Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-03-2019

El discurso inflamado de Bolsonaro tiene que ver con la masacre de Suzano

Mariana Serafini
Carta Maior


En la vspera de que se cumpliera un ao del asesinato de la concejala carioca Marielle Franco (PSOL) y su chofer Anderson Gomes, Brasil fue golpeado por un brutal atentado contra la Escuela Estadual Professor Raul Brasil, en la ciudad de Suzano, regin metropolitana de So Paulo. Dos jvenes Guilherme Taucci Monteiro, de 17 aos, y Luiz Henrique de Castro, de 25 invadieron el colegio armados y empezaron a disparar contra alumnos y funcionarios. El saldo de la tragedia es diez muertes, incluyendo los dos autores que se suicidaron, adems de nueve personas heridas.

No tard mucho tiempo para que la prensa y los expertos en la materia comparasen el episodio a otros atentados similares, como los que ocurren con cierta frecuencia en los Estados Unidos, empezando por el conocido caso sucedido en una escuela de Columbine, en el ao 1999, donde tambin hubo dos estudiantes que invadieron una escuela y mataron a 15 personas. En el pas norte-americano, donde el acceso a las armas es bastante facilitado, las cifras apuntan a un promedio de diez ataques como este todos los aos.

Pero en Brasil, pese a que tambin es un pas violento y con ndices altos de homicidios, por armas de fuego, este tipo de accin no es frecuente. El atentado en Suzano abre un nuevo captulo con respecto a la violencia enfrentada por el pas. Este es el mayor caso de este tipo ya registrado en So Paulo, y uno de los mayores de la historia reciente.

Por supuesto que no se puede atribuir al presidente de la Repblica la responsabilidad directa por esa masacre. Sin embargo, tampoco se puede negar que su discurso beligerante legitima la barbarie. Jair Bolsonaro fue elegido gracias a sus frases polmicas, sin presentar una propuesta real para solucionar la crisis de Seguridad Pblica que el pas enfrenta. Una de sus primeras acciones como presidente fue usar un bolgrafo corriente marca Bic (conocido como uno de los ms baratos que hay en Brasil) para firmar el decreto que hace ms fcil la posesin de armas de fuego por cualquier ciudadano. Antes de eso, el mandatario se hizo famoso por sus declaraciones inflamadas contra opositores y minoras. Quizs por este comportamiento, sea difcil para el jefe de Estado se pronunciar sobre el caso de Suzano llev seis horas para emitir un pequeo comunicado sobre lo sucedido.

Segn Bolsonaro, facilitar el acceso a las armas es una forma de ofrecer a las personas el derecho a defenderse. Tras la masacre en la escuela de Suzano, el senador de su partido (PSL) por el Estado de So Paulo, Mayor Olmpio, afirm que si hubiera un ciudadano con un arma regular dentro de la escuela, profesor, sirviente, un polica aposentado, l podra haber minimizado el tamao de la tragedia. Es como si el Estado brasileo traspasara al ciudadano comn la responsabilidad por la Seguridad Pblica. La figura del profesor ha sido blanco de constante hostigamiento por parte de este gobierno. Los maestros son tratados abiertamente como enemigos y responsables de un supuesto adoctrinamiento marxista en las clases, y ahora tambin se ven obligados a convertirse en soldados armados a la espera de la prxima masacre.

Un profesor de la enseanza media en So Paulo recibe un sueldo que va de los 2,5 mil a los 3 mil reales, si es que cumple la carga horaria semanal ms extendida. Un arma como la utilizada por los jvenes en Suzano (revlveres de calibre 38) no cuesta menos de 3,5 mil reales en las tiendas especializadas.

No faltan estudios que demuestran como el aumento de la circulacin de armas de fuego resulta en un aumento de los ndices de violencia. Asimismo, el senador ms votado de So Paulo defiende la ampliacin del uso de armas, como si la solucin para la crisis de Seguridad Pblica fuera una sociedad armada hasta los dientes, lista para atacar unos a los otros a cada desconfianza.

En entrevista al medio digital Nexo, el psicoanalista y profesor del Instituto de Psicologa de la Universidad de So Paulo (USP), Christian Dunker, analiza el caso de Suzano y afirma que con ello se inaugur una nueva forma de violencia en el pas. La violencia del cotidiano va de las ofensas verbales a la represin policial, pasando por las agresiones a las mujeres y minoras. Sin embargo, la tragedia en esta escuela presenta otro tipo de violencia brutal contra una institucin simblica: el lugar donde se estudia, donde se dialoga, donde se aprende. Tenemos entonces una violencia que se ampara en un discurso disponible en la cultura actual, un discurso que legitima la violencia y que recientemente se mostr vencedor en la sociedad brasilea: las armas son la cura para todos los males, son la fuerza mayor capaz de dar fin a los conflictos. Este es el factor que altera la ecuacin, explica.

Un troll en la Presidencia

Troll es una expresin usada en internet para referirse a una persona responsable por desestabilizar foros y discusiones online. Un troll es el usuario que provoca y no acepta provocaciones. Con frases de impacto, comentarios impertinentes e irona superficial, busca desestabilizar otros usuarios, muchas veces sin siquiera entender del tema que se est debatiendo.

El problema es que este comportamiento parece no estar limitado solamente a los foros online. Cuando menos se esperaba, el presidente de la Repblica pas a usar su cuenta en Twitter, la red social donde es ms activo, para comentar algunos temas polmicos con el nico objetivo de jugar ms bencina al fuego. Tambin es comn verlo usar frases prefabricadas o comentarios provocativos en discursos oficiales o reuniones. Es como si los brasileos hubiesen elegido a un troll para presidente, porque adems de todo eso, l no acepta ser cuestionado nunca, sobre ningn tema. Cuando alguien lo hace, es rpidamente apuntado como enemigo pblico.

Durante su ascenso, Bolsonaro atac de forma violenta a sus opositores: no te voy a violar porque no mereces tanto, dijo a la entonces colega parlamentar Maria do Rosrio (PT), durante una discusin en el Congreso, en 2014; en otras declaraciones, amenaz con ametrallar a los `petralhas (como suele decirse peyorativamente a los militantes del PT) y ms de una vez us de sus expresiones ms violentas para intimidar a sus adversarios polticos. El mandatario tambin suele tratar de deslegitimar a la prensa siempre que es blanco de crticas, o cuando discrepa de una lnea editorial, acusando el vehculo en cuestin de ser un propagador de fake news. Durante la votacin para el impeachment de la ex-presidenta Dilma Rousseff, Bolsonaro hizo un homenaje al coronel Carlos Alberto Brilhante Ustra, el primer militar brasileo reconocido oficialmente por la Justicia como torturador durante la dictadura militar (1964-1985). En la ocasin, y de forma sdica, dedic su voto a quien l calific como el terror de Dilma.

Los relatos del comportamiento violento de Bolsonaro podran seguir y ocupar diversos prrafos ms de este reportaje, pero mejor destacas algunos de los casos ms emblemticos para mostrar como este discurso inflamado no solo carece de una reprimenda ms contundente por parte de la Justicia brasilea, sino que ha sido determinante para llevar al ex-capitn en retiro a ocupar el cargo ms importante del pas. Es o triunfo de la barbarie. Si el presidente acta de esa forma, cules son los lmites para sus admiradores?

Durante la campaa presidencial, ocurrieron muchos actos de violencia cometidos por los apoyadores del capitn. Personas que golpearon, agredieron verbalmente y hasta mataron otras por pensar diferente, y tratando de legitimar estas acciones con el discurso inflamado del entonces candidato.

Ese discurso venci y los paradigmas de violencia cambiaron. Los dos jvenes que invadieron la escuela en Suzano frecuentaban foros en internet dedicados a la incitacin violenta contra minoras. Uno de ellos, llamado Dogolochan, es administrado por Marcello Alves Silveira de Mello, el primer condenado en Brasil por crmenes de odio en internet. El espacio se dedica exaltar ideologas extremistas e incentiva ataques contra LGBTs, negros y comunistas.

El ms joven de los asesinos, Guilherme, era admirador de Bolsonaro e interactuaba con pginas dedicadas al presidente en internet, en las que principal enfoque era promover el estilo de comportamiento violento. Adems, tambin era frecuentador asiduo de otras pginas de extrema derecha. Como muchos adolescentes de su edad, era fan de series y videojuegos, y segn su familia, tena un comportamiento muy normal, que nunca hizo levantar sospechas de que podra cometer un crimen como este.

Para Dunker, la masacre en la escuela tuvo tambin una caracterstica de espectculo, otro elemento nuevo para los padrones de violencia registrada hasta hoy en el pas. Al usar un arma medieval, una especie de lanzador de flechas, los dos asesinos convirtieron su ataque en una performance macabra. La psicloga Vera Iaconelli, entrevistada por el diario Folha de So Paulo, explica que este culto a las armas y la actuacin teatral de los jvenes en un ambiente escolar puede ser considerada una forma de llamar la atencin, de construir un relato buscando salir del anonimato y entrar a la historia.

No se puede relacionar directamente a Jair Bolsonaro a este crimen. Sin embargo, es evidente que la victoria electoral de su discurso de odio estimula a los annimos que se sienten identificados por el comportamiento explosivo del presidente.

Auspiciado por el mercado de armas

No es secreto para nadie la pasin del presidente por las armas de fuego. Eso no sera un problema si su hobby no causara impacto directo en este mercado. Luego de que Bolsonaro pasara a liderar la carrera presidencial el ao pasado, las acciones de la empresa Taurus, una de las ms grandes fabricantes de armas y municiones de Brasil, percibieron un aumento gigantesco en su valor de mercado, ms que el doble de lo que tenan antes. Solo entre agosto y septiembre de 2018, la bolsa de So Paulo (Bovespa) registr un alza de 140%, quedando detrs solamente de las acciones de Banco do Brasil.

Durante su campaa, Bolsonaro visit el espacio de la empresa en una feria de armas, y prometi que si llegara a la presidencia todo ciudadano pasara a tener el derecho de comprar una pistola o revlver de la marca. En la misma ocasin, dijo que si lleg hasta all (en el Palacio del Planalto), el ciudadano de bien va a tener esto aqu en casa, y mostr una pistola, para luego agregar el productor rural va tener eso aqu tambin, y tom un fusil. Nadie puede decir que no es un hombre de palabra, ya que firm el decreto que facilita la posesin de armas de fuego en los primeros 15 das de su gobierno.

Taurus es la empresa que ms invirti dinero en la campaa de los parlamentarios miembros de la llamada bancada de la bala, cuyo objetivo es cambiar el cdigo penal y facilitar el acceso a las armas en el pas. En 2014, la empresa fue responsable por la donacin de 870 mil reales de los 2 millones entregados por toda la industria de arma durante los comicios. En la legislatura anterior, esa bancada era compuesta por 35 deputados activos, y ahora pas a tener 50.

Es evidente que la donacin no es por buena onda, sino que se trata de una inversin. Con las facilidades de acceso a las armas, el crecimiento de este ramo avanza a pasos largos. La bancada sigue firme en sus trabajos para ampliar an ms las facilidades para quienes quieran tener un revlver, pistola o fusil en su casa o establecimiento comercial. Cabe destacar que el decreto firmado el 15 de enero tambin considera a los autos usados para transporte de pasajeros, como taxis y uber como comercios autorizados a poseer armas.

El gobierno de Bolsonaro recin arranc e ya tiene como marca registrada la incitacin a la violencia. A cada nuevo episodio conocido y difundido exhaustivamente por la prensa, el presidente y sus hijos vienen a pblico aprovechar la oportunidad para decir que si todo ciudadano tuviera un arma, las cosas seran distintas. Aunque s seran distintas, con consecuencias an ms nefastas que las ya producidas por este culto a las armas, que estn bastante claras para cualquier persona dispuesta a ver ms all del blanco de un fusil.

Fuente: https://www.cartamaior.com.br/?/Editoria/Politica/El-discurso-inflamado-de-Bolsonaro-tiene-que-ver-con-la-masacre-de-Suzano/4/43593


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter