Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-03-2019

Concreto terico y mistificacin

Francisco Umpirrez Snchez
Rebelin


Un concreto terico es una totalidad de conceptos articulados. Debe tener un carcter orgnico, esto es, los conceptos articulados deben distinguirse funcionalmente. En dicha totalidad conceptual hay que hacer tres distinciones: uno, la existente entre los conceptos elaborados y los conceptos que sirven de material de elaboracin, dos, la existente entre los conceptos fundamentales y los conceptos derivados, y tres, la existente entre los conceptos principales y los conceptos secundarios. Los conceptos fundamentales de El Capital son los siguientes: valor de uso y valor en el valor incluimos el valor en su forma acabada, esto es, el dinero capital constante, capital variable y plusvala. La utilidad, la necesidad y la satisfaccin son conceptos que sirven de material de elaboracin, pero ellos mismos carecen de elaboracin propia. Mientras que el concepto de valor de uso y valor, en su condicin de conceptos fundamentales, son conceptos elaborados. El concepto de precio, por ejemplo, es un concepto derivado del concepto de dinero, quien en esta relacin debemos considerarlo concepto principal. Y otro ejemplo: el concepto de ganancia es un concepto derivado del concepto de plusvala. Hay conceptos como el de apariencia y mistificacin que son conceptos secundarios sin elaboracin. De ah que sea un error hablar de que en El Capital hay una teora de la apariencia o considerar que el concepto de mistificacin desempea un papel fundamental o principal en dicho cuerpo terico, como mantiene Clara Ramas, quien en la presentacin de su obra Fetiche y mistificacin capitalista, se formula la siguiente idea: Clara Ramas analiza hasta qu punto ambos conceptos, el de fetiche y mistificacin, constituyen el ncleo de la crtica de la economa poltica. Si bien es cierto que el concepto de fetiche est elaborado en El Capital, no es cierto que surque toda esa obra terica; mientras que el concepto de mistificacin carece de elaboracin propia. Y en palabras de Marx: Esta naturaleza doble del trabajo contenido en la mercanca la he demostrado yo por primera vez de un modo crtico. Como ste es el punto en torno al cual gira la comprensin de la economa poltica, debemos examinarlo ms de cerca. De lo que debemos concluir que el ncleo de la crtica de la economa poltica lo constituyen los conceptos de trabajo concreto y de trabajo abstracto.

La reproduccin ampliada: el concreto terico

La reproduccin ampliada es el concreto terico donde veremos el papel que desempean los conceptos de apariencia y mistificacin. Hay tericos marxistas que hacen de los conceptos de apariencia y mistificacin conceptos diluidos y vagos. Cul es la causa? Que lo desligan del concreto terico al que pertenecen. Los conceptos no se deben llevar ms all de sus lmites, esto es, extenderlos ms all del concreto terico al que pertenecen. Cosa diferente sera que alguien al percatarse de que Marx analiza un fenmeno donde la apariencia se opone a la esencia, decide elaborar una teora de la apariencia donde la apreciacin de Marx representa una parte de dicha exposicin. La apariencia es una categora filosfica especialmente vinculada a la epistemologa de la percepcin y es ah donde adquiere su reinado como categora fundamental. Tambin es necesario no modificar el papel que los conceptos desempean en el concreto terico: si son secundarios, no deberan presentarse como principales; y si son derivados, no deberan presentarse como fundamentales.

En lo que sigue expondr los cuatro razonamientos mediante los cuales se llega al concepto de mistificacin tal y como figuran en el captulo de El Capital titulado Conversin de la plusvala en capital. Los expondr sin extenderme mucho. Presupongo en el lector ciertos conocimientos bsicos sobre el valor de uso, el valor y el capital, tal y como han sido expuestos en El Capital. Primer razonamiento: Capital y plusvala. Segundo razonamiento: Forma de existencia originaria del capital y la plusvala. Tercer razonamiento: Trabajo propio y trabajo ajeno. Cuarto razonamiento: Mera apariencia o forma pura.

Capital y plusvala

Marx seala que en captulos anteriores se ha estudiado cmo brota la plusvala del capital. En esta exposicin se demuestra que sin alterar las leyes de la produccin mercantil el propietario del capital puede apropiarse de trabajo ajeno. La posibilidad de este hecho se basa en tener claro en que una cosa es el valor de la fuerza de trabajo y otra muy distinta es el valor creado por el uso de la fuerza de trabajo. Y la clave est en que la fuerza de trabajo crea ms valor del que cuesta. Mientras que en el captulo referido anteriormente, titulado Conversin de la plusvala en capital, se estudiar cmo nace el capital de la plusvala. Ahora Marx elabora de modo simple el concepto de acumulacin afirmando: La utilizacin de la plusvala como capital o la reconversin de plusvala en capital se llama acumulacin de capital. De ah que el concepto fundamental de este captulo sea la conversin de la plusvala en capital; en ningn caso el concepto de mistificacin.

Forma de existencia originario del capital y de la plusvala

Mientras que el capital existe originariamente como dinero, no sucede lo mismo con la plusvala: existe desde un principio como una parte del producto elaborado por el trabajador colectivo. En el trabajo colectivo siempre hay que incluir el trabajo del gestor o gestores de la empresa. Si el producto total se vende, donde incluimos el capital y la plusvala, el capital retorna a su forma originaria, mientras que la plusvala transforma su forma de existencia originaria: de existir en forma de producto del trabajo pasa a existir en forma de dinero, de manera que en cuanto a la forma no se diferencia del modo originario de existencia del capital. Este concepto, el referido a la forma de existencia originario de la plusvala y su reconversin en dinero, constituye un concepto principal en la elaboracin del captulo referido.

Trabajo propio y trabajo ajeno

Este razonamiento puede llevar por ttulo una parte de lo expresado por Marx en la seccin primera del captulo referido: Conversin de las leyes de propiedad de la produccin de mercancas en leyes de la apropiacin capitalista. En esta seccin Marx nos habla de un hilandero que ha desembolsado un capital de 10.000 libras esterlinas, donde 4/5 partes se han invertido en capital constante y 1/5 se ha invertido en salarios. Marx dice que el capital originario se form mediante el desembolso de 10.000 libras esterlinas. Y se pregunta: De dnde las sac su poseedor? Y responde, siguiendo el decir de los economistas polticos: De su trabajo y el de sus antepasados. Y aade Marx que esta hiptesis es la nica que concuerda con las leyes de la produccin de mercancas. Dicho de otra forma: debemos aceptar que el dinero que lleva el hilandero al mercado como capital se basa en el trabajo propio.

Supone Marx que la cuota de ganancia que obtiene el hilandero es del 20 por ciento, esto es, obtiene una plusvala de 2000 euros. Ahora nos advierte que sabemos de dnde proviene esta plusvala: est constituida enteramente por trabajo ajeno no retribuido. Si los 2000 euros los vuelve a invertir como capital y en la misma proporcin, esto es, 4/5 partes en capital constante y 1/5 partes en capital variable, entonces es la clase obrera quien con el plustrabajo de este ao crea el capital que al ao siguiente crear trabajo complementario. Marx define este hecho, crear al ao siguiente puestos de trabajo con el plustrabajo producido este ao, producir capital con capital. Este concepto, producir capital con capital, es igualmente un concepto principal en el captulo referido.

Mera apariencia o forma pura

El intercambio de mercancas, de acuerdo con sus propias leyes, se presenta como un intercambio de equivalentes. Y segn nos advierte Marx: la transformacin originaria de una suma de valor en capital se realiza en completa conformidad con las leyes del intercambio. Pero desde que la plusvala se convierte en capital, las cosas cambian. Marx nos advierte que cuando la plusvala se emplea como capital solo se intercambia en apariencia. Por qu? En primer lugar, la misma parte intercambiada por fuerza de trabajo no es ms que una parte del trabajo ajeno apropiado (por el capitalista) sin equivalente, en segundo lugar, su productor, el obrero, no solo tiene que reponerla, sino que tiene que reponerla con un nuevo excedente.

Luego aade Marx: La relacin de intercambio entre capitalista y obrero deviene, pues, una mera apariencia inherente al proceso de intercambio, pura forma, ajena de por s al contenido, y que tan solo lo mistifica. En la forma de intercambio se produce el intercambio entre dinero, en manos del capitalista, y fuerza de trabajo, en manos del obrero. Pero con la plusvala capitalizada sucede que el dinero que entrega el capitalista al obrero es trabajo de la clase obrera. Luego es intercambio solo por la forma, por el contenido no hay tal intercambio. De ah que Marx catalogue a este intercambio mera apariencia. Tambin afirma que la forma del intercambio es ajena al contenido del intercambio. De ah que la llame pura forma. Y cuando se produce que la forma del intercambio es ajena de por s al contenido, la forma mistifica o falsea el contenido. Por ltimo, Marx aade: la constante compra y venta de la fuerza de trabajo es la forma. El contenido estriba en que el capitalista vuelve a cambiar siempre una parte del trabajo ajeno ya objetivado, del que se apropia incesantemente sin equivalente, por una cantidad cada vez mayor de trabajo ajeno vivo. El contenido conceptual principal de este apartado es el siguiente: en el intercambio de mercancas se intercambia trabajo propio por trabajo ajeno, mientras que en el intercambio de la plusvala capitalizada se intercambia trabajo ajeno por trabajo ajeno. Mientras que el concepto de mistificacin es un concepto secundario atributivo sin elaboracin. Y con respecto al concepto de mera apariencia tambin es un concepto secundario, cuya definicin consistira en lo siguiente: llamaremos mera apariencia de intercambio cuando la forma de intercambio no se corresponde con el contenido del intercambio. Y no hay ms. Es un concepto con una mnima o escasa elaboracin. No es un concepto plenamente desarrollado, como sucede con todos los conceptos fundamentales y principales de El Capital. Quien pretenda convertir dos conceptos secundarios como son el de mera apariencia y mistificacin, uno con mnima elaboracin y el otro carente de elaboracin, en conceptos principales de este concreto terico titulado Conversin de la plusvala en capital, sencillamente falta a la verdad o especula. Y si lo extiende a todo El Capital, ms grave sera an su falta a la verdad y su discurrir especulativo.


Blog del autor: https://fcoumpierrezblogspotcom.blogspot.com/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter