Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-03-2019

Tiempo libre, educacin y salarios, parte de una poltica cultural

Aldo Fabin Hernndez Sols
Rebelin


La cultura y las artes son un recurso central para el desarrollo entendido este como el incremento y acrecentamiento de la buena vida individual y colectiva. Las trasformaciones sociales se juegan en el campo cultural al igual que en el mbito poltico y econmico. La cultura y las artes tienen la caracterstica de influir trasversalmente en todos mbitos sociales.

La cultura es un espacio para transformar y mejorar la sociedad, pero a la vez, la cultura y las artes estn determinados por factores polticos y econmicos. El sistema de dominacin deja huella en la cultura y las artes, su distribucin es desigual, se excluye a amplias capas de la sociedad de su disfrute.

En una sociedad como la mexicana, desigual y dependiente, la cultura y las artes se vuelven un artculo de lujo, un privilegio de unos cuantos. Un proyecto democrtico y de justicia social como el que pretende ser la Cuarta Transformacin tiene en la cultura y las artes un reto maysculo. Democratizar la cultura y el arte, no slo su gozo sino su produccin, es una tarea pendiente que implica una nueva poltica cultural.

Sin embargo, ninguna poltica cultural ser suficiente si no se abordan problemas de otros mbitos sociales. Las condiciones de vida determinan la posibilidad del ejercicio de los derechos culturales. La creacin y disfrute de la cultura y el arte necesitan de tiempo libre, espacios de socializacin del gusto y tranquilidad.

La democratizacin de la cultura y el arte pasa por ampliar el acceso a la educacin universitaria, con mejorar los salarios y aumentar las vacaciones pagadas. Por ejemplo, es sabido que las dos variables ms importantes para impulsar la visita a museos son las vacaciones pagadas y la educacin universitaria.

En la escuela, la universidad en particular, los jvenes amplan su mirada, socializan, descubren mundos y educan los sentidos. No es casual que buena parte de los eventos culturales y artsticos tengan como pblico mayoritario a universitarios y profesionistas. Por otro lado, las vacaciones pagadas, un triunfo del movimiento obrero, significaron tiempo libre, posibilidades de viajar y tranquilidad para conocer. Los museos y los patrimonios histricos son paradas habituales del turismo.

La cultura expresa las condiciones materiales de vida, la miseria genera miseria cultural, con hambre no se hace filosofa ni arte, sin tiempo libre no se viaja, ni se asiste a museos, conciertos, festivales, libreras u otras actividades culturales. El problema de la cultura y el arte es transversal, la mejora de los ingresos, la educacin universitaria y aumentar las vacaciones pagadas, son demandas culturales urgentes por enarbolar. Sin ellas los derechos culturales son letra muerta.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter