Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-03-2019

La creencia de Tom Friedman en una "patria ancestral" no es historia, sino un mito txico

Yossi Gurvitz
Mondoweiss

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Leyendo una reciente publicacin, comet el error crtico de hacer clic en el enlace a una columna de Thomas Friedman. No me ocupar del escrito largo y aburrido de Friedman contra Ilhan Omar -de paso, estoy en el equipo Ilhan- porque creo que Friedman tiene demasiada sangre en su teclado que lo compromete seriamente. Sin embargo, voy a hacer una excepcin. Friedman escribe:

No tengo doble lealtad. Siempre pongo a Amrica en primer lugar, pero quiero ver a Israel prosperar, al igual que muchos irlandeses, italianos, indios, estadounidenses y otros cuando piensan en su patria ancestral.

No s cmo decrtelo, Tom, pero Israel no es tu patria ancestral. Naciste en Minnesota en 1953. Tus padres tambin vivan en los Estados Unidos. De donde venan tus abuelos no era Israel, ya que no exista en ese momento.

A lo que te refieres, Tom, sin darte cuenta, es al mito de que los judos de hoy son todos descendientes de judos que alguna vez vivieron en Palestina y como tales tienen un derecho eterno a la tierra. Este es el mito fundador del sionismo y a menudo se hace pasar por historia. Vamos a hacerlo estallar, de acuerdo?

Vamos al ao 516 a.C. La fecha no es aleatoria: es la fecha aproximada en que el rey persa Ciro el Grande emiti la declaracin que permiti a los judos regresar a Judea y reconstruir Jerusaln. Necesitamos una instantnea del judasmo en 516 a.C. y continuaremos desde all.

El trmino "judo" es borroso en ese momento. Los historiadores se refieren a la gente de la poca como "judaica", que es una especie de proto-judos. Setenta aos antes, el rey de Babilonia Nabucodonosor arras Jerusaln y exili a la mayora de los trabajadores cualificados de Judea a Babilonia. Sin embargo, la mayora de la "gente comn" permaneci en Palestina.

Entonces haba una gran comunidad judaica en Babilonia y en el Imperio Persa; una comunidad judaica ms pequea pero significativa en Egipto, cerca de Yeb (donde dejaron registros impresionantes), que pronto tambin estara bajo el dominio persa, y una comunidad judaica en Judea, de la que no sabemos absolutamente nada.

No todos los judos babilonios estaban encantados con la declaracin de Ciro: Jerusaln siempre haba sido un infierno y en el 516 a.C.era literalmente un basurero deshabitado. La mayora de los judos decidieron adherirse a los dictados del profeta Jeremas (captulo 29):

Edificad casas y morad en ellas y plantad huertos y comed del fruto de ellos; casos y engendrad hijos e hijas; dad esposas a vuestros hijos y dad maridos a vuestras hijas para que tengan hijos e hijas; y multiplicaos all y no os disminuyis. Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice desterrar y rogad por ella a Jehov, porque en su paz tendris vosotros paz.

La columna de avanzada que sala de Babilonia hacia Jerusaln era relativamente pequea y sus lderes se quejaban sin cesar. Llegaron a Judea y lo primero que hicieron fue chocar con la comunidad judaica local, algo sorprendida. El lder de los colonizadores, Ezra el Escriba, era un "jehovasta", es decir, un seguidor estricto de Jehov, y la mayora de los judos tena algunas dudas sobre esta deidad. Nuevamente Jeremas (esta vez el captulo 44):

La palabra que nos has dicho en nombre de Jehov no la escucharemos de ti, sino que ciertamente pondremos por obra toda palabra que ha salido de nuestra propia boca, para quemar incienso a la reina del cielo y derramarle libaciones, como hemos hecho nosotros, nosotros y nuestros padres, nuestros reyes y nuestros jefes, en las ciudades de Jud y en las calles de Jerusaln; pues fuimos saciados de pan y estuvimos bien y no vimos mal alguno. Pero desde que dejamos de quemar incienso a la reina del cielo y de derramarle libaciones, nos falta de todo y por la espada y por el hambre somos consumidos.

Los jehovaistas pertenecan a un culto relativamente nuevo (esto es demasiado largo para entrar aqu, quizs en otro post) y sostuvieron una pelea cuesta arriba. Ezra exigi que la comunidad judaica local se divorciase y expulsase a todas las mujeres "extranjeras" que vivan en la comunidad, ya que tener una mujer extranjera era una afrenta a Jehov. No sabemos exactamente qu sucedientonces, ya que solo tenemos la versin de Ezra. Pero Ezra era un oficial del rey y su palabra era una especie de ley. Muchos en la comunidad judaica local se fueron enojados y pensando que estaba mal de la cabeza.

Poco despus, por razones desconocidas, la comunidad de Jerusaln colaps rpidamente. No s, tal vez expulsar a todas esas personas no fue una buena idea.

Algunos despus, ms o menos probablemente alrededor de 20, otro intento de construir Jerusaln, esta vez por Nehemas (otro oficial judo-persa), tuvo xito. En este momento se construy el Segundo Templo, segn todos los aspectos, un asunto poco impresionante. Nehemas se queja mucho de la interferencia de personas que podran ser las mismas expulsadas por Ezra, pero no podemos saberlo con certeza. Y luego la historia juda se deslizapor un agujero negro.

Tenemos poco conocimiento de lo que le sucede a la comunidad de Judea entre el 496 y 332 a.C., cuando aparece en escena Alejandro Magno. Sabemos que los sacerdotes se convirtieron en la casta gobernante y conocemos el caso de un sumo sacerdoteasesinado en el Templo, despus de lo cual su amigo, el pasha persa, entr en el Templo, sac el cadver y lo enterr de la forma adecuada. Segn el mito sacerdotal, los sacerdotes protestaron por la entrada del pasha en el templo, dijeron que era impuro. La respuesta furiosa del pasha fue: "Soy ms impuro que el cuerpo que yace en el templo?" Pero ni siquiera sabemos cundo sucedi eso. Herdoto, el padre de la historia, est en la regin en los aos 480 a.C., pero no menciona a los judos ni a Jerusaln. Supuestamente no eran lo bastante importantes.

Cuando Alejandro aparece en la escena alrededor del ao 330 a.C., y con l personas que realmente saban escribir historia, tenemos una imagen diferente de las comunidades judas. Hay una comunidad juda muy grande en Persia, Siria y Asia Menor, una vasta comunidad juda y y de gran importancia en Egipto yuna comunidad relativamente pequea en Judea, con Jerusaln como una ciudad menor.

Hay suficientes judos alrededor para que Alejandro les otorgue varios privilegios, que se mantendrn durante siglos y sern ratificados por los csares. Los judos estn exentos de trabajar el sbado, pagan 1/7 menos de impuestos, estn exentos de los deberes militares y hay buenas razones para creer que estaban exentos de todos los impuestos cada siete aos (shemitah). Nada mal.

Desafortunadamente, Judea se ubica entre Siria y Egipto, por lo que se convirti en la principal tierra de paso de los ejrcitos del Egipto ptolomaico y la Siria selucida. La regin cambia de manos varias veces. Luego viene la rebelin hasmonea.

El problema es extremadamente complicado, por lo que nos atendremos a los hechos polticos bsicos. Cuando las aguas se calman hay un gran reino hasmoneo, no amado por el pueblo judo y odiado por todos los dems. Este reino usa el colapso interior del Imperio selucida para morder trozos de Siria y lo que hoy es Jordania. Se extiende tan lejos, en un momento dado, que un problema importante de seguridad es el Imperio armenio. Luego, en el 63 a.C., Pompeyo viene para estabilizar el este, promueve una guerra civil hasmoneana al tomar Jerusaln y entrar al Lugar Santsimo y bsicamente unge a Herodes como rey.

En este momento el judasmo es un fenmeno que se debe tener en cuenta en todo el mundo conocido (oecumene es decir, el mundo conocido por los griegos y los romanos). Hay grandes comunidades en toda Asia Menor, los judos son un factor importante en Egipto (donde dirigen el ejrcito), hay grandes comunidades de judos en Grecia (donde eran desconocidos en la poca de Alejandro) y una comunidad grande y vibrante en la misma Roma. Esta ltima, indignada por el hecho de que Pompeyo hubiera profanado el Lugar Santsimo, dara un gran impulso financiero a Julio Csar en su guerra civil con Pompeyo. Y una vez que Csar gana, otorgar privilegios a las comunidades religiosas judas. Los historiadores estiman que en este punto, o cerca de l (4 a.C., el supuesto nacimiento de Jess, se usa comnmente como punto de referencia), uno de cada diez residentes del mundo romano es un judo.

De nuevo el 10 % de los residentes del Imperio Romano eran judos alrededor del 4 a.C . Eso est muy lejos dela visita de Herdoto a Palestina y las comunidades son mucho ms fuertes de lo que eran en la poca de Alejandro.

Qu pas? La historia juda es obstinadamente silenciosa en este punto (o para el caso casi en cualquier otro punto), pero toda la evidencia (particularmente la arqueolgica) apunta a una campaa masiva de conversin al judasmo, que dur siglos. Al igual que el protestantismo mucho ms tarde, el judasmo tena mucho que ofrecer a una clase media en crecimiento: seriedad, piedad, estabilidad, honestidad y una red de centros judos en todas partes. Presumiblemente la reduccin de 1/7 en los impuestos y la exencin del servicio militar tambin ayudaron.

De hecho los judos estn en todas partes, pero menos en Palestina. Y hacen que la casta sacerdotal se vuelva obsoleta incluso antes de que se destruya el Segundo Templo. Jerusaln est lejos y es horrible. Cada comunidad construye su propia sinagoga y -la evidencia es incompleta- es probable que tenga un rabino hacia el 2 siglo a.C. Un rabino, no un sacerdote. Tcnicamente, cada judo tiene que llegar al Templo al menos en la Pascua y el sacrificio; esto es demasiado difcil de manejar, entonces lo que sucede es que cada comunidad enva un representante con dinero, que luego compra ganado en nombre de toda la comunidad en Jerusaln donde luego se sacrifica. Estamos hablando de grandes cantidades de dinero, movindonos por todo el mundo conocido, y tanto los reyes helensticos como los csares se aseguran de que no se entrometan con ellos.

Para resumir, alrededor del 4 a.C., el 10% del Imperio es judo. Y hay muchos judos en el imperio rival, el de los partos. La gran mayora de esos judos no nacieron ni vivieron en Palestina. Adelante.

El Gobierno romano regula aAl Qaeda (la faccin bsica) de los judos de Judea, ellos preferan el nombre de zelotes, la forma incorrecta. Hay constantes rebeliones. La respuesta de Jess a la pregunta de si est permitido usar monedas con la cara del Csar, "dar al Csar lo que es del Csar", puede ser una leyenda, pero la pregunta era real. Despus de todo, los csares fomentaban la adoracin de s mismos, lo que haca que las monedas fueran artculos de avoda zar, adoracin de dolos. Los fanticos reclamaron que el control de Jerusaln por los gobernantes paganos era ofensivo para Dios.

Cuntas personas los apoyaron y cuntos se opusieron? Excelente pregunta para la que no tenemos una buena respuesta. Obviamente la lite se opuso a los zelotes y a la idea de la guerra con Roma.

Por otra parte la lite del mundo romano fue, en todas partes, colaboracionista. As es como lleg a ser la elite. Y sabemos que hubo odio real entre la gente comn y las elites, sacerdotes y rabinos.

Sea como sea, en el ao 70 d.C. los ejrcitos romanos incendiaron el Templo. Si eso fue ofensivo para Dios, no dej comentarios. A partir de ese momento, el judasmo no tuvo un centro. Sin embargo, no hubo exilio.

Lo repito: no hubo exilio.

Para empezar, los romanos no tenan infraestructura para un exilio masivo. Ciertamente, la guerra 66-70 caus un derramamiento de sangre masivo entre los judos de Judea. No tenemos idea de los nmeros, pero debieron de ser bastantes. Y los romanos vendieron a la esclavitud a decenas de miles, tantos esclavos, de hecho, que los precios de ellos cayeron en todo el imperio.

Pero la judera de Judea continu existiendo. 70 aos despus habra suficientes judos enojados all para otra rebelin, La debacle de Bar Kochva. La leyenda dice que cuando cay la ltima ciudad rebelde, Betar, los romanos estaban hasta las rodillas de sangre. La guerra fue ciertamente mala para los romanos, hicieron un gran esfuerzo para borrarla de los registros.

Pero esa vez tampoco hubo exilio. Y 70 aos despus, la comunidad juda en Judea estaba en su mejor florecimiento: la elite colaboracionista escribira la Mishn, haba una riqueza desconocida y nuevas sinagogas en todas partes.

Despus de lo cual se llega al calamitososiglo III y el imperio comienza a derrumbarse. A finales del siglo IV la mayora de los judos del imperio desapareceran. Slo hay registrado un pogromo. Podemos asumir con seguridad que hicieron lo mismo que muchos paganos: se convirtieron al cristianismo cuando los emperadores se convirtieron, ya que permanecer no cristiano se volvi demasiado oneroso. (Dejaremos el desconcertante episodio de Juliano el apstata y el tercer templo para otra ocasin).

Luego los rabinos y el Talmud ocultan todo. Surgen con el mito de que "debido a nuestros pecados, hemos sido exiliados de nuestra tierra y alejados de nuestra patria". Sin duda, es una lnea mejor que "mira, tratamos de trabajar con los romanos y lo jodimos todo", pero esto no tiene nada que ver con el hecho histrico. Es un mito, pero uno que se repite sin cesar en la oracin yque permita a las personas que a menudo eran despreciadas, y a veces perseguidas,creer en la redencin: Regresa a nosotros, Seor, a nuestros jueces de antes y a los consejeros de antao, quita de nosotros la tristeza y todos los lamentos y reina solo sobre nosotros, oh Dios, en gracia y misericordia, y encuntranos en nuestro juicio. Bendito seas, Dios, un rey que ama la justicia y la ley".

Y este es el mito que permite a Tom Friedman creer de alguna manera que Israel es su "patria ancestral" y el mito bajo cuyos hechizos los nios judos de 18 aos matan a los palestinos de 14 aos.

El mito de que hay una patria juda, cuando nunca la hubo. La desesperada splica de un pueblo oprimido, transformado por el sionismo en un mito txico.

El mito no es historia y no transmite ningn derecho. Antes de luchar contra el mito necesitamos saber que es un mito. Conocers la verdad y te enfermar.

Yossi Gurvitz es periodista y bloguero y ha cubierto ampliamente la ocupacin.

Fuente: https://mondoweiss.net/2019/03/friedmans-ancestral-homeland/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin.org como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter