Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-03-2019

Mujeres afrodescendientes piden visibilidad de desigualdades raciales

IPS

Apoyarse en instituciones y artistas son algunas de estrategias para la accin


Dejar a un lado el dolor y las lamentaciones y, en su lugar, visibilizar brechas, tejer alianzas, buscar financiamientos para empoderamientos econmicos y hacer proyectos concretos por el cambio, acordaron en sesin por el 8 de marzo integrantes de la Red de Mujeres Afrodescendientes y sus invitados. En homenaje a la primera mujer cubana que dirigi un largometraje de ficcin, Sara Gmez (1942-1974) , y con sede en la Casa del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano, en La Habana, el encuentro reuni a activistas por la equidad racial e integrantes de experiencias diversas relacionadas con esta temtica.

Como prembulo de un encuentro propositivo e inspirador, la proyeccin del documental Guanabacoa, crnica de mi familia, de Gmez propici el anlisis de la actual situacin de grupos de personas que sufren desigualdades asociadas al color de la piel, que no han podido ser borradas con polticas sociales universales.

La activista e investigadora Gisela Arandia, de la Red de Mujeres Afrodescendientes, se refiri a su participacin como invitada en la comisin Igualdad de la Mujer: papel de la sociedad y las familias del Congreso de la Federacin de Mujeres Cubanas (FMC), que concluye este viernes, para hablar de estas problemticas.

El avance de la Revolucin es para m el avance de la mujer cubana, dijo Arandia en la cita de la FMC, a la vez que recalc que no se puede dejar de aguzar el ojo crtico e intencionar la mirada hacia las desigualdades sociales, raciales, de gnero, que an persisten, porque son realidades que la Revolucin con certeza puede transformar.

Aprovechar el momento

Mayra Espina, estudiosa del tema de las inequidades sociales, consider que Cuba vive un momento de construccin de una nueva relacin entre el Estado y la sociedad, entre la esfera poltica y la sociedad civil y que la Constitucin -ratificada el 24 de febrero en referendo- canaliza una estrategia de cambio desde el punto de vista jurdico-normativo.

A su juicio, la constitucin consagra la autonoma y autoridad de los municipios, concepto que se consolida con el reconocimiento de derechos de diversidad, que es a la vez el reconocimiento de problemas y brechas de equidad en gnero, orientacin sexual, religin y raza, entre otros-, y la participacin.

Esos cambios, opin, dan la cobertura institucional y jurdica para la modernizacin de la poltica social y de la manera en que se acta sobre las brechas de equidad.

Tenemos una oportunidad para polticas de superacin de condiciones de partida. Eso supondra mnimamente mejorar nuestro diagnstico, aunque hay un consenso en que hay desigualdad y pobreza vinculada a la racialidad, los datos estn viejos y la mayora no son pblicos, dijo.

Para Espina, participar significa estar enterado y estos tienen que ser datos pblicos de autocrtica reflexiva de nuestra sociedad.

A su vez, consider imprescindible un observatorio relativamente autnomo e investido de autoridad para colocar informacin propositiva, as como una institucionalidad transversal, una secretara de equidad, cuyo objeto sera coordinar polticas sectoriales, uniendo presupuestos, buscando soluciones, sin desmantelar polticas universales.

La estudiosa indic que polticas potentes que han logrado una movilidad social para casi todos los grupos sociales, han tenido un punto ciego: las condiciones de partida, lo que hace que continen reproducindose las desigualdades vinculadas a la racialidad.

A su vez, opin que debe imponerse una manera de distribuir recursos que sin lacerar el derechos de todos y nuestro enfoque de universalidad, haga una restauracin de la deuda histrica que nuestra sociedad ha contrado con los ms dismiles grupos sociales y eso lo podemos hacer entre todos.

Por otra parte, dijo, si esta constitucin que ahora nos est amparando no recibe nuestro apoyo ms radical, que es aprovechar la plataforma de participacin que nos est dando, vamos a avanzar poco, no se har carne y verbo.

Manos a la obra

Para eliminar las brechas y vulnerabilidades relacionadas con la condicin racial, destac Arandia, es preciso junto al anlisis, tener la capacidad de soar y moverse a nuevos espacios y hendijas que comienzan a abrirse.

A su vez, Georgina Arozarena, consider necesario prepararse para visibilizar esta temtica y buscar alianzas a nivel local, lo que implica tambin preparar a delegados de base (concejales) y otras autoridades locales y municipales para que entiendan de qu se est hablando.

Tenemos que salir de la etapa de catarsis, comenzar a hacer proyectos que permitan transformar esas miradas, insisti Deyni Terry.

Al respecto, Geydis Fundora, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), expuso algunas opciones para buscar la autonoma econmica de las mujeres afrodescendientes: cursos a travs de la Federacin Democrtica Internacional de Mujeres (FDIM), fondos del pas para iniciativas municipales de desarrollo local y concursos de iniciativas comunitarias, entre otras.

Por su parte, Rosaida Ochoa, del sector de salud pblica, apoy la idea de capacitar y sensibilizar a las autoridades locales de manera que comprendan las desigualdades que existen y puedan apoyar las propuestas y proyectos.

A su vez, consider que a la red le corresponde tambin insertarse en una suerte de segunda alfabetizacin sobre la constitucin con la poblacin negra para que conozcan sus derechos y deberes y empoderarlos.

Como parte del intercambio y a modo de sugerencia ante las dificultades planteadas para la formulacin de proyectos, Espina consider que la asesora podra formar parte de las acciones de la Red de Mujeres Afrodescendientes para impulsar las diferentes experiencias.

Arandia anunci que dentro de la labor de la red, proyectan organizar un coloquio que pueda servir de espacio para continuar dando visibilidad a la problemtica racial y la necesidad de trabajar por eliminar las brechas y desigualdades.

Congreso de mujeres cubanas    

La clausura del X Congreso de la FMC coincide con el Da Internacional de la mujer, que se celebra cada 8 de marzo.

Entre los asuntos debatidos en la cita figuran el concepto de igualdad, el empoderamiento femenino, la nueva constitucin como continuidad del proyecto de justicia social de la nacin caribea, las familias, los estereotipos y la necesidad de una cultura jurdica con perspectiva de gnero.

Anays Montequn, de la Oficina Nacional de Estadsticas e Informacin, dio a conocer algunas estadsticas de desventajas de las mujeres:

Semanalmente, la mujer trabaja 14 horas ms que el hombre, dedicadas a las tareas del hogar y al cuidado.

Por cada hombre que tiene que abandonar su puesto de trabajo para dedicarse al cuidado lo hacen siete mujeres.

Las mujeres viven ms, pero con peor calidad de vida, segn las investigaciones.

Fuente: http://www.ipscuba.net/sociedad/mujeres-afrodescendientes-piden-visibilidad-de-desigualdades-raciales/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter