Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 26-03-2019

MaSZSZ, el sindicato hngaro que planta cara a Viktor Orbn

Aldo Mas
www.eldiario.es


El primer ministro hngaro, Viktor Orbn, cuyo partido Fidesz-Unin Cvica Hngara ha sido suspendido por Partido Popular Europeo por atentar contra las libertades, ha encontrado su nmesis en la Confederacin de Sindicatos Hngaros

La organizacin sindical, que cuenta con 120.000 miembros, ha protagonizado las protestas contra "Ley de esclavitud", que permite trabajar hasta 400 horas extra pero que el empresario puede tardar en remunerarlas 36 meses

"Cuando la gente tiene que hacer huelga en Audi para conseguir un fin de semana libre al mes para cada trabajador, esto hace plantearte muchas cosas", seala Kroly Gyorgy, secretario de internacional de MaSZSZ.

La Confederacin de Sindicatos Hngaros (MaSZSZ, por sus siglas en magiar) tiene poco ms de un lustro de vida. Naci en 2013 como consecuencia de la unin de otras dos confederaciones sindicales decididas a aunar fuerzas para ganar en eficacia. No se puede decir que no estn cumpliendo sus objetivos. La MaSZSZ est detrs de las grandes movilizaciones contra el gobierno hngaro que marcaron el final del ao pasado en el pas del este europeo.

Esa serie de manifestaciones tienen un origen socio-laboral. Fueron en buena parte consecuencia de la aprobacin del gobierno del primer ministro Viktor Orbn de una reforma sobre la "flexibilizacin" de la jornada laboral que sindicatos como la MaSZSZ llaman "ley de esclavitud".

"Esa ley aumenta las posibilidades legales para trabajar horas extra, hasta llevarlas a 400 horas al ao, con posibilidad para las empresas de pagar a 36 meses. Esto va en contra de la directiva de la UE sobre el tiempo de trabajo de 2003", dice a eldiario.es Kroly Gyorgy. Este veterano sindicalista es el secretario de internacional de la MaSZSZ, una organizacin que cuenta con 120.000 miembros. Pese a ser la ms joven, la MaSZSZ es la mayor organizacin sindical de Hungra.

La aprobacin de esa " ley de esclavitud" data del ao pasado. Entr en vigor el pasado uno de enero. Es la gota que ha colmado el vaso para muchos en el mundo sindical hngaro. El pas, bajo la direccin de Orbn, ha tomado una preocupante deriva consistente en la restriccin de derechos fundamentales. En vista de esa tendencia, Yascha Mounk, politlogo de la prestigiosa Universidad de Harvard (Estados Unidos), mantiene que Hungra ya "no es una democracia liberal". En la ltima dcada, con Orbn en el poder, el pas se ha convertido en un rgimen "iliberal", una "democracia sin derechos", segn los trminos Mounk.

Algo de razn llevarn analistas como Mounk cuando el partido Orbn, Fidesz-Unin Cvica Hngara, qued suspendido el mircoles como integrante del Partido Popular Europeo por atentar en el poder contra las libertades fundamentales. "La decisin del PPE muestra una discordancia entre lo que pasa en Hungra y los valores europeos", explica Gyorgy. La lgica de Orbn y compaa en Fidesz-Unin Cvica Hngara es la de llevar a su pas hacia una transformacin que lo convierte en un "nuevo estado iliberal basado en sus pilares nacionales", segn los propios trminos del primer ministro.

"La situacin en Hungra es que el pas est abandonando el estado de derecho y alejndose de los valores europeos", seala Gyorgy. "Para nosotros, la UE no es slo una entidad econmica, tambin es una comunidad de valores, y estos valores no los estamos experimentando aqu", aade.

"Se podra decir que estamos todava en una democracia, porque hay supuestamente libertad de expresin. En la prctica, uno puede gritar por la calle su opinin. Pero yo no tengo posibilidad de colocar mi mensaje en los medios de comunicacin, porque estn completamente controlados por el partido en el poder", abunda el sindicalista de la MaSZSZ.

Nacional-conservador con agenda neoliberal

El poltico nacional-conservador que es Orbn, en lo econmico, no ha parado de generar problemas para los trabajadores, segn sealan en esa confederacin. En 2011, Orbn acab con el sistema preexistente de dilogo social y restringi el derecho de huelga. "Hizo prcticamente imposible el recurso a los paros en el servicio pblico y los hizo ms difcil en el sector privado", sostiene Gyorgy. En 2012, se aprob una reforma laboral que, segn el representante de la MaSZSZ, "posibilit que los empleados trabajaran ms y en condiciones ms difciles para, en algunos casos, ganar menos dinero". "Todo ello, sin posibilidad de contar con una correcta representacin sindical", apunta Gyorgy.

En esta lgica se produjo en 2018 la aprobacin de la denostada "ley de esclavitud", desatando una ola de protestas sin igual en la era poltica de Orbn. "Nuestra confederacin es la que estuvo lanzando la ltima secuencia de manifestaciones, en los pasados meses de noviembre y diciembre", recuerda Gyorgy.

No olvida este sindicalista que la respuesta de Orbn a estas manifestaciones fue ignorar las demandas concretas de las organizaciones sindicales. "No tuvimos una respuesta en condiciones", reconoce Gyorgy. "El Gobierno dijo que no iba a discutir sobre lo que plantebamos porque, deca, no iba a hablar con organizaciones que representaban en realidad al famoso financiero hngaro George Soros", aade.

Como muchos otros populistas en Europa, adems de arrogarse la exclusiva representacin de la ciudadana, Orbn seala a enemigos externos sin fundamento. Quienes se oponen al Gobierno, en esta lgica, son "enemigos del pas". En el caso hngaro, el magnate y filntropo aparece en el discurso oficial como el controlador en la sombra de las instituciones europeas. Segn Orbn y compaa, Soros tendra un "plan contra la gente de Europa".

Sin embargo, es Orbn y no Soros, segn Gyorgy, el que ha puesto en marcha una sombra "poltica neoliberal" contra la que se han posicionado ahora organizaciones de trabajadores como la MaSZSZ junto a partidos polticos de oposicin y otras iniciativas de la sociedad civil.

Salario mnimo en Hungra: 350 euros

Todava el ao pasado, en Hungra luca el menor impuesto de sociedades de la UE. El salario mnimo gracias a la presin sindical se encuentra tras una reciente mejora en 350 euros mensuales. Gyorgy cita estudios econmicos segn los cuales en un pas de 10 millones de habitantes, hay 1,3 millones de trabajadores que cobran 320 euros al mes.

"El Gobierno est siguiendo polticas que benefician a la clase alta del pas y que dejan, cada vez ms de lado a las clases medias y populares. Se est ayudando con una excesiva desregularizacin a empresarios e inversores", lamenta Gyorgy. Las palabras de este sindicalista, sin embargo, no suenan pesimistas. Recientemente, la MaSZSZ ha logrado sustanciales mejoras para trabajadores en empresas de la industria del automvil presentes en Hungra como Daimler (20% ms de salario) o Audi (18% ms de salario).

An as, en tierras de Orbn, a gente como Gyorgy le queda mucho por hacer. "En el caso de Audi, uno de los mejores empleadores del pas, llegamos a pedir que todos los trabajadores tuvieran, al menos, un fin de semana libre al mes", cuenta el sindicalista. "Cuando la gente tiene que hacer huelga para conseguir un fin de semana libre al mes para cada trabajador, esto hace plantearte muchas cosas", concluye.


Fuente original: https://www.eldiario.es/economia/sindicato-hungaro-planta-Viktor-Orban_0_880512261.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter