Portada :: Espaa :: Rebelin en los cuarteles
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-03-2019

Carta abierta a mis compaeros y compaeras militares

Manuel Ruiz Robles
Rebelin


Compaeras y compaeros:

He recibido una carta de Antonio Maira, que supongo habris recibido muchos tambin. El correo del compaero Antonio aporta elementos de anlisis muy valiosos, aunque no puedo estar de acuerdo en su totalidad, pues da por hecho algunas cosas cuyo acontecer est por ver. En particular no soy partidario de extrapolaciones excesivas en el tiempo, pues la historia demuestra que suelen desviarse mucho de la realidad observable.

El apoyo que est recibiendo el rey por parte de un partido emergente abiertamente ultra, con numerosos generales y militares monrquicos entre sus filas, prueba lo acertado de muchas de la observaciones del compaero Antonio.

Respecto al colectivo Anemoi he de deciros que no somos una asociacin. Nuestra estructura como colectivo deriva de nuestra estrategia. Somos un movimiento horizontal, asambleario, no jerarquizado. Cualquier funcin de representacin del colectivo es inmediatamente revocable por mayora simple, constatada mediante mensajes en red. Nuestro objetivo estratgico es el ampliar la relacin de los militares demcratas con el conjunto de fuerzas polticas y sociales, en particular con aquellas comprometidas con la defensa de los valores democrticos y los DDHH en el conjunto del estado espaol.

No podemos consentir, haciendo dejacin, que los monrquico-franquistas de VOX patrimonialicen nuestras Fuerzas Armadas. Estamos firmemente comprometidos con la causa de la libertad contra el franquismo por la Repblica, una republica de trabajadores y trabajadoras de todas clases y de pueblos libres.

La exigencia de respeto a los DDHH y pueblos libres no es balad, dado el espectculo lamentable que est dando el rgimen borbnico. Prueba de ello son las noticias que nos llegan, como una bocanada de aire fresco, del Parlamento Europeo, la nominacin de nuestro compaero Luis Gonzalo Segura al premio 'Journalists, Whistleblowers and Defenders of the Right to Information' 2019, y tambin del Senado de Francia: 41 senadores franceses de diferentes grupos polticos denuncian la represin del Estado espaol en Catalua y reclaman la intervencin de Francia y la UE en el conflicto.

Difcilmente puede calificarse de demcratas a aquellos que se consideren a s mismos dinsticos, apoyando a un rey Borbn. Una institucin antidemocrtica que, como todo el mundo sabe, est histricamente vinculada a la reaccin y el fascismo.

Hay compaeros que se aventuran a afirmar que la monarqua caer cuando caiga el imperio y con l el capitalismo, y que, por tanto, no compensa la lucha por la Repblica, que a fin de cuentas sera una repblica burguesa, dicen. Esto, adems de un error, es un burdo subterfugio idealista.

Otros compaeros abogan por la expulsin del franquismo de las Fuerzas Armadas, aunque sin anteponer como condicin necesaria la abolicin de la monarqua, lo cual no es ms que otro burdo subterfugio, poniendo en riesgo a compaeros en activo, como ha quedado probado tras la represin que estn sufriendo algunos de los nuestros, que no son precisamente franquistas.

Nosotros, militares demcratas, agrupados en el colectivo Anemoi, no queremos mrtires; queremos compaeros y compaeras comprometidos con la causa de la libertad, por tanto compaeros y compaeras que estn operativos el mayor tiempo posible.

No somos favorables a una confrontacin con los militares franquistas en su terreno, pues ah nos ganan. En efecto, ellos -los firmantes del manifiesto franquista y todo los que estn detrs- tienen tal fuerza institucional que, nosotros, si nos mantuvisemos aislados de la sociedad, seramos como una hormiga tratando de frenar a un dinosaurio.

La iniciativa del compaero Arturo, promoviendo un manifiesto militar contra el franquismo en las Fuerzas Armadas, plantando cara al manifiesto militar franquista en su terreno y haciendo pblica la lista de adherentes, est obteniendo unos resultados dudosos. En efecto, ha alcanzado escaso apoyo y est teniendo un alto coste, pues ha dado lugar a una represalia inmediata sobre algunos de nuestros compaeros en activo, adems de poner en evidencia a la ministra de defensa, Margarita Robles, que est siendo incapaz de frenar los expedientes en marcha. Es obvio que el ministerio no controla a esa panda de franquistas. Por el contrario, ha puesto de manifiesto nuestra debilidad y la abrumadora prepotencia del franquismo entre los altos escalones del mando militar, amedrentando a la sociedad, pues ese es el fin de tal manifiesto y de la baranda de generales adheridos a las listas electorales del partido monrquico-franquista Vox.

No obstante es de justicia reconocer que la iniciativa del compaero Arturo Maira, exigiendo a la Armada el cumplimiento de la de Ley Memoria Histrica en el Arsenal de Ferrol, eliminando de su callejero los nombres de los militares fascistas sublevados en 1936, es una iniciativa valiente que apoyamos, pues sin Memoria el compromiso con la causa de la Libertad, contra el franquismo por la Repblica, sera estril.

Mi ms sincera enhorabuena, a todas y todos, por vuestro esfuerzo valiente, especialmente en esta ocasin a nuestros compaeros Luis Gonzalo Segura y Arturo Maira.

Quedis invitados a asistir y participar en la comida que, en apoyo de los compaeras y compaeros militares perseguidos, tenemos previsto organizar antes del prximo verano.

Con un gran deseo de colaboracin, recibid un fuerte abrazo.

Manuel Ruiz Robles, Capitn de Navo, coordinador del colectivo ANEMOI, presidente federal de Unidad Cvica por la Repblica (UCR)

@colectivoanemoi

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter