Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-03-2019

La luz verde de Trump sobre el Goln abre camino a que Israel se anexione Cisjordania

Jonathan Cook
Mondoweiss

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


El presidente Donald Trump conversa con el primer ministro israel Benjamin Netanyahu y Jared Kushner en Jerusaln, 22 de mayo de 2017. (Foto: Kobi Gideon / GPO)

Cuando el presidente Donald Trump traslad la embajada de Estados Unidos a la Jerusaln ocupada el ao pasado, saboteando efectivamente cualquier esperanza de establecer un Estado palestino viable, rompi el reglamento internacional.

La semana pasada pisote todas sus pginas destrozadas restantes. Lo hizo, por supuesto, a travs de Twitter.

Al referirse a una gran porcin de territorio que Israel arrebat a Siria en 1967, Trump escribi: Despus de 52 aos, es hora de que Estados Unidos reconozca plenamente la soberana de Israel sobre los Altos del Goln, que es de importancia estratgica y de seguridad para el Estado de Israel y la estabilidad regional".

En 1967 Israel expuls a 130.000 sirios de los Altos del Goln al amparo de la Guerra de los Seis Das y luego, 14 aos despus, se anexion el territorio, en violacin del derecho internacional. Una pequea poblacin de drusos sirios son los nicos sobrevivientes de esa operacin de limpieza tnica.

Para replicar por sus actos ilegales en los territorios palestinos ocupados, inmediatamente Israel traslad a colonos y empresas judas al Goln.

Hasta ahora ningn pas haba reconocido el acto de saqueo de Israel. En 1981 los estados miembros de la ONU, incluidos los EE.UU.declararon que los esfuerzos israeles por cambiar el estado del Goln eran "nulos y sin efectos".

Pero en los ltimos meses el primer ministro israel, Benjamin Netanyahu, comenz a intensificar los esfuerzos para aplastar ese consenso de larga data y conquistar a la nica superpotencia del mundo para sus intereses. Fue impulsado a la accin cuando Bashar Al Assad, ayudado por Rusia, comenz a revertir de manera decisiva las prdidas territoriales que el Gobierno sirio haba sufrido durante los ocho aos de guerra en la nacin.

La lucha arrastr a una multitud de otros actores. El propio Israel us el Goln como base desde la cual lanzar operaciones encubiertas para ayudar a los opositores de Assad en el sur de Siria, incluidos los combatientes del Estado Islmico. Irn y la milicia libanesa Hezbollah, mientras tanto, intentaron limitar el margen de maniobra de Israel jugando al lado del lder sirio.

La presencia cercana de Irn fue el argumento con el cual Netanyahu justific pblicamente la necesidad de que Israel tomara posesin permanente del Goln, calificndolo de amortiguador vital contra los esfuerzos iranes de "usarSiria como plataforma para destruir a Israel".

Antes de eso, cuando Assad estaba perdiendo terreno ante sus enemigos, el lder israel present una situacin diferente. Luego argument que Siria se estaba diluyendo y que su presidente nunca estara en posicin de reclamar el Goln.

La actual justificacin de Netanyahu no es ms convincente que la anterior. Rusia y las Naciones Unidas ya estn muy avanzadas para restablecer una zona desmilitarizada en el lado sirio de la lnea de separacin de fuerzas. Eso asegurara que Irn no pudiera desplegarse cerca de los Altos del Goln.

En una reunin entre Netanyahu y Trump en Washington el lunes por la noche, el presidente convirti su tuit en un decreto ejecutivo. El momento es significativo. Este es otro intento descarado de Trump para entrometerse en las elecciones de Israel, que se celebrarn el 9 de abril.Brindar a Netanyahu un enorme impulso mientras lucha contra las acusaciones de corrupcin y una amenaza creble de un partido rival -Azul y Blanco- encabezado por exgenerales del ejrcito.

Netanyahu apenas pudo contener su alegra despus del tuit de Trump y al parecer lo llam para decirle: "Hiciste historia!". Pero, en realidad, no era un capricho. Israel y Washington se han estado encaminado en esta direccin por un tiempo.

En Israel hay apoyo de todos los partidos para mantener el Goln. Michael Oren, exembajador israel en los EE.UU. y confidente de Netanyahu, lanz formalmente un plan el ao pasado para cuadruplicar el tamao de la poblacin de colonos en el Golan, hasta llegar a 100.000, en una dcada.

El Departamento de Estado de los EE.UU. ofreci su aparente sello de aprobacin el mes pasado cuando incluy los Altos del Goln por primera vez en la seccin "Israel" de su informe anual de derechos humanos.

Este mes la senadora republicana Lindsey Graham realiz una gira pblica por el Goln en un helicptero militar israel junto a Netanyahu y David Friedman, el embajador de Trump en Israel. Graham dijo que l y su compaero el senador Ted Cruz presionaran ante el presidente de Estados Unidos para cambiar el estado del territorio.

Trump, por su parte, no ha ocultado su desdn por el derecho internacional. Este mes sus funcionarios prohibieron la entrada a los Estados Unidos al personal de la Corte Penal Internacional, con sede en La Haya, que estn investigando los crmenes de guerra de los Estados Unidos en Afganistn. La CPI se ha convertido en enemiga tanto de Washington como de Israel en sus intentos iniciales y exiguos de pedirles cuentas a ambos.

Sea cual sea el giro de Netanyahu sobre la necesidad de evitar una amenaza iran, Israel tiene otras razones ms concretas para aferrarse al Goln. El territorio es rico en fuentes de agua y proporciona a Israel un control decisivo sobre el mar de Galilea, un gran lago de agua dulcecrucial en una regin que enfrenta una escasez de agua cada vez mayor.

Los 1.200 kilmetros cuadrados de tierra robada se estn explotando de manera agresiva, desde viedos en crecimiento y huertos de manzanas hasta una industria turstica que, en invierno, incluye las laderas cubiertas de nieve del monte Hermn.

Como seal Who Profits, una organizacin israel de derechos humanos, en un informe de este mes, las compaas israeles y estadounidenses tambin estn estableciendo parques elicos comerciales para vender electricidad. E Israel ha estado cooperando silenciosamente con el gigante energtico estadounidense Genie para explorar reservas de petrleo potencialmente grandes en el Goln. El asesor y yerno de Trump, Jared Kushner, tiene inversiones familiares en Genie. Pero extraer el petrleo ser difcil, a menos que Israel pueda argumentar plausiblemente que tiene soberana sobre el territorio.

Durante dcadas, EE.UU. con regularidad haba manipulado a Israel para entrar en una mezcla de conversaciones de paz pblicas y por canales con Siria. Hace solo tres aos Barack Obama apoy una reprimenda a Netanyahu del Consejo de Seguridad de la ONU por afirmar que Israel nunca renunciara al Goln.

Ahora Trump ha dado luz verde a Israel para que lo retenga permanentemente. Pero, diga lo que diga, la decisin no traer seguridad para Israel ni estabilidad regional. De hecho no tiene sentido el "acuerdo del siglo" de Trump, un plan de paz regional largamente demorado para poner fin al conflicto israel-palestino que, segn los rumores, podra desvelarse poco despus de las elecciones israeles.

En cambio el reconocimiento de los Estados Unidos ser una bendicin para la derecha israel, que ha estado clamando por anexar vastas reas de Cisjordania y, por lo tanto, clavar un ltimo clavo en el atad de la solucin de dos estados. La derecha de Israel ahora puede argumentar plausiblemente: "Si Trump ha consentido nuestra incautacin ilegal del Goln, por qu no tambin nuestro robo de Cisjordania?"

Una versin de este artculo apareci por primera vez en el National, Abu Dhabi.

Jonathan Cook es un periodista residente en Nazaret desde 2001, autor de tres libros sobre el conflicto palestino-israel. Mantiene un blog propio en www.jonathan-cook.net

 

Fuente: https://mondoweiss.net/2019/03/trumps-israels-annexation/

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a l traductora y Rebelin.org como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter