Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-03-2019

La otra teora de la relatividad

Juan Montao Escobar
Rebelin


Nuestro objetivo es completa libertad, justicia e

igualdad, por cualquier medio necesario .

-Malcolm X


Ni la kriptonita nos tumba?

 Unos pisos ms arriba, en la azotea, desde all, con el rumor tenue de la calle y del reggaetn (bastante sucio, por cierto), cabe preguntarse: la gente comn, de a pie, es de izquierda o derecha? O alguien encasilla como le da la gana a la gente segn su percepcin, capricho, malgenio o marxismo eurocntrico. Quin Dios sabe! Mucha juventud estudiantil pretende no saber la diferencia entre los dos lados convencionales de la poltica y en la biblioteca, alguien se acerca y pregunta bajito: qu es izquierda y qu es derecha? La broma de mostrar ambas manos no cuaja y una sombra molesta de dudas se adivina en el rostro. En peridicos y revistas abunda al calificativo se lo distribuye a ambos lados de la vida de la clase poltica urbana y de ms all. Los pergaminos tericos de la antigua verdad estn distantes de esta realidad siglo veintiuna. An se toma el poder con la izquierda y se lo ejerce con la derecha? Hay polticos que parecen de derecha y se comportan imitando a los de izquierda? Al final el laberinto concluye en el comienzo de otro, el aguaje de teoras se soporta con aburrimiento y el diplomtico agradecimiento deja insatisfacciones. El mundo de la poltica est ms cerca de la fsica que de las teorizaciones, despus de eso es solo un chorro de baba. Ren Prez (Calle 13) define la diferencia entre zurdos y diestros: Los deformados marginados todos los abyectos/ Caminando firme, recto, directo/ Sin arrodillarnos bien paraos erectos/ Venimos caminando por una cuerda finita/ Pero a nosotros no nos tumba ni la kryptonita [1] .

Y cuando se gobierna como en las dcadas de progresismo latinoamericano con tropiezos culturales, gambetas contrarrevolucionarias, aciertos importantes, lneas discursivas plausibles y negocios de bandidos con la derecha ms reaccionaria. Al final: Nos tiene miedo el presidente/ Porque el hroe de una nacin/ Es el terrorista de su oponente [2] . Ocurri en Brasil, Argentina, Venezuela, Ecuador por decir casos emblemticos. Quizs fue moda frvola para ciertos grupos sociales o conocer a la nacin uas sucias de all abajo, pero desde el cristal ahumado de un carro climatizado. Derecha disfrazada de izquierda o al revs izquierda con los ascos de la derecha colonial? La confusin juvenil es comprensible.

 

Revoluciones de derecha y de izquierda?

Fue una casualidad espacial aquello que determin para mucho tiempo eso de izquierda y derecha, en la fsica de la naturaleza y en lo fsico de las sociedades. Empez en la Revolucin Francesa y contina construyendo paradigmas inslitos. Y la revolucin haitiana? La primera con respecto a la segunda estuvo a la derecha. En Ecuador hasta hubo algo llamado conservadurismo progresista. Tremendo embale que desafa a la lgica newtonian, era (o es) como caer para arriba. O sea un cambio negativo. Un retro cambio. Un viaje al paleoltico del siglo XXI. Justamente, en estos das las momias tribales de las Amricas pregonan eso de cambio positivo. La vergenza de ser, no querer ser o haber sido: reaccionarios de lustre. Y est esa izquierda de umbral con tono desafinado y parecido, fumando ganja sin aspirar, tomando caf descafeinado o amando a quin no debera por imposicin familiar; se marketinizaron como progresistas. Unas leves incomodidades, huir de las explicaciones a la juventud confundida con discursos de una tendencia y prcticas que contraran las palabras.

Dnde est la izquierda y dnde la derecha? La fsica poltica de club social exclusivo o de barrio marginal; de las ideas que relativizan desencuentros humanos o que construyen sagrados principios. Y la fsico-qumica del bolsillo envenenado por carencias sin cuento? Es ubicacin espacial respecto a qu. A la naturaleza viva en franca decrepitud inducida, a la economa poltica que multiplica los comensales y reduce panes y peces, al Arca de No Oloddumare (un ciudadano cultural de todas las barriadas). O vainas as, de tal manera que si va por las vas ms andadas [3] descubriendo que la mano invisible del mercado no es tal ni est abierta o ms bien es un puo dentro de un guante de hierro. El golpe no avisa, porque no siempre se lo ve venir, pero su devastacin se siente en los huesos y en la maana de cocina fra. Efecto fsico con la fsica malafesiva aquello que se entiende por derecha poltica.

 

Izquierda o derecha? Existencia poltica relativa?

A ver, estas rimas sueltas son fsico-polticas venidas de una esquina de barrio adentro donde no cuentan los grados de melanina ni los apellidos bonitos, ms bien es solidaridad necia y cimarrona sin buscar un lado definido (izquierdo o derecho) se concentra en la persona fsica con sus hambres y necesidades. La izquierda existe porque est la derecha, se oponen en todo menos en el respeto a quienes eligen lado y destino. No son espejos, aunque cuando estn en el gobierno de pases, confunden sus reflejos. Hay quienes creen en las leyes del movimiento social (y de las sociedades, se entiende) y hay quienes creen que conservando la materia poltica en un estado ideal no hay despilfarro de energa social. Correcto, contrario a la fsica y a la qumica, pero tambin a las sociedades que se cansan de bellos dogmas, modas incmodas y teoras contrarias a sentires libertarios. Y de la olla vaca y de la educacin sin sustancia. La preocupacin anti conservadora es que no hay conservacin de la vida planetaria, que el chance para habitar la Tierra est en cuenta regresiva y el llamado es convertirse, segn el tamao de ciencia y conciencia, en millones de Shaka Zulu defendiendo rboles y hasta al ltimo bichito que podemos ser nosotros mismos. Creo que se entiende, jvenes.

 

 

 

Izquierda de museo o de la viva calle?

Albert Einstein se anticip el hip hop y alert que los problemas dependen del valor material del tiempo, de nuestro tiempo esquinero y cotidiano, cuando las justicias sociales tienen el plato de balanza bastante desfavorable al proletariado. Dicho con la filosofa de Tego Caldern: That nigga is crazy, using and dealing [4] , est hasta abajo, ya no promete muy a lo loco demasiao algarete, yo quisiera hablar de amor, de cosas buenas [5] Ah debera discutirse el valor poltico-cultural (o en el concentrado imprescindible de estas semanas y meses: civilizatorio) de la izquierda ms que ocupando un lugar en el espacio continental americano, ella sea el espacio de todas las aptitudes y el pampn de las diversidades. Algo as como gente material y con sus tiempos de cambios. Con chalecos amarillos sin gritar las habituales consignas, con aquellas jovencsimas estudiantes europeas que cuestionan la decrepitud de sus jvenes polticos, con las comunidades indgenas y negras de Colombia peleando por su derecho a habitar sus vidas o con el chavismo asediado por el estmago. Nada que no tenga remedio, la izquierda euclidiana deber permanecer en el museo, porque el espacio de la calle y el tiempo de andares son de una izquierda eisnteniana y hip-hopera.

 

Qu hacer?

 Qu hacer? Ren Prez sugiere: No me vendo ni aunque me paguen/ A mi orgullo le puse un candado/ Y me tragu la llave/ Si hay que pelear pues peleo [6] . No llega a una tabla peridica de la izquierda, pero son muchas: cidas, alcalinas, neutras, corrosivas, txicas, radiactivas. O qu se yo. Unas izquierdas ensancharon el espacio para adaptarse a los implacables tiempos humanos; otras batallan con sus fantasmas de conservadurismo (machismo, racismo, clasicismo); y todas por sobrevivir a la epidemia conservadora ultra reaccionaria. Unas son borradas del mapa fsico y sus miembros, nufragos del tiempo, persisten en las nostalgias y de amasar recuerdos picos de los prceres de la tendencia. Tambin estn las izquierdas sobrevivientes de cadas de muros y levantadas discursivas, a veces enredadas en anacronismos y otras recomponiendo sus ideas con banderas distintas a las rojinegras. As en la fsica como en la vida poltica: el tiempo indica la rapidez del desplazamiento espacial a las condiciones objetivas.

En tiempos paralelos, las derechas matizan o desenfrenan sus angurrias econmicas, sin importar partido poltico, club social o patria potestad su tema predilecto y odioso son los derechos progresivos de las humanidades. Cualesquiera que sean esos derechos y esas humanidades. Unas derechas van directo a la reduccin de derechos, por ejemplo, en el Ecuador. Otras por el no ms derechos. Mezclan libros de religin con ciencias fsicas, qumicas y biolgicas para disputar, en el absurdo, razones de justicia social que las humanidades demandan. Derechas retorcidas. A veces la izquierda tambin se derechiza retorcindose, pero casi nunca la derecha se izquierdiza enderezndose. No s, ah se las dejo.

 

 

Notas:

[1] Del tema musical Los de atrs vienen conmigo, de Ren Prez.

[2] dem.

[3] Ah! Los ngeles se han perdido/ de las vas ms andadas/ Ctala catn bal,/ catn bal cat ctala. Del poema Matbara del hombre bueno, de Antonio Preciado.

[4] Este niche est demente, consumiendo y comercializando (traduccin del autor).

[5] Del tema musical Chilling (escalofriante) del hermano Tego Caldern.

[6] dem.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter