Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-03-2019

Noticias verdaderas y otras mentiras

Antonio Lorca Siero
Rebelin


Visto el panorama social de las sociedades modlicas, si no se las procura entretenimiento permanente, las masas tienden a aburrirse, por lo que es obligacin de los gobernantes promover el espectculo continuado con la finalidad de vender el producto poltico o el simple material comercial. Lo fundamental es que se trata de distraerlas para evitar que los individuos piensen, porque esto de pensar pudiera ser que llevara a reflexiones racionales, ms all de las habituales para procurarse el sustento de cada uno, y se produjeran desequilibrios sociales que afectarn al negocio basado en la democracia representativa y el consumismo. Esto tendra graves efectos para el sistema, porque de no ser por la democracia representativa, los polticos no tendran empleo y, por otra parte, las empresas veran reducidos sensiblemente los beneficios si las masas no siguieran el mandato del consumismo eso de consumir sin control y se entretuvieran en razonar.

Punto de referencia para entretener a la audiencia suele ser la noticia visual , a menudo privatizada para ser econmicamente explotada. Su importancia parece estar clara, ya que si no salen noticias nuevas a la palestra la cosa no marcha bien. M anejadas por los especialistas dedicados a la fabricacin de acontecimientos, partiendo de hechos que se convierten en relevantes atendiendo al dictado de algn grupo de poder social o al simple olfato de los productores, han pasado a ser la vida misma para millares de personas. Pero conviene tener en cuenta que a menudo no estn dirigidas a la simple difusin de los hechos que acontecen, es decir, a informar de cuanto sucede, sino a entretener a unos, la mayora, y aumentar la recaudacin empresarial para asegurar los salarios de sus empleados. En puridad, la informacin en s misma es lo de menos, en realidad se trata de informar desinformando , aprovechando cualquier ocasin para vender la mercanca. Ms all del negocio comercial, la actividad en este punto est dirigida, en primer trmino, a tratar de que la audiencia asuma la verdad oficial con exclusin de cualquier otra y quede bien grabada en las mentes de la masa a los efectos deseados. Por otro lado, se trata de que la noticia, con el oportuno adorno de los profesionales, sirva para promover un entretenimiento controlado o algo que no se salga del contexto oficialmente establecido para que nadie camine por libre.

Por lo general, aunque quepan excepciones que las hay, en el tema de las noticias el asunto est claro. Como los hechos que se producen de forma natural suelen ser limitados y generalmente rutinarios, ya no llaman la atencin ni dan para satisfacer la demanda de entretenimiento colectivo, por eso hay que fabricar noticias en masa con cualquier pretexto para atender a la demanda del mismo signo. Si aquellas no existen se disean artificialmente o si no es posible se inventan. De manera que, a falta de algo mejor, en das laborables y para tener ocupacin, un hecho banal puede convertirse en noticia relevante, que se infla o desinfla a conveniencia del grupo interesado en el proyecto. En esta tarea gozan de monopolio exclusivo los declarados oficialmente productores de noticias en general. Debidamente organizados laboralmente, con sus fichajes, sus sueldos y complementos, sujetos a jornada laboral incompleta, liberados de carga los festivos, la informacin se reserva a la jornada prevista en el convenio laboral, salvo sorpresas de rabiosa actualidad que rompen el esquema. Se trata de un gremio profesional que opera en ese coto cerrado en el que solamente pueden cazar pieza los titulares de la licencia administrativa. Donde la noticia oficializada es jaleada de ac para all con la finalidad de procurar el entretenimiento de las masas, glorificar a los amiguetes, vilipendiar a los enemigos declarados, defender los intereses gremiales y procurar dividendos al medio titular de la difusin y a sus productores. Todo ello siguiendo la lnea oficialmente marcada por el dogma oficial del momento, en un ambiente de libertad informativa , aunque siempre bajo la supervisin del grupo de tapados que dirige el medio de difusin y paga la nmina de los obreros.

No hay que olvidar que el manejo de la noticia por los especialistas hay que plantearlo en trminos de poder social, basado en su capacidad de influencia sobre las gentes. En su virtud, se ha establecido la creencia basada en la funcin educadora de las noticias prefabricadas para ilustrar a las masas dentro de los trminos fijados por la doctrina del momento, al aire de lo que solamente es pura publicidad asistida por la propaganda, y dispuesto el producto para alcanzar plena credibilidad entre las almas ingenuas . De ah que haya productos dirigidos a la muchedumbre y, de otro lado, material para ofrecer a los selectos, ya que en sus manos est la llave que permite abrir la informacin privilegiada esa que permite jugar con ventaja, servida por los jefes del tinglado, los confidentes y amigos o enemigos de los otros. Por lo que el gremio es el nuevo orculo   dispuesto para crear el exclusivo mundo de verdades ,   generalmente con el aval del poder oficial.

Actualmente, pese a este panorama de monopolio informativo en un mundo repleto de libertades , algo de lo noticiable se escapa de los controladores del sistema reclamando un poco de competencia, se trata de esas noticias que circulan a su aire por las redes de internet. Si estas son complacientes con el que manda, no pasa nada. Cuando son inconvenientes para la lnea oficial, simplemente se desautorizan con una lgica de circunstancias. En este caso, la operacin consiste en proclamar a los cuatro vientos que todo aquello al margen de la verdad establecida por los que ejercen el poder es noticia falsa , simples bulos o mentiras difundidas para incordiar a quien dirige el cotarro. Mas, en ocasiones, conviene tener en cuenta que no por ello algunas de esas fake newsllegan a ser ms falsas que la verdad oficial, sobre todo cuando esta ltima se sita frente a la realidad social y acaba siendo desmontada.

Algunos anuncios virtuales llamados noticias, ya sean propagandsticos o simplemente publicitarios, manejados con tecnologa experta, que infecta a las masas con la idea del producto como expectativa de satisfaccin, han sido diseados para que arraigue esa nueva forma de entender la cultura. Las imgenes prefabricadas, que han pasado a ser la va para imponer esa otra cultura, son tambin el mtodo para aliviar la tarea de pensar por uno mismo. Con lo que permite dirigir el pensamiento hacia lo que quiere el fabricante que se piense e imponer la doctrina dispuesta para construir una forma de vida nica que entra por los ojos a una considerable mayora. Hay que uniformar la pluralidad, porque as es menos trabajoso vender la mercanca, ya sea poltica o mercantilmente. Para dar solidez a tal principio, se aspira a crear un mundo uniforme en las ideas, dotado de una pluralidad formal controlada por el que manda. Obligando as a pensar a cada uno como se quiere que todos piensen, para tratar de acercar al otro a la doctrina de todos y, si no se puede, combatirlo hasta exterminar todo rastro de individualidad al margen del sistema. En suma, se trata de confeccionar una sociedad abierta, pero dotada de puertas que no se pueden traspasar.

Una parte de esta noticia visual es suave, incluso toma aire personalista, ciertamente festivo. No suele haber violencia explcita en ella o se elude en lo posible, su lugar lo ocupa la violencia implcita, con argumentos para persuadir siguiendo las tesis de moda. Si esta razn no sirve, basta con despertar emociones que alivien el peso de razonar, con ello se busca tocar la fibra sensible para que aparezca en escena el sensacionalismo . Para los no creyentes, se impone por la fuerza de la razn dominante , es decir, la lnea nica de pensar, ya que todo lo dems ha sido declarado falso por principio. Finalmente la noticia prefabricada, diseada para ser mirada, deja prendida de la imagen esa violencia implcita al objeto de impresionar, coloca al esperpento buscando sorprender y la antiesttica para sensibilizar. Se usa tanto lo estticamente sensiblero como lo impresentable. Al final resulta que vale cualquier cosa para la labor de noticiar, porque todo puede convertirse en noticia, basta con que as lo perciba el agudo olfato comercial del jefe, como fiel animador de esa sociedad del espectculo.

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter