Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-03-2019

Mutaciones del capitalismo

Alejandro Nadal
La Jornada


Una pregunta en la Grecia clsica, cercana al asombro de Aristteles en su visin sobre la naturaleza de las cosas, era la siguiente: qu es lo que hace que las cosas perduren en el tiempo y que no se desintegren mientras discurrimos sobre ellas? En su Metafsica, el pensador griego marc varias importantes lneas de anlisis que sera bueno recuperar. Para colocar esa interrogante en otros trminos, cmo podemos saber cuando un objeto ha perdido su esencia y se ha transformado en otra cosa?

Es una pregunta rica en posibilidades cuando la dirigimos al capitalismo. Hasta dnde puede mutar el capitalismo sin que se convierta en un sistema social distinto? La pregunta puede parecer extraa, porque estamos acostumbrados a pensar que el capitalismo solamente es capaz de cambiar radicalmente como por una crisis o una revolucin. Es menos comn pensar en esos cambios graduales, de tiempo lento, que poco a poco transforman la esencia de un objeto hasta desfigurarlo y convertirlo en algo irreconocible.

El capitalismo, como todas las formaciones sociales, est siempre en evolucin. Ya sabemos que las fuerzas que dieron cuerpo al capitalismo como formacin social muestran que el capitalismo es una organizacin social de produccin, distribucin y consumo histricamente determinada. Y as como tuvo un origen agrario en la Inglaterra del siglo XVII, hoy el capitalismo se est transformando en algo que podra dar nacimiento a un conjunto de relaciones sociales esencialmente diferentes en el futuro cercano.

Hoy, la evolucin del capitalismo est marcada por dos fuerzas de dimensiones histricas. La primera tiene que ver con la relacin salarial que est en el corazn del capitalismo y es la base sobre la cual se erige el vnculo de explotacin y la frmula de su circulacin monetaria.

Pero en los pasados 50 aos la funcin del salario en el capitalismo se ha ido distorsionando. El estancamiento de los salarios en la mayor parte de las economas desarrolladas es resultado histrico de la lucha contra la tendencia a la cada de la tasa de ganancia. La lucha en contra de las instituciones que la clase trabajadora pudo erigir en defensa del salario, ya sea mediante el desmantelamiento de sindicatos o de procesos como la subcontratacin, ha llevado a una profunda deformacin de la relacin salarial.

Desde principios de los aos 1970 el estancamiento de los salarios, tanto en Estados Unidos como en Europa, trajo aparejada una transformacin en la estructura del capitalismo: el salario ha dejado de ser la principal referencia para la reproduccin de la fuerza de trabajo. Hoy, el crdito se ha convertido en instrumento clave para asegurar la regeneracin de la clase trabajadora y para mantener su nivel de vida.

En la actualidad no slo existe un fuerte rezago salarial y un problema de insuficiencia para la clase trabajadora. Tambin estamos en presencia de un cambio cualitativo por el endeudamiento. Es claro que el vnculo salarial tiene un estatuto esencialmente diferente al del crdito en la reproduccin social. Actualmente, debido al creciente endeudamiento el capital financiero puede apropiarse de una parte del ingreso de los trabajadores. Y as se consuma un doble golpe contra la clase trabajadora: estancamiento salarial y extraccin financiera.

La expansin del sector financiero es la segunda fuerza que est dejando una profunda huella sobre las relaciones capitalistas de produccin. El endeudamiento finalmente se ha convertido en un componente especialmente importante en la reproduccin de todo el sistema productivo. Pero, adems, la racionalidad de la esfera de las finanzas, en donde se pasa directamente de una masa de dinero a una cantidad mayor de dinero sin transitar por la produccin, ha terminado por contagiar a empresas y asalariados con el virus del enriquecimiento instantneo. La especulacin y el uso de las hojas de balance para apuntalar la rentabilidad son dos resultados de este proceso.

En el contexto de una tasa de ganancia a la baja en el sector no financiero, la sed de rentabilidad es saciada cada vez con ms fuerza mediante la especulacin. El fenmeno de la financiarizacin est estirando al capitalismo y lo ha estado transformando desde hace ya ms de cuatro dcadas.

Es obvio que el hecho de que el capitalismo est mutando y deformndose no necesariamente significa que estaremos pasando a una formacin social ms justa y benigna. La deformacin del modo de produccin capitalista conlleva varios peligros. La inestabilidad internacional ya es considerable debido a la lucha por la hegemona monetaria, comercial y militar. Pero si adems le agregamos la fractura que puede producirse con estas mutaciones del capitalismo, los riesgos pueden incrementarse de manera exponencial.

El capitalismo podra perder su esencia por un rompimiento del vnculo salarial o por el exceso que significa la financiarizacin. Las fuerzas polticas de la izquierda deben estar atentas a estas mutaciones y sus efectos.

Fuente: https://www.jornada.com.mx/2019/02/27/opinion/020a1eco#

 


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter