Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-03-2019

El mayor logro de Lpez Obrador

Miguel ngel Ferrer
Rebelin


Casi nada hay de sorprendente en las ms recientes revelaciones oficiales y periodsticas sobre las campaas de guerra sucia y propaganda negra contra Andrs Manuel Lpez Obrador durante las campaas electorales de 2006, 2012 y 2018 destinadas a impedir que ste se convirtiera en presidente de la repblica.

Todo esto ya se saba y fue del dominio pblico durante muchos aos. Digamos que lo nico sorprendente fue y es el rotundo fracaso de la campaa negra de 2018 que no consigui su propsito de impedir el triunfo del tabasqueo, victoria que, adems, result abrumadora.

Ya con Lpez Obrador en Palacio Nacional resultara lgica la aparicin de afanes de venganza por tan execrables conductas polticas, verdaderamente criminales. Pero entendible y hasta justificable el deseo de venganza, proceder a sta sera, como se dice popularmente, quemar la plvora en infiernitos. Seran fuegos fatuos, fuegos de artificio.

Lo verdaderamente importante radica en impedir que estas conductas criminales promovidas y ejecutadas al amparo del poder del dinero pblico y privado se repitan en el futuro. Lo verdaderamente importante es impedir que se vuelva a influir perversamente, retorcidamente, mentirosamente, calumniosamente en la opinin pblica y, de este modo, en la voluntad electoral de la ciudadana.

Impedir la reedicin de campaas negras y propaganda sucia tendra el efecto de dificultar y hasta evitar el fraude electoral. El fraude electoral que se basa en la manipulacin de la conciencia poltica de los electores.

Muy distinta a la venganza y tambin contribuyente a impedir fraudes electorales en lo futuro es la justicia, la recta aplicacin de las leyes. Y justicia sera sancionar a los autores materiales e intelectuales de las campaas negras de 2006, 2012 y 2018.

Y si bien es cierto que ninguna ley puede tener efectos retroactivos en perjuicio de persona alguna, tambin es verdad que la citada manipulacin de la conciencia ciudadana fue posible mediante la comisin de delitos fiscales y financieros cuyo castigo estaba previsto en las leyes desde antes y al momento de los procesos electorales mencionados, lo que implica que no cabe invocar para estos criminales el principio de la no retroactividad.

Pero con todo y su importancia, la sancin de estos delincuentes es cosa secundaria frente a la imperiosa necesidad de impedir los fraudes electorales en el futuro. Esto sera, sin duda alguna, el mayor y ms trascendente logro de la cuarta transformacin de la vida pblica de Mxico.

Blog del autor: www.economiaypoliticahoy.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter