Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-03-2019

55 aos despus del derrocamiento del presidente democrtico Joao Goulart
El presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro orden la celebracin del golpe de Estado de 1964

Eric Toussaint
CADTM

Traducido por Griselda Pinero y Ral Quiroz.


Kennedy y Goulart

Brasil: 55 aos despus del golpe militar del 31 de marzo de 1964 y del derrocamiento del presidente Joao Goulart, el nuevo presidente de extrema derecha, Jair Bolsonaro, orden que se celebrara una conmemoracin del golpe militar de 1964. Es importante insistir en el apoyo activo del gobierno de los Estados Unidos, el Banco Mundial y el FMI a los militares, del cual no hay ninguna duda. El 2 de abril de 2014, una organizacin no gubernamental estadounidense, el National Security Archive (NSA!), public una impresionante serie de documentos oficiales desclasificados que demuestran la complicidad de Washington con el ejrcito brasileo que derroc al rgimen democrtico de Joao Goulart 50 aos antes. Esta extensa documentacin se puede encontrar aqu .

En la tesis doctoral que defend en 2004 en las universidades de Para VIII y Lige [ 1 ] , abord el apoyo aportado por Washington, el Banco Mundial y el FMI a los militares brasileos. En este cincuentenario reproduzco un extracto de esa tesis.

Apoyo a la junta militar de Brasil que derroc al presidente Joo Goulart

El rgimen democrtico del presidente Joo Goulart fue derrocado por los militares en abril de 1964. Los prstamos del Banco y del FMI, que haban sido suspendidos durante tres aos, se reiniciaron poco despus [ 2 ] .

Hagamos un resumen sucinto de los acontecimientos: en 1958, el presidente brasileo Kubitschek tuvo que entablar negociaciones con el FMI para recibir un prstamo de Estados Unidos de 300 millones de dlares. Finalmente, Kubitschek rechaz las condiciones impuestas por el FMI y prescindi del prstamo. Esto le vali una gran popularidad.

Su sucesor, Joo Goulart anunci que pondra en prctica una reforma agraria radical y que iba a proceder a la nacionalizacin de las refineras de petrleo: los militares lo derribaron. Al da siguiente del golpe, Estado Unidos reconoci al rgimen militar. Poco despus, el Banco y el FMI reanudaron la poltica de prstamos suspendida. Por su parte, los militares abolieron las medidas econmicas criticadas por Estados Unidos y el FMI. Destaquemos que las instituciones financieras internacionales consideraron que el rgimen militar tomaba sanas medidas econmicas (sound economic measures) [ 3 ] , aunque el PIB haba bajado un 7 % en 1965 y miles de empresas haban quebrado. El rgimen organiz una fuerte represin, prohibi las huelgas, provoc una fuerte cada del salario real, suprimi las elecciones por sufragio directo, decret la disolucin de los sindicatos y recurri con regularidad a la tortura.

 

Grfico 1. Brasil: desembolsos del Banco Mundial

 

Fuente: Banco Mundial, CD-Rom GDF. 2001

 

Desde su primer viaje, realizado en mayo de 1968, Robert McNamara se desplaz con regularidad a Brasil, donde no dej de entrevistarse con el gobierno de los militares. Los informes pblicos del Banco elogiaban sistemticamente la poltica de la dictadura en lo concerniente a la reduccin de la desigualdad [ 4 ] . Sin embargo, en privado las discusiones podan llegar a ser agrias. Cuando el subdirector del departamento de Proyectos, Bernard Chadenet, declar que la imagen del Banco se degradara a consecuencia del apoyo que brindaba al rgimen represivo brasileo, Robert McNamara reconoci que haba una represin muy fuerte (a tremendous amount of repression). Pero agreg: no es necesariamente muy diferente de lo que ocurra bajo los gobiernos anteriores y esto no parece mucho peor que en otros pases miembros del Banco. Es que Brasil es peor que Tailandia? [ 5 ] . Unos das ms tarde, McNarama insista: No parece que haya una posibilidad de alternativa viable al gobierno de los generales [ 6 ] . El Banco Mundial comprenda muy bien que las desigualdades no disminuan y que sus prstamos a la agricultura reforzaban a los grandes propietarios. De todos modos decidi continuar prestando porque lo que quera absolutamente era mantener su influencia sobre el gobierno. Empero, en este nivel tuvo un fracaso patente: los militares demostraron una profunda desconfianza ante la voluntad del Banco de aumentar su presencia. Por ltimo, a finales de los aos 70, aprovecharon la profusin de prstamos de bancos privados internacionales concedidos a un tipo de inters inferior al del Banco Mundial. Finalmente, a finales de los aos 70 se beneficiaron de una profusin de prstamos de banqueros privados internacionales a tasas de inters inferiores a las del Banco y tomaron cierta distancia del Banco Mundial que les resultaba menos til.

La poltica de prstamos del Banco Mundial est influenciada por consideraciones polticas y geoestratgicas

El artculo IV seccin 10 estipula: El Banco y sus responsables no interferirn en las cuestiones polticas de ningn miembro y les est prohibido dejarse influenciar en sus decisiones por el carcter poltico del miembro o miembros concernidos. Slo las consideraciones econmicas pueden influir sobre sus decisiones y estas consideraciones sern consideradas sin prejuicios, a fin de alcanzar los objetivos [fijados por el Banco] estipulados en el artculo I.

A pesar de esto, la interdiccin de tener en cuenta consideraciones polticas y no econmicas en las operaciones del Banco, una de las condiciones ms importantes de sus estatutos, es burlada sistemticamente. Y ello desde el inicio de su existencia. El Banco se neg a prestar a Francia despus de la liberacin mientras hubiera comunistas en su gobierno (pocos das despus de la salida de stos del gobierno, en mayo de 1947, el prstamo solicitado y bloqueado fue acordado).

El Banco acta reiteradamente contraviniendo el artculo IV de sus estatutos. En efecto, con regularidad toma decisiones en funcin de consideraciones polticas. La calidad de las polticas econmicas seguidas no es el factor determinante de sus decisiones. El Banco presta con frecuencia dinero a las autoridades de un pas a pesar de la mala calidad de su poltica econmica y de un alto nivel de corrupcin: Indonesia y el Zaire son dos casos paradigmticos. Precisamente, las opciones del Banco relacionadas con pases que constituyen un factor poltico importante, en opinin de sus principales accionistas, en general estn vinculadas a los intereses y la orientacin de stos, comenzando por Estados Unidos.

Las decisiones del Banco y de su gemelo, el FMI, desde 1947 hasta el desmoronamiento del bloque sovitico [ 7 ] , han estado determinadas principalmente por los siguientes criterios:

- Evitar que se mantengan modelos autocentrados.

- Apoyar financieramente grandes proyectos (Banco Mundial) o polticas que permitan aumentar las exportaciones de los principales pases industrializados (FMI)-

- Negar la ayuda a regmenes considerados una amenaza por el gobierno de Estados Unidos y de otros accionistas importantes.

- Tratar de modificar la poltica de ciertos gobiernos de los pases llamados socialistas, a fin de debilitar la cohesin del bloque sovitico. Con ese objetivo se dio ayuda econmica a Yugoslavia, que se haba retirado del bloque dominado por Mosc en 1948, y a Rumania a partir de los aos 70, cuando Ceausescu manifestaba sus veleidades de alejamiento del Comecn y del Pacto de Varsovia.

- Apoyar a aliados estratgicos del bloque capitalista occidental, de Estados Unidos en particular (por ejemplo, Indonesia desde 1965 hasta el presente; el Zaire de Mobutu, de 1965 a 1997; las Filipinas de Marcos, el Brasil de la dictadura desde 1964; la Nicaragua de Somoza; la Sudfrica del apartheid)-

- Intentar impedir o limitar, en la medida de lo posible, un acercamiento de los gobiernos de los PED al bloque sovitico o a China: por ejemplo, tratar de que la India y la Indonesia de los tiempos de Sukarno se alejaran de la URSS-

- Tratar, a partir de 1980, de integrar a China en el juego de alianzas de Estados Unidos.

Para seguir esta poltica, el Banco Mundial y el FMI aplican un tctica generalizada: son ms flexibles con un gobierno de derecha (menos exigentes en trminos de austeridad antipopular) si ste se enfrenta a una fuerte oposicin de izquierda que con un gobierno de izquierda enfrentado a una fuerte oposicin de derecha. Concretamente, esto significa que estas instituciones le harn la vida difcil a un gobierno de izquierda acosado por una oposicin de derecha, para debilitarlo y favorecer el acceso de la derecha al poder. Siguiendo la misma lgica, sern menos exigentes con un gobierno de derecha acosado por una oposicin de izquierda a fin de evitar el acceso al poder de sta. La ortodoxia monetaria es de geometra variable: las variaciones dependen de factores polticos y geoestratgicos.

El FMI y el Banco Mundial y otros poderes capitalistasno vacilan en apoyar a una dictadura cuando lo consideran oportuno. Los autores del Informe mundial sobre el desarrollo humano realizado por el PNUD (edicin de 1994) lo dicen con toda claridad: De hecho, la ayuda suministrada por Estados Unidos durante los aos 80 es inversamente proporcional al respeto de los derechos humanos. Los donantes multilaterales tampoco parecen estar preocupados por tales consideraciones. Parecen, en efecto, preferir los regmenes autoritarios, ya que consideran sin pestaar que stos favorecen la estabilidad poltica y estn en mejores condiciones de gestionar la economa. Cuando Bangladesh y las Filipinas pusieron fin a la ley marcial, su proporcin en el conjunto de los prstamos del Banco Mundial disminuy [ 8 ] .

 

Notas:

[ 1 ] Eric Toussaint, Enjeux politiques de laction de la Banque mondiale et du Fonds montaire international envers le tiers-monde, tesis doctoral en ciencias polticas presentada en 2004 en las universidades de Lige y Pars VIII, http://cadtm.org/Enjeux-politiques-...Esta parte de la tesis est incluida en el libro de Eric Toussaint, Banco Mundial: el golpe de Estado permanente. La agenda escondida del Consenso de Washington, Syllepse-CADTM, 2006, captulo 6.

[