Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-03-2019

Quin mat a la adolescente palestina Ahed Tamimi?

Javier Cortines
Rebelin


Los filisteos (palestinos) pasaron a la historia como el pueblo del gigante Goliat, smbolo del poder bruto e ignorante, derrotado por la astucia del pequeo pastor David, pero el descubrimiento de un cementerio filisteo en Ascaln (Israel) da un vuelco a la historia y a la arqueologa bblica (...) ya que por los restos encontrados se deduce que era un pueblo sofisticado y cosmopolita. (Para ms informacin pinchar en la noticia de El Mundo "La Verdad sobre los Filisteos")

 

Parece que se la ha tragado la tierra. Que alguien la ha sellado la boca. Que ya no interesa la voz de esa adolescente que ocupaba las primeras pginas de la prensa internacional y que se haba convertido en el icono de la resistencia palestina. Llevo varios meses ojeando los medios anglosajones, galos, latinos, e incluso Al Jazeera, y nadie dice ni mu de la chica que vala ms que mil hombres.

Lo ltimo que le sobre Ahed Tamimi fue un artculo publicado en Madrid por El Confidencial Saharaui, en septiembre de 2018, en el que aparece la herona palestina junto al atleta saharaui Salah Eddin Medan, en una foto tomada en Pars. La chica, que acababa de pasar ocho meses en una crcel israel, realizaba entonces una gira europea buscando apoyos a la causa palestina, cual alter ego de su admirado Nelson Mandela.

Al parecer, la joven guerrillera provoc la clera del rey de Marruecos, Mohamed VI (autoproclamado descendiente del profeta Mahoma) y el monarca, sus secuaces y la prensa alauita lanzaron una campaa para demonizar a Ahed Tamimi por fotografiarse junto a Salah Eddin Medan, miembro del Frente Polisario (FP), movimiento que aspira, al igual que Palestina, a recuperar sus tierras y vivir en un Estado libre e independiente.

(Ya s que la historia de Palestina y El Shara Occidental (1) son muy distintas, pero comparten algunos puntos en comn: la ocupacin ilegal de sus tierras, las oleadas de refugiados que se convirtieron en aptridas, y el caso omiso que se hace de las resoluciones de la ONU -porque no gustan a EEUU- que exigen reparar las injusticias sufridas por palestinos y saharauis).

Los voceros marroques rebuznaron un montn de calumnias para denigrar a esa gran luchadora, cuyo liderazgo debe sentar como una bomba en las sociedades machistas, y llenaron las redes de propaganda bastarda aseverando que Ahed Tamimi, de 17 aos, era una agente, una espa de Israel que enga a su pueblo con la misma astucia que la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en la Era de Yasser Arafat.

(Todos sabemos que Marruecos es como un perro de presa que hociquea en los huevos del Gobierno espaol, por lo que el tema saharaui en Espaa es tab (y en Palestina). Cualquier amago de Madrid de pedir justicia para los saharauis, llega pronto a los odos del bulldog y los dirigentes beros se cubren como locos, con el cinturn de castidad, el saco escrotal. Mohamed VI sabe como doblegar a Espaa: abriendo las puertas para mandarnos avalanchas de emigrantes y prohibiendo a nuestros pesqueros faenar en sus costas (saharauis).

Al parecer, la mano de Mohamed VI es muy larga (a veces lleva un reloj con 1.075 diamantes valorado en un milln de dlares) y lo mismo da un toque de atencin al palacio de la Moncloa como a la Muqatta, sede del presidente palestino Mahmud Abbas. Con especmenes as, cualquier idea que tengamos de libertad se rompe en pedazos, aunque eso poco importa a algunos exgobernantes, amigos del descendiente del profeta, como el exsocialista Felipe Gonzlez, que se hizo con una lujosa mansin en Tnger (situada en primera lnea de playa) valorada en unos 2,5 millones de euros.

Ahed Tamimi, la chica de la aldea de Nabi Saleh, sita en la Cisjordania ocupada, pas ocho meses en prisin (diciembre 2017-julio 2018) por abofetear a un soldado israel en el patio de su casa. En la crcel sufri torturas psicolgicas (constantes amenazas contra su familia y amigos), acoso sexual e interrogatorios violentos e interminables para quebrar su voluntad y exponerla al mundo como un ngel negro con las alas partidas.

Su desaparicin se debe slo al caso saharaui o hay otras causas? Acaso molesta que una chica adolescente, carismtica, con voz en los foros internacionales, haga temblar con su palabra a Israel y ondee la bandera palestina en las cumbres ms altas dejando en un segundo plano a polticos mediocres, con ideas trasnochadas, que se niegan a dar paso a las nuevas generaciones, a pesar de que sus polticas fracasan estrepitosamente?

Ahed Tamimi es una adolescente que transpira coraje, inteligencia, nobleza, honestidad e integridad. Malas cualidades en una Palestina donde hay indicios de una grave corrupcin en el seno de la ANP, por una parte, y tal desesperacin en la Franja de Gaza (feudo de Hams), por otra, que sus guerrilleros y guerrilleras se entregan a la muerte atravesando cegadoras lluvias de balas con la ilusin de saltar las alambradas y regresar a su patria histrica, esa que se remonta a los primeros filisteos, pueblo refinado, culto y elegante que posiblemente absorbi el humus de la civilizacin minoica.

Israel, que ocupa Cisjordania y Jerusaln Este (Judea y Samaria para los sionistas) desde la guerra de los Seis Das (1967), es una especie de bnker yanqui que dispone de un imponente arsenal de bombas atmicas que amenaza -en caso de que sus planes se tuerzan- con provocar una Tercera Guerra Mundial. De eso ya nos advirti, siendo casi fulminado por ello, Gnter Grass, convertido durante dcadas en la molesta conciencia de Europa, cual hermano de sangre de Eduardo Galeano, al otro lado del charco.

La ausencia de Ahed Tamimi, que desea estudiar derecho con la determinacin de ganarse el apoyo internacional para establecer el Estado palestino, coincide con inquietantes noticias de que Israel est comprando, mediante intermediarios, numerosas casas de palestinos que viven en Jerusaln Este.

Con esa tctica, los sionistas van apoderndose, sin meter mucho ruido, de la ciudad que debera ser la capital del Estado palestino. Algunas fuentes dicen, que algunos agentes inmobiliarios, que conminan o presionan a los palestinos para que vendan sus viviendas, son rabes o incluso traidores de su pueblo sin escrpulos morales.

Israel ya compr tierras a campesinos pobres o a terratenientes palestinos, a finales de la dcada de aos 40 del siglo pasado, para agrandar sus fronteras. Alguien se imagina por ejemplo a ciudadanos britnicos comprando fincas en Espaa que automticamente pasan a formar parte del Reino Unido? Como dice el refrn, todos cortan lea del rbol cado.

Desde 1947 hasta nuestros das, Palestina ha perdido el 85% de su territorio. La mitad de los catorce millones de palestinos que hay en el mundo, siete millones, son refugiados o descendientes de refugiados. Los palestinos ms preparados: ingenieros, arquitectos, intelectuales, mdicos, fsicos, etc., han ido abandonando ese pramo, donde todava hay nias, como Ahed Tamimi, que intentan demostrar que ella, y la joven generacin que la apoya, de mentalidad abierta y progresista, pueden conseguir lo imposible y dar una leccin al mundo.

Nota:

(1) La escritora china San Mao (1943-1991) retrat las turbulencias del Shara, poco antes de que Marruecos invadiera el territorio con la famosa Marcha Verde, en una obra de gran valor histrico y literario: Memorias de El Shara. Siempre he lamentado que ningn director de cine espaol haya llevado a la pantalla esa crnica tan excepcional que, sin duda, tendra una gran proyeccin internacional. Para saber ms sobre San Mao, quien vivi en el Shara con su marido espaol Jos Mara, pinchar en este enlace: San Mao salva del olvido al muy noble Pueblo Saharaui.


Blog del autor: http://m.nilo-homerico.es/reciente-publicacion/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter