Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-03-2019

Costa Rica
El Gobierno de unidad nacional se ha manchado de sangre

Alex Garca Cruz
Rebelin


Conoc personalmente a Sergio Rojas Ortiz, cuando trabaj como asesor de la Fraccin del Frente Amplio entre el 2014 y el 2018, me correspondi atenderle y facilitarle reuniones con varios de los diputados de la Fraccin, tuve la oportunidad de conversar con el en varias ocasiones y pude apreciar su talante y capacidad de lder, un ser humano inteligente, sagaz, firme en sus principios y conocedor del acervo cultural de su pueblo, dueo de una extraordinaria capacidad para leer la coyuntura de sus luchas y disear la estrategia ms adecuada para avanzar en sus propsitos.

Su asesinato me ha conmocionado profundamente y quiero compartir con ustedes stas reflexiones sobre este crimen poltico, cometido en el pas ms felz de Amrica, el pas de la revolucin de las crayolas, del gobierno de unidad nacional y del Bicentenario de nuestra independencia, el gobierno que en 10 meses ha permitido que el pas haya retrocedido aos en su estructura socio econmica aumentando la desigualdad social.

La noche del lunes 18 de marzo del 2019, a las 9:19 pm, nuestro pas entr en la macabra lista de Estados cuyos gobiernos no protegen la vida de los defensores de derechos humanos, no protegen la vida de los luchadores sociales y toleran su asesinato.

Sergio Rojas Ortiz, fue un defensor de los derechos humanos, un luchador social, un lder indgena que dirigi la justa lucha para recuperar las tierras que por Ley y por derecho histrico les pertenecen a los pueblos originarios, su capacidad y liderazgo le permiti hacer sentir la voz de su pueblo ante los rganos de gobierno y junto a otros lderes lograron que se iniciara la discusin oficial sobre el derecho de su pueblo a recuperar sus tierras

El Estado costarricense, a travs de los aos, y por medio de los diferentes gobiernos, han entregado estas tierras de manera irresponsable a sus allegados partidarios, como parte del botn de la poltica clientelar desarrollada por el bipartidismo durante dcadas.

Esta irresponsabilidad ha generado un conflicto legal que el Estado costarricense se ha negado a resolver, pese a haber asumido compromisos internacionales para devolver estas tierras a los pueblos originarios.

La lucha por la recuperacin de tierras de parte de los pueblos indgenas en la zona de Salitre, es una lucha que ha encontrado a lo largo de los ltimos 40 aos, la resistencia violenta y criminal de los finqueros no indgenas, que recurren a la quema de las viviendas y sembrados de las familias indgenas, llegando en varias ocasiones al secuestro y la tortura, hace escasos 4 aos durante un recrudecimiento del conflicto, varios integrantes de la poblacin Bribri fueron heridos de bala, torturados con alambre de pas, e incluso uno de ellos fue quemado con un hierro incandescente, todos estos atropellos fueron denunciados ante la fiscala y la prensa nacional reseo varios de estos hechos..

Las autoridades policiales y judiciales de la zona han tolerado abiertamente las acciones violentas de los finqueros no indgenas que han ocupado las tierras que les pertenecen a los pueblos originarios. Tanto el Ministerio de Seguridad, como el Ministerio Pblico (Fiscala) responden con lentitud e indiferencia ante las quejas y denuncias de los pobladores indgenas.

Los mltiples atropellos que durante dcadas se comenten contra los pueblos indgenas en la zona de Salitre provocaron que el 22 de marzo del 2012 se presentara una denuncia ante la CIDH para exigirle al gobierno costarricense garantizar la vida y la seguridad de los pobladores indgenas.

La actitud de las autoridades del Estado costarricense en la zona de Salitre durante aos ha sido y es en la actualidad, una actitud discriminatoria y racista, y un hecho que refleja sta actitud, es el despliegue desproporcionado de la fuerza policial el 06 de noviembre del 2014, a slo 6 meses del gobierno encabezado por el progre Luis Guillermo Sols, el entonces Ministro de Seguridad, Celso Gamboa, orden un operativo para que 40 patrullas y 150 policas ingresaran al territorio de Salitre a detener al lder indgena Sergio Rojas sobre el que haba una denuncia por supuesta malversacin de fondos, una vez apresado, el poder judicial por medio del juzgado de la zona, dict 6 meses de prisin preventiva, al final de las cuales se le liber con medidas cautelares que le impedan desarrollar su trabajo como dirigente de la lucha de su pueblo.

El Gobierno costarricense recibi el 30 de abril del 2015 la resolucin de la CIDH, en la que se le exiga tomar medidas para garantizar la vida y la seguridad de los indgenas de la zona de Salitre, en la resolucin de la CIDH se seala lo siguiente:

En vista de los antecedentes sealados, la CIDH considera que el presente asunto rene prima facie los requisitos de gravedad, urgencia e irreparabilidad contenidos en el artculo 25 de su Reglamento.

En consecuencia, la Comisin solicita al Gobierno de Costa Rica que:

a) Adopte las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad personal de los miembros del pueblo indgena Teribe y del pueblo indgena Bribri de Salitre, quienes se encontraran en la regin sureste del departamento de Puntarenas, especficamente en la zona denominada Salitre; *

* Para ver la resolucin completa visite:

http://www.oas.org/es/cidh/decisiones/pdf/2015/MC321-12-ES.pdf

Pese a esta decisin de la CIDH la accin del Gobierno del progre Luis Guillermo Sols, fue dbil y omisa en cumplir lo que se le estaba exigiendo de parte del mximo rgano de defensa de los derechos humanos a nivel latinoamericano, as lo comprobaron una delegacin de diputados del Frente Amplio que ante los hechos violentos, visitaron la zona el 14 de setiembre del 2015. El peridico digital El Mundo CR public una nota de la que extraemos lo siguiente:

San Jos, 14 set (elmundo.cr). Los diputados Jos Ramrez, Patricia Mora y Carlos Hernndez, legisladores frenteamplistas constataron en la gira algunas de las problemticas que experimentan cotidianamente las personas indgenas, tales como la inseguridad por falta de medidas cautelares, la quema de sus viviendas, as como amenazas y agresiones fsicas.

Segn el diputado Jos Ramrez, La presencia de policas no genera seguridad en la poblacin, ms bien estn denunciando que la polica se hace de la vista gorda o se desaparecen cuando se van a perpetrar hechos violentos, aqu la situacin es grave y hay que actuar antes de que alguien pierda la vida, coment Ramrez.

Por su parte Patricia Mora afirm que es evidente que la intervencin estatal no ha sido eficiente para buscarle una solucin al conflicto, tampoco vemos la presencia de instituciones como el Pani o el INAMU, ni siquiera la fiscala de la zona viene a tomar las denuncias de la gente, sino que les obligan a ir hasta Buenos Aires para poner las denuncias, los ponen ms en riesgo.

El indgena Sergio Rojas, quien actualmente tiene medidas de proteccin y quien fue visitado por los diputados, asegur que los indgenas en recuperacin de tierras se sienten desprotegidos y no pueden caminar tranquilos por las tierras ya que con son vctimas constantes de acoso y violencia. Aqu realmente no nos protegen, no me siento seguro ni para salir de mi casa, ms bien los finqueros nos tienen vigilados, manifest Rojas".

Para ver la nota completa visite: http://www.elmundo.cr/costa-rica/comitiva-del-frente-amplio-visita-territorio-indigena-de-salitre-en-busca-de-solucion-al-conflicto/

Hoy ante el vil asesinato de Sergio Rojas, un crimen que pudo haberse evitado, el Gobierno de Unidad Nacional de Carlitos el progre , buscan eludir responsabilidades al escudarse en un juego de palabras sealando que es el Estado y no el Gobierno quien ha fallado, una falacia jurdica, pues si bien es cierto que es el Estado como ente superior el responsable por garantizar la proteccin a la vida de todos los habitantes de un pas, es el Gobierno, sus integrantes, las personas que asumen los cargos pblicos, los verdaderos responsables de ejecutar la medidas que garanticen la efectividad de sa proteccin.

Las medidas cautelares solicitadas por la CIDH, fue una orden para el Gobierno de Costa Rica, y es evidente que no cumpli ni en el gobierno de Luis Guillermo Sols, ni en el gobierno actual.

Sergio Rojas fue asesinado a las 9:19 de la noche del 18 de marzo del 2019 como represalia contra la lucha por recuperar las tierras que le pertenecen a su pueblo, Sergio Rojas fue asesinado por ser un lder legitimado ante su pueblo como ejemplo de perseverancia y lucha.

El asesinato de Sergio Rojas Ortiz, nos avergenza como sociedad al haber fallado durante aos ante los justos reclamos de los pueblos indgenas por recuperar sus tierras, nos avergenza como pas al tener gobiernos que no protegen a la poblacin indgena e incumplen las resoluciones de la CIDH, nos avergenza el desinters de todos por los derechos de los pueblos originarios.

Sergio Rojas fue asesinado por la desidia del Gobierno de Carlos Alvarado y su gabinete, el actual gobierno es el ms neoliberal de los ltimos 40 aos, un gobierno que desde hace poco ms de 10 meses ha gobernado para los poderosos y de espaldas e indiferencia a las necesidades del pueblo, un gobierno que en solo 10 meses ha provocado el mayor retroceso en el Estado Social de Derecho que como sociedad hemos construido a lo largo de los ltimos 70 aos.

El gobierno de Carlos Alvarado, es un gobierno que contando con el apoyo mayoritario de la asamblea legislativa no ha aprobado una sola ley a favor de las mayoras marginadas de nuestra sociedad, y muy al contrario ha aprobado una serie de leyes que favorecen de manera desmedida a los grandes capitales en manos de poca gente, un gobierno que en solo 10 meses ha agigantado la desigualdad social en nuestro pas, la muerte cruel de Sergio Rojas nos lanza a la cara el tipo de sociedad que se esta encubando en ste gobierno.

El asesinato de Sergio Rojas Ortiz, es un crimen poltico, que coloca a Costa Rica en la vergonzante lista de pases con gobiernos que no protegen a los defensores de derechos humanos, un crimen que ha manchado de sangre al Gobierno de unidad nacional y ha manchado de sangre el Bicentenario de nuestra independencia.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter