Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Egipto
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-03-2019

Las ejecuciones, especialmente en los casos de presunta violencia poltica, no hacen sino ensanchar el sentimiento de injusticia social
Se dispara en Egipto el nmero de ejecuciones

Amr Magdi
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.



Miembros de los Hermanos Musulmanes durante el juicio celebrado en El Cairo el pasado 2 de diciembre (AFP)

Las autoridades egipcias se estn dando excesiva prisa en ejecutar a un buen nmero de detenidos, y este terrible aumento de las penas de muerte en 2019 cuenta con el apoyo del mismsimo presidente Abdel Fatah al-Sisi.

Recientemente, Sisi pretendi dar toda una leccin a sus crticos, incluidos los lderes europeos, en la Cumbre entre la Liga de Estados rabes y la Unin Europea celebrada el 24-25 de febrero pasado en Sharm el-Sheikh, sugiriendo que ejecutar detenidos forma parte de nuestra humanidad, una humanidad que es diferente de su humanidad [europea].

Sin embargo, cuando se habla de valores, la justificacin del presidente contiene muy poca verdad y persigue ocultar una crisis sin precedentes en la historia reciente de Egipto. Bajo la frula de Sisi se ha disparado en Egipto el uso de la pena de muerte, con ms de 2.300 ejecuciones ordenadas desde 2013.

Esta escalada es en realidad una ruptura con prcticas pasadas, observadas incluso bajo el gobierno autoritario de treinta aos del expresidente Hosni Mubarak, de conmutar o detener algunas de las sentencias de muerte, como se vi en el caso del asesinato del expresidente Anwar Sadat, cuyos autores nunca fueron ejecutados.

Este aumento debera exigir un escrutinio significativo, pero el gobierno de Sisi ha trabajado a fondo para sofocar cualquier dilogo libre sobre la pena de muerte, mientras se esfuerza al mismo tiempo en silenciar a las organizaciones que arrojan luz sobre los abusos a los derechos humanos.

Campaa de desinformacin

Desde 2014, cuando Sisi se convirti en presidente, Egipto viene figurando entre los diez pases del mundo con las cifras ms elevadas de ejecuciones anuales, incorporndose as a otros infames ejecutores de la pena de muerte, como China, Irn y Arabia Saud.

Y desde 2014, los tribunales penales y militares han emitido ms de 2.500 sentencias de muerte iniciales, cientos de ellas en casos de presunta violencia poltica, que generalmente estn marcadas por graves violaciones del proceso debido.

En comparacin con prcticas anteriores, un grupo internacional de derechos humanos descubri que los tribunales penales egipcios haban dictado 530 sentencias de muerte entre 1991 y 2000, otro perodo asimismo de violencia poltica en Egipto.

Ahora mismo hay alrededor de 50 personas que estn en riesgo de ser ejecutadas en cualquier momento, una vez que sus sentencias de muerte sean confirmadas por tribunales de apelacin militares o civiles.

Los nueve hombres ejecutados el mes pasado a pesar de haber testificado en 2016 que fueron sometidos a torturas y obligados a confesar haber matado al ex Fiscal General de Egipto, el general Hisham Barakat, eran: Ahmed Jamal Hejazy, 23 aos, estudiante de la Universidad Al-Azhar; Ahmed Wihdan, 30 aos, ingeniero civil; Ahmed Aldjawi, 25 aos, estudiante de la Academia Moderna en El Cairo; Abdelrahman Sulaiman, 26 aos, comercial; Abulqasem Yusef, 25 aos, estudiante de la Universidad Al-Azhar; Mohamed al-Ahmadi, 23 aos, estudiante de estudios de traduccin e interpretacin en la Universidad Al-Azhar; Islam Mohamed Makawi, 25 aos, estudiante de la Universidad Al-Azhar; Abubakr al-Sayed, 24 aos, estudiante de la Universidad de Zagazig; Ahmed Mahrous Sayed, 27 aos, estudiante de la Universidad Al-Azhar.

Como parte de su campaa de desinformacin, Sisi intent retratar los valores de los derechos humanos como occidentales y ajenos a Egipto. Sin embargo , muchos valientes egipcios han luchado durante aos contra la pena de muerte, como el abogado Naser Amin, la antroploga R i m Saad y el historiador J aled Fahmy, entre otros.  

Sisi ha tratado de caracterizar la pena de muerte como una prctica ampliamente aceptada, pero, en realidad, su uso ha ido disminuyendo en todo el mundo. Segn un informe de 2015 de la ONU, alrededor de 160 pases, incluido un buen nmero de Asia, frica y Amrica Latina y muchos pases musulmanes, han puesto fin a la pena de muerte en la ley o en la prctica.

En 2017, Egipto form parte del grupo de 23 pases que perpetraron ejecuciones.

Entonces, por qu las ejecuciones se han disparado en Egipto? La respuesta a esta pregunta es tambin fundamental para comprender por qu hay que ponerles fin .

Tras el golpe militar de julio de 2013, que elimin mediante la fuerza a Mohamed Morsi, el primer presidente electo democrticamente en Egipto, el gobierno, con el respaldo d el ejrcito, proces por presunta violencia poltica a miles de lderes, miembros y simpatizantes de la Hermandad Musulmana, a menudo en juicios masivos.

En aquel momento, el pas todava estaba inmerso en una grave agitacin poltica y los gobernantes militares an no haban afirmado su control total sobre unas instituciones estatales tradicionalmente independientes. Esto inclua a l poder judicial de entonces , donde muchos jueces de tribunales penales simplemente optaron por renunciar a supervisar tales casos.

En respuesta, a fin ales de 2013, el gobierno cre tribunales especiales para casos de terrorismo dentro del sistema de tribunales penales, y asign jueces dispuestos a supervisar casos de presunta violencia poltica.

Este fue un gran paso para que el poder judicial se convirtiera en una herramienta de opresin y supuso un gran ataque a la independencia del poder judicial. Estos llamados tribunales de contra terrorismo, en particular un puado de jueces, emitieron cientos de sentencias de muerte.

Manos atadas por las leyes

Pero el Tribunal de Casacin, el tribunal de apelacin ms alto de Egipto, continu actuando como un control relativamente fuerte de esas condenas llenas de fallos al anular muchas de ellas entre 2014 y 2016.

Como tribunal muy respetado, al gobierno le result difcil socavar su independencia, al menos hasta el asesinato de Hisham Barakat, el ex fiscal general, en junio de 2015.

En el funeral de Barakat, Sisi coment: La mano de la justicia est atada por las leyes... No podemos esperar por ese motivo. Furiosamente crtico con los jueces presentes a su alrededor por retrasar la implementacin de su propia visin de la justicia, el presidente prometi modificar las leyes del pas.


Miembros de las fuerzas de seguridad egipcias presentes en un tribunal de El Cairo el 2 de diciembre (AFP)

Y cumpli su promesa.

En abril de 2017, Sisi aprob las enmiendas al Cdigo de Procedimiento Penal egipcio y la ley relativa a las apelaciones ante el Tribunal de Casacin para eludir a este tribunal, hechos que Amnista Internacional describi como un clavo ms en el atad de las normas de los juicios justos.

Desde entonces, el papel del Tribunal de Casacin en la anulacin de sentencias de muerte irregulares se ha ido reduciendo gravemente, mantenindose muchas de esas sentencias.

Adems, e incluso antes del asesinato de Barakat, Sisi emiti en octubre de 2014 una ley sin precedentes que extenda la jurisdiccin de los tribunales militares al procesamiento de civiles.

Desde entonces, ms de 15.000 civiles han sido procesados militarmente, con la consecuencia de decenas de condenas a muerte adicionales emitidas por tribunales inherentemente injustos.

Criticas pblicas

Desde 2011, Egipto ha estado sometido a una intensa agitacin poltica, y si bien no hay evidencia alguna de que la pena de muerte disuada de delitos graves, las ejecuciones, especialmente en casos de presunta violencia poltica, solo sirven para ampliar el sentimiento de injusticia, especialmente porque no hay ninguna visin ni promesa de justicia de transicin.

No olvidemos que toda esta serie de ejecuciones estn tambin teniendo lugar en un pas cuyas fuerzas de seguridad llevan matando, desde 2011, a cientos de manifestantes pacficos con casi total impunidad, y tambin han sido acusados en incidentes de ejecuciones extrajudiciales de detenidos.

La justicia egipcia no solo es injusta a menudo sino que est funcionando mal, hasta el punto de haberse encontrado la firma falsificada de un juez en una sentencia de muerte.

Los juicios presentan defectos sistemticos: un juez condena a muerte a ms de 500 personas en un caso, y en otro condena a un nio de cuatro aos a cadena perpetua, en lo que ms tarde se calific de error.

Existe seria preocupacin por el hecho de que, tras varios aos revertiendo las protecciones del proceso debido y erosionando la independencia del poder judicial, se abran las compuertas a una ola de ejecuciones llevadas a cabo despus de juicios masivamente injustos.

Lo que se necesita no es escuchar pacientemente las conferencias de Sisi sobre los valores de los derechos humanos en Egipto, sino ms bien crticas pblicas y sostenidas, incluso por parte de los aliados de Egipto, contra el aparente deseo del gobierno de seguir ejecutando ms sentencias de muerte contra las vctimas de un proceso judicial quebrantado y defectuoso.


Amr Magdi es investigador sobre cuestiones que afectan a Oriente Medio y Norte de frica en Human Rights Watch. Twitter: @Ganobi

Fuente: https://www.middleeasteye.net/opinion/why-executions-egypt-are-skyrocketing-and-why-they-should-end

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter