el mercado financiero internacional, y luego en 2016 para obtener un crdito emergente de 364 millones de dlares. Sin embargo, su gobierno no impuls ningn modelo empresarial sujeto a las cmaras de la produccin, ni subordin el Ecuador a los condicionamientos ya conocidos del FMI. Es falso que Lenn Moreno sea un continuador del corresmo, una tesis sostenida permanentemente por el excandidato y banquero Guillermo Lasso, a la que han adherido incluso voceros de las izquierdas tradicionales.

La descorreizacin de la sociedad, convertida en poltica de Estado, ha servido para liquidar la economa social anterior, para hechar tierra sobre sus avances y logros, e incluso para dejar a un lado las normas que sobre el Estado, la sociedad y la economa estn contempladas en la Constitucin de 2008.

El gobierno de Lenn Moreno retom el camino del modelo empresarial, de la mano de las mismas elites que en las dcadas finales del siglo XX lo edificaron. Con ese giro, ellas han vuelto a reclamar el retiro del Estado, la revisin de impuestos, la flexibilizacin laboral, las privatizaciones, la liberacin de los mercados y la suscipcin de tratados de libre comercio. No han cambiado un milmetro sus viejas consignas.

En ese marco, el reciente acuerdo con el FMI vuelve a servir de aval y apuntalamiento del segundo modelo empresarial en marcha. Coincide con los mismos objetivos. Y las declaraciones oficiales, revestidas de palabras misteriosas que guardan el secreto del acuerdo logrado con el FMI, dejan entender que no habr un solo rastro de economa social, sino de desarrollo capitalista puro, al que interesan los buenos negocios, el xito de las inversiones y el cumplimiento de un plan basado en los intereses privados a costa del inters pblico y ciudadano.

Por los procesos histricos ya vividos y porque el camino del nuevo modelo empresarial no tienen diferencia alguna con otros momentos similares en la economa nacional, Ecuador, lejos de superar una ficticia va hacia la venezolanizacin atribuida al modelo de economia social del pasado inmediato, hoy se encamina a fortalecer un tipo de economa que solo provocar deterioros sociales, en beneficio de poderosos y grandes grupos econmicos. El reciente despido de unos 11.800 trabajadores del Estado es solo el comienzo del drama. En definitiva, con el bautizo del FMI, es ahora cuando se inician los problemas econmicos y sociales para el pas, no las soluciones.   

 Artculos, libros y archivos de Historia y Presente , aqu: www.historiaypresente.com // www.juanpazymino.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.  



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter