Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-03-2019

Vigilancia masiva
EE.UU. utiliz una base de datos de matrculas de vehculos para rastrear a inmigrantes en situacin irregular

Sam Levin
The Guardian / El diario

Documentos prueban que agentes de inmigracin tuvieron acceso a bases de datos con informacin de matrculas de coches, recopilada por decenas de gobiernos locales, para el arresto y la deportacin de personas en situacin irregular. "Es una tecnologa de vigilancia masiva que es realmente una forma de abuso", afirma Vasudha Talla, integrante de la ACLU, que ha obtenido los documentos.


La inmigracin no conduce a ms delincuencia en EE.UU., segn un estudio

Imagen de archivo de una protesta en EEUU. EFE.

Ms de 80 organismos de seguridad de Estados Unidos han aceptado compartir con el Servicio de Aduanas y Migracin (ICE, por sus siglas en ingls) informacin sobre matrculas de vehculos para apoyar las tareas de arresto y deportacin de migrantes en situacin irregular, segn los documentos internos a los que ha tenido acceso la Unin Americana por las Libertades Civiles (ACLU).

Los documentos obtenidos por la ACLU demuestran que el ICE tuvo acceso a bases de datos con informacin de matrculas de coches recopilada por decenas de distritos en todo EEUU, y estos datos ayudaron al ICE a rastrear a las personas en tiempo real. Correos electrnicos revelan que la Polica tambin aport de forma informal datos sobre los conductores a los agentes de inmigracin, brindando detalles que, segn la ACLU, pueden violar las leyes locales y las propias normativas de privacidad del ICE.

Los archivos, que la organizacin obtuvo gracias a una peticin de documentos pblicos, han hecho saltar las alarmas sobre la forma en que el ICE sigue el rastro a inmigrantes y la forma en que las fuerzas policiales locales ayudan al Gobierno de Donald Trump en su poltica de deportaciones.

"Es una invasin de la privacidad enorme", dice a The Guardian Vasudha Talla, abogada y integrante de la ACLU. "El rastreo y los datos de la ubicacin de una persona aportan datos ntimos sobre su vida. Se puede saber lo que alguien hace minuto a minuto".

Los documentos, a los que tuvo acceso The Guardian, muestran que:

  • Como apoyo a sus "operaciones de seguridad y deportaciones" y a sus investigaciones, ICE firm un contrato de 5,3 millones de euros con la Thomson Reuters Corporation con el objetivo de tener acceso a una base de datos de lectura de matrculas de vehculos gestionada por Vigilant Solutions, una empresa privada de analtica de datos, con vigencia hasta septiembre de 2020.
  • El contrato implica que las empresas compartan con el ICE informacin sobre ubicacin de matrculas recogida con fines comerciales en las "50 reas metropolitanas ms pobladas de Estados Unidos". El ICE tambin podra aceptar datos adicionales recogidos por organismos de seguridad locales y estatales que ya estn utilizando el software de Vigilant.
  • El ICE anim a sus agentes a solicitar a las fuerzas de seguridad locales acceso a sus bases de datos, y el software de Vigilant poda facilitar esas solicitudes.
  • La base de datos ofreca "un mtodo y sistema extremadamente exitoso a la hora de ubicar y detener objetivos", afirm ICE en los documentos del contrato. Si la agencia no tena acceso a esa informacin "la tasa de arrestos poda reducirse hasta en un 20%".

El avance de la tecnologa de reconocimiento automtico de matrculas de vehculos, que permite que las cmaras tomen imgenes de las matrculas y las asocien a una ubicacin especfica, ha generado en los ltimos aos fuertes crticas de grupos de defensa de las libertades civiles.

Activistas en defensa de los derechos de los inmigrantes aseguran que el uso de estos datos por parte del ICE aumenta la capacidad de la agencia para vigilar y arrestar inmigrantes en situacin irregular.

Ms de 9.000 empleados con acceso a la base de datos

Un documento de Vigilant, titulado Informe sobre el acceso a datos de la agencia, contena la lista de unos 80 organismos de los que estaba recibiendo datos el ICE. La lista inclua algunas fuerzas policiales del estado de California, que aprob una ley local de "estado santuario" que prohbe a las policas locales colaborar con el ICE. Segn un correo electrnico, ms de 9.000 empleados del ICE tienen acceso a la base de datos.

Los documentos prueban que el ICE permiti a sus agentes de casos de inmigracin buscar en la base de datos archivos de hasta cinco aos de antigedad. Talla argumenta que esa ventana temporal abre la posibilidad de involucrar tambin a conocidos de la persona que est siendo investigada o a cualquiera que haya estado relacionado con esa matrcula de coche durante ese perodo de tiempo. "Es una tecnologa de vigilancia masiva que es realmente una forma de abuso", afirma Talla.

Las materiales de formacin para los agentes del ICE que se incluan en los documentos contena una gua paso a paso sobre cmo solicitar este tipo de datos a cualquier otro organismo de seguridad y tambin un mapa de las jurisdicciones de los organismos de seguridad que podan proporcionar informacin a la base de datos de Vigilant.

Peticiones informales

ACLU tambin descubri que el ICE haba solicitado informalmente ayuda de vigilancia a fuerzas policiales locales. Correos electrnicos prueban que un detective de la Polica del condado Orange, en California, realiz repetidas bsquedas en la base de datos en respuesta a solicitudes de un especialista en investigaciones criminales del ICE. Al parecer, los dos hombres han trabajado a menudo juntos a lo largo de varios aos. El empleado de ICE le daba al detective detalles sobre investigaciones de inmigracin (como por ejemplo, la pgina de Facebook de una persona investigada) y el detective le responda con la informacin de la matrcula del coche de esa persona.

En un correo electrnico, el detective le escribi al empleado del Ice "Te ayudo :)", junto con un informe. En otro intercambio de mensajes, despus de que el empleado del ICE se disculpara por pedirle ms informes, el detective le respondi: "Vamos, realmente no te molesta pedirme informes :)".

ACLU afirma que estos intercambios sugieren que el ICE no est siguiendo sus propias normativas de privacidad, que requieren un procedimiento ms formal para solicitar informacin y justificar el acceso de la agencia de inmigracin a datos especficos.

Despus de que ACLU hiciera pblicos los documentos el mircoles por la maana, The Guardian se puso en contacto con el ICE, Vigilant y Thomson Reuters para conocer su versin. Ya anteriormente Vigilant se haba negado a comentar su vnculo con el ICE y, en respuesta a crticas a su colaboracin con fuerzas de seguridad, ha dicho que ellas son las propietarias de las bases de datos de matrculas de vehculos y ellas deciden si las comparten.

El ICE tambin defendi su uso de informacin sobre matrculas de vehculos en investigaciones del ao pasado, afirmando que la agencia no tena una base de datos propia y que los contratistas deban cumplir "estrictos" requisitos de seguridad.

ACLU reclama a las ciudades que pongan fin a los contratos para la vigilancia de matrculas de vehculos, que no se comparta este tipo de datos con el ICE y que se aprueben normativas de privacidad proactivas que obliguen a supervisar a la Polica cuando adquiere este tipo de tecnologa de vigilancia.

Traducido por Luca Balducci.

Fuente: http://www.eldiario.es/desalambre/EEUU-matriculas-vehiculos-inmigrantes-situacion_0_878062779.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter