Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-04-2019

El tongo de la boleta electrnica (2 y 3)

Julin Alcayaga O.
Rebelin


Ya sostuvimos en una primera columna, que la modernidad de la boleta electrnica, es el tongo, el volador de luces, con el cual el gobierno pretende evitar que se aborden y se ataquen las verdaderas causas de la evasin tributaria, y sobretodo, pretende ocultar que esta reforma abre ms anchas las puertas a la simulacin, la elusin y la evasin tributaria.

Pero antes de continuar con la segunda parte, deseo explicar lo que es la factura electrnica, puesto que a algunos lectores de la primera parte de El tongo de la boleta electrnica(1), han pensado que la f actura electrnica es simplemente hacerla en Excel, word, pdf, etc., y que la puedas enviar por correo electrnico o whatsapp a los clientes, lo que existe en muchos pases, pero que en nada se asemeja a lo que la factura electrnica es en Chile.

En la actualidad, para hacer una factura en Chile, se debe ingresar obligatoriamente al sitio web del S.I.I., y desde ah se conecta a un software especial que ya se ha comprado en el mercado, y mediante una clave especial se puede confeccionar la factura. Para ello, se ingresa el rut del cliente y sus datos aparecen automticamente. Enseguida, se ingresa la cantidad y el precio del producto o servicio que se va a vender, y el sistema calcula automticamente el valor y el IVA. Al validar la factura, el sistema entrega el N correlativo de la factura de ese contribuyente. De esta manera la factura queda registrada inmediatamente en el S.I.I., como registro de facturas de ventas del vendedor y de compras del cliente, en base al cual el S.I.I. tambin puede confeccionar la declaracin de IVA. Todo queda registrado electrnicamente y por eso se llama factura electrnica, pero, como ya lo dijimos en la primera parte, de nada sirve para frenar la evasin de los grandes evasores.

Ahora seguiremos con la segunda parte. Comenzaremos, por analizar cules son los mtodos o medidas adoptadas en los pases desarrollados, que les han permitido prevenir y frenar la evasin tributaria, y que en Chile, ni antes ni ahora se quieren ni siquiera mencionar.

El secreto bancario

En los pases desarrollados, el primer mtodo contra la evasin tributaria es la inexistencia del secreto bancario de los contribuyentes frente a la administracin tributaria, y la obligacin, adems, que toda transaccin comercial, de venta o de compra, se debe pagar por cheque, letras de cambio, transferencias electrnicas, tarjetas de dbito o crdito, etc. Fuera del comercio al detalle, pagar o recibir pagos en efectivo est prohibido, salvo la caja chica, para gastos muy menores Y por cierto, la Administracin Tributaria de esos pases, puede revisar la contabilidad y dichas cuentas bancarias, cuando lo estime conveniente, y sin pedir la autorizacin a tribunales.

Todo dinero que entra (ventas) o sale (compras) de la empresa, debe obligatoriamente tener su trazado en una de las cuentas bancarias de la empresa, y poco importa que las facturas o boletas sean en papel o electrnicas, si todo pasa por una cuenta bancaria, que la Administracin Tributaria puede revisar, si sospecha de alguna anomala.

Por qu en Chile existe el secreto bancario? Evidentemente para evadir impuestos fraudulentamente, y debido a ese secreto en las cuentas bancarias de las empresas, el SII no pueda fiscalizar, salvo en contados casos previa autorizacin de los Tribunales.

Cul es el pretexto en Chile para no suprimir el secreto bancario? Uno absolutamente falaz. Que levantar el secreto bancario de las empresas y en general de los contribuyentes, atenta contra los derechos constitucionales del respeto a la vida privada e inviolabilidad del hogar. Ello querra decir que pases que instauraron el constitucionalismo en Europa, constitucionalismo que hemos copiado, no respetan la Constitucin, ni la vida privada e inviolabilidad del hogar de sus ciudadanos, porque no existe el secreto bancario?

Es ms que evidente, que en Chile, el pretexto para mantener el secreto bancario es realmente falaz, pero es sustentado por expertos abogados, economistas, auditores, jugosamente pagados por los ms grandes evasores de impuestos, que por nada quieren que se levante el secreto bancario, para seguir evadiendo impuestos con tranquilidad. Ese es el respeto a la vida privada que defienden.

El secreto de la informacin contable y tributaria

Relacionado con el secreto bancario, existe otro gran secreto en Chile para favorecer la evasin y la elusin tributaria, que tampoco existe en los pases desarrollados: el secreto en la informacin contable y tributaria de los contribuyentes.

En los pases desarrollados esta informacin es pblica y transparente, y lo paradojal es que en Chile tambin lo era gracias a una ley de la Dictadura, DFL 7 de 1980, ley que perdur hasta el 4 de agosto de 1995, cuando en el gobierno del Presidente Frei Ruiz-Tagle y su Ministro de Hacienda Eduardo Aninat, con la Ley 19.398 derogaron el inciso cuarto del art. 35 del Cdigo Tributario, inciso que precisamente permita que todos los chilenos nos enterramos cuanto impuesto pagaban las empresas mineras extranjeras, Juan Prez, o cualquier empresa o contribuyente.

Dicho inciso cuarto fue reemplazo por uno que dice. El Director y dems funcionarios del Servicio no podrn divulgar, en forma alguna, la cuanta o fuente de las rentas, ni las prdidas, gastos o cualesquiera dato relativos a ella, que figuren en las declaraciones obligatorias.

Evidentemente, que el secreto de la informacin tributaria no se implant para que no supiramos cuanto impuesto pag o no pag Juan Prez, si no para que no se supiera que las mineras extranjeras y en general las empresas extranjeras o nacionales que explotan otros recursos naturales, no pagaban impuestos.

Ahora, si el Presidente Piera quisiera incorporar las mejores prcticas a nivel internacional, podra, por ejemplo, restablecer el inciso cuarto del art. 35 del Cdigo Tributario, que existi hasta 1995, aunque los grandes evasores se opongan porque ello atentara contra la inviolabilidad del hogar y el respeto a la vida privada.

Pero contrariamente a lo que se podra esperar de una modernizacin tributaria que incorpore las mejores prcticas a nivel internacional, el proyecto del Presidente Piera agrega mayor secretismo y ocultamiento a la informacin tributaria, al agregar al mencionado art. 35 del Cdigo Tributario, un nuevo inciso que dispone que el Director y dems funcionarios del Servicio: Tampoco podrn divulgar el contenido de ningn proceso de fiscalizacin realizado en conformidad a las leyes tributarias, destinado a determinar obligaciones impositivas o a sancionar a un contribuyente.

Desde 1995, el art. 35 del Cdigo Tributario impide conocer la tributacin de cualquier contribuyente, ahora, con esta reforma, el gobierno quiere impedir que el S.I.I. pueda divulgar siquiera que algunos honorables evasores, estn siendo sometidos a una fiscalizacin tributaria. Esa es la modernidad que quiere el Presidente Piera. Una verdadera desvergenza!.

La limitacin de las prdidas contables

En la mayor parte de los pases desarrollados no est permitido que una empresa pueda acumular prdidas que sobrepasen la mitad del capital propio. Esta proporcin vara segn los pases, pero puede ser inferior a la mitad del capital propio. En Francia, por ejemplo, el art. L 223-42 del Cdigo de Comercio, establece que si las empresas acumulan prdidas superiores a la mitad del capital social, tienen la obligacin en un plazo de 2 aos, de disminuir o aumentar el capital, o poner trmino de giro a la empresa.

Esta medida se justifica ampliamente, porque si una empresa durante aos acumula prdidas superiores a la mitad del capital, y puede seguir funcionando, ello es un claro indicio que el o los dueos de esta empresa, la hacen funcionar con ingresos no declarados que han evadido entonces el pago de los impuestos correspondientes, o que sigan funcionando con dineros de una ms dudosa procedencia.

De esta manera, la estricta limitacin de las prdidas contables de las empresas, levanta a la vez un cerco muy importante a la evasin del IVA, y como consecuencia lgica limita la evasin del impuesto a la renta. Por esta razn, pierde todo su sentido lgico y prctico, obligar a las empresas a timbrar facturas y otros documentos contables, o que las facturas y boletas sean electrnicas, sino no existen lmites a las prdidas. Por lo general en Europa, las facturas pueden ser hechas en cualquier tipo de papel, incluso en una hoja de papel blanco, con o sin logo de la empresa. El control de la facturacin pasa a ser ms un problema de control de gestin de cada empresa, que una preocupacin del Estado, cuya fiscalizacin slo se produce, si los sistemas de prevencin advierten alguna anormalidad.

Contrariamente a la legislacin existente en los pases desarrollados, en Chile, no existe limitacin a las prdidas contables que pueden superar en varias veces el capital. Al no existir lmites a las prdidas que pueden contabilizar las empresas, ello es un verdadero saco roto donde se pueden echar sin lmites, ventas sin factura o sin boleta (en papel o electrnicas da lo mismo), o compras de facturas falsas para descontar IVA, gastos no necesarios del giro, etc.. Ante la inexistencia de cercos a las prdidas tributarias que pueden acumular las empresas, es realmente irrisorio e intil implementar la factura y la boleta electrnica.

En Chile, es incluso un buen negocio vender una empresa con enormes prdidas tributarias acumuladas, tal como sucedi, por ejemplo con La Disputada de Las Condes, que Exxon vendi a Anglo American el ao 2003, que tena prdidas tributarias acumuladas de U$ 700 millones, que posteriormente Anglo American recuper del Fisco.

En consecuencia, si en Chile se quiere realmente luchar contra la evasin del IVA, que es fundamental en la evasin del impuesto a la renta, se debe obligatoriamente poner un lmite muy preciso a las prdidas que puedan acumular los contribuyentes sujetos a llevar contabilidad. Los que sobrepasen ese lmite, se les debe obligar a aumentar el capital con nuevos aportes, o proceder de oficio a su disolucin.

Un plan contable nico nacional

En los pases desarrollados, al efectuar la declaracin de impuesto a la renta al Servicio de Impuestos, obligatoriamente se le debe acompaar de un detallado Balance y Estado de Resultados e Inventarios o Movimiento de Activos de la sociedad, documentos que adems deben estar basado en un Plan de Cuentas Codificado nico, y que es obligatorio, para absolutamente todas las empresas.

En Chile, las empresas pueden utilizar el plan de cuentas que estimen conveniente, sin embargo el S.I.I. las obliga a timbrar los libros o formularios continuos que contienen los movimientos contables. En los pases desarrollados, por el contrario, no se deben timbrar estos libros o formularios, pero existe la obligacin que todas las empresas utilicen exactamente el mismo plan contable, que en el caso de la Unin Europea es el mismo para todos los pases de la Unin.

Qu importancia puede tener un Plan Contable nico, en la lucha contra la evasin Fiscal?

Una importancia muy relevante, puesto que el Plan Contable nico y Nacional, es el principal instrumento de control de gestin de las propias empresas, pero adems, gracias a esta codificacin nica de las cuentas, pasa a ser un excelente instrumento de autocontrol y auto fiscalizacin, al tener las empresas, obligatoriamente que asemejarse en sus cuentas, con las empresas del mismo rubro o del mismo tamao.

Esta comparacin se basa en el hecho que a cada tipo de gastos le corresponde una cuenta especfica con su respectivo cdigo, por lo que resulta muy difcil aumentar desmesuradamente las compras o gastos en una cuenta, en razn que esta cuenta debe tener una cierta proporcin y racionalidad en funcin de las ventas y/o del conjunto de los dems gastos de la propia empresa, y en comparacin con las otras empresas del mismo sector econmico, y/o del mismo tamao. Esto permite tener ratios o parmetros de gastos bastantes precisos, para las empresas de un mismo sector econmico.

Si los mismos contribuyentes pueden ejercer ese autocontrol, con mayor razn lo puede hacer el sistema informtico del Servicio de Impuestos, que maneja los parmetros de todas las empresas del pas. Ms an, con el desarrollo que han alcanzado los medios y sistemas informticos, es el sistema que sealar automticamente al SII, a todos aquellos contribuyentes que escapan a las normas y ratios preestablecidos, los que pasarn a ser analizados con mayor atencin por fiscalizadores, y si fruto de este anlisis, los contribuyentes salen de los parmetros normales, ellos pasan a ser fiscalizados directamente.

Por lo tanto, no es por sondeos y al azar que se seleccionan los contribuyentes que deben ser fiscalizados, sino que se efecta por en riguroso mtodo, gracias a que el Plan Contable Unico Nacional (o europeo en el caso de la Unin Europea), permite hacer comparaciones de los gastos mediante normas o ratios que sirven de referencia. A todo esto se debe agregar que las informaciones contables no son secretas en estos pases, como lo son actualmente en Chile.

Es por ello que en Chile, es absolutamente necesario que se establezca por ley un Plan Contable nico Obligatorio para todos los contribuyentes obligados de llevar contabilidad, Y para evitar adems una larga discusin sobre el tema, lo ms lgico sera simplemente adaptar directamente el Plan Contable Europeo a nuestra realidad, el cual se encuentra traducido al castellano, puesto que se usa en Espaa.

Pero de todas estas medidas anti evasin, no existe siquiera un atisbo en la reforma tributaria de Piera-Larran. Confan en que la modernidad de la innecesaria boleta electrnica, les permitir no atacar las verdaderas causas de la evasin.

 

----------------------------------

Ya sostuvimos en dos anteriores columnas, que la modernidad de la boleta electrnica, es el tongo, el volador de luces con el cual el gobierno pretende evitar que se aborden y se ataquen las verdaderas causas de la evasin tributaria, y sobretodo, pretende ocultar que esta reforma, abre ms anchas las puertas a la simulacin, la elusin y la evasin tributaria, que ha sido y es el tema que hemos abordado de esta reforma tributaria.

 

En efecto, el actual proyecto de modernizacin tributaria del gobierno, no solo no le pone trmino al secreto bancario, al secreto de la contabilidad, ni le pone lmites a las perdidas tributarias acumuladas, y tampoco impone un Plan Contable nico y Obligatorio, por el contrario, ms bien fomenta la evasin, porque el proyecto limita las facultades fiscalizadoras del SII, instala el silencio positivo del SII y deroga diversas disposiciones anti elusivas y anti evasin que actualmente existen.

 

Ya en el Mensaje Presidencial, se dan las directivas para modificar el concepto de gasto que debe considerar el Servicio de Impuestos Internos (SII)I: As las cosas, creemos conveniente y se ha trabajado con el Servicio en una nueva definicin de gasto que puede ser deducido de la renta, disponiendo que sern tales los que cumplan las siguientes condiciones: (a) que se encuentren vinculados directa o indirectamente al desarrollo del giro, entendiendo por tal el que se realiza para el desarrollo de las operaciones o negocios de la empresa o el que se efecta en el inters de la misma; incluyendo gastos ordinarios, extraordinarios, habituales, excepcionales, voluntarios u obligatorios; (b) que sean razonables en cuanto a su monto, atendidas las circunstancias particulares del caso ; (c) que no hayan sido rebajados en virtud del artculo 30; (d) que se encuentren pagados o adeudados durante el ejercicio comercial correspondiente; (e) que tengan una causa lcita y no tengan su origen en comportamientos dolosos ; y (f) que se acrediten o justifiquen en forma fehaciente ante el Servicio, en caso de fiscalizacin, a travs de los medios de prueba que corresponda conforme a la naturaleza de los respectivos desembolsos.

 

Consecuentemente con este mensaje, tanto en el Cdigo Tributario como en la Ley de la Renta, se modifica el concepto de gasto que puede ser deducido de la renta, y a la vez se introduce el concepto de gasto lcito, haciendo prcticamente desaparecer lo que hasta ahora significaba gasto tributario.

 

En efecto Las leyes tributarias siempre han admitido como gastos necesarios para producir la renta, solo aquellos que las mismas leyes tributarias permitan, pero ahora ser admitido como gasto necesario para obtener la renta, todo aquello que el Ordenamiento Jurdico define como gasto lcito, lo que permitir disminuir considerablemente la base del impuesto a la renta y la recaudacin tributaria.

 

En efecto, al artculo 4 del Cdigo Tributario, que es una norma de aplicacin e interpretacin general para todos los efectos tributarios, se le agrega el siguiente inciso.

 

Sin perjuicio de lo anterior, la interpretacin y aplicacin de las disposiciones tributarias, de los actos jurdicos y de los contratos, deber considerar las normas de derecho comn. En consecuencia, el intrprete debe considerar las normas y criterios interpretativos recogidos por el ordenamiento jurdico comn, entre los que se cuentan los principios generales del derecho.

 

Es decir, todo intrprete, no solo el S.I.I. y el Tribunal Tributario y Aduanero, sino tambin la Defensora del Contribuyente que pretende crear esta reforma, tendrn que interpretar, las normas del derecho comn para los actos y contratos de cualquier contribuyente, como gasto necesario para producir la renta, del momento que son catalogados de gasto lcito por el ordenamiento jurdico en general.

 

Con el gasto lcito del Ordenamiento Jurdico, podramos llegar al extremo, que un empresario invite a un cliente a un Casino, y realice millonarios gastos, y como el Casino est autorizado por el ordenamiento jurdico, pasara a ser un gasto lcito para agasajar a un cliente, que se podr contabilizar como gasto necesario del giro para producir la renta.

 

Con este objetivo, se modifican tambin los art. 4 bis, 4 ter, 4 quter, de este mismo Cdigo, que hacen prcticamente desaparecer los hechos que constituyen la elusin y la simulacin. En el art. 4 bis se suprime el inciso cuarto de la Reforma Tributaria del 2014, y se agrega el siguiente: Se entender que existe elusin de los hechos gravados exclusivamente en los casos de abuso o simulacin establecidos en los artculos 4 ter y 4 quter, respectivamente .

 

Y en consonancia con lo anterior, se modifica el inciso segundo del art. 4 ter de la Reforma del 2014, y se le deja como sigue: Es legtima la eleccin entre diversas conductas y alternativas contempladas en el ordenamiento jurdico. En consecuencia, no constituir abuso la sola circunstancia que el mismo resultado econmico o jurdico se pueda obtener con otro u otros actos jurdicos o contratos que derivaran en una mayor carga tributaria; o que el acto jurdico o contrato escogido, o conjunto de ellos, no genere efecto tributario alguno, o bien los genere de manera reducida o diferida en el tiempo o en menor cuanta, siempre que estos efectos sean consecuencia de los actos jurdicos o contratos realizados de acuerdo con el ordenamiento jurdico.

 

Hemos destacado ordenamiento jurdico, porque este concepto reemplaza a legislacin o ley tributaria, lo que quiere decir, que no se podr determinar que existe elusin si es legtima la eleccin entre diversas conductas, que autorice, no ya la legislacin tributaria, sino todo el ordenamiento jurdico, lo que hace muy difcil para el SII catalogar una operacin de elusin o simulacin tributaria, en aquel mar que significa ordenamiento jurdico. Es como buscar una aguja en un pajar.

 

En relacin con los artculos 4 ter y 4 quter, se modifica art. 100 bis del Cdigo Tributario, aumentando de 100 a 250 UTA la multa a la persona natural o jurdica respecto de quien se acredite haber diseado o planificado los actos, contratos o negocios constitutivos de abuso o simulacin, segn lo dispuesto en los artculos 4 ter, 4 quter. Aumentar la multa para los asesores jurdicos o tributarios en los actos constitutivos de abuso o simulacin, parece una medida muy apropiada, sin embargo es otro volador de luces farandulero, puesto que a la vez se ha modificado de tal manera los art. 4 ter y 4 quter, que prcticamente hacen desaparecer los hechos de abuso, elusin y simulacin, al establecer que son gastos necesarios para producir la renta los que permite todo el ordenamiento jurdico.

 

Existen varios otros artculos del Cdigo Tributario y de la Ley de la Renta, que incorporan diversas disposiciones como gasto lcito del derecho comn, para determinar la renta. Son disposiciones directamente elusivas, que en vez de aumentar la recaudacin tributaria, permitirn reducirla considerablemente, sobre todo de los ms grandes contribuyentes, que son los nicos que pueden pagar asesoras tributarias que les permitan eludir e incluso evadir la renta, y por ende el Impuesto a la Renta.

 

Pero hay otras derogaciones o modificaciones que son ms directas. Por ejemplo, el art. 31 letra f, estableca Tampoco proceder la deduccin de gastos incurridos en supermercados y comercios similares, cuando no correspondan a bienes necesarios para el desarrollo del giro habitual del contribuyente. Incluso en el Formulario 29 de IVA, tiene hasta ahora la lnea 28 para declarar especficamente las compras en supermercados y comercios similares. Pues bien, esta reforma deroga esta disposicin, y como todas estas compras estn dentro del ordenamiento jurdico, podrn descontarse de la renta lquida.

 

En la anterior columna, ya nos referimos al hecho que esta reforma, al agregar al art. 35 del Cdigo Tributario, un nuevo inciso que dispone que los funcionarios del SII no podrn divulgar ningn proceso de fiscalizacin destinado a determinar obligaciones impositivas o a sancionar a un contribuyente. Pero la desvergenza es an mayor, porque esta reforma crea la DEDECON, la Defensora del Contribuyente, que en los hechos no tendr como objetivo defender a los contribuyentes, sino que a los evasores de impuestos. Tal es as, que el artculo 28 de esta Defensora, sanciona a los funcionarios de la Defensora que revelen que algn contribuyente est siendo investigado, so pena de ser despedidos inmediatamente. Esta reserva deber ser mantenida por dichos funcionarios an despus que dejen la Defensora.

 

Esta defensora de los evasores de impuestos, ser financiada con los impuestos de todos los chilenos, y muy especialmente con el IVA y otros impuestos al consumo, puesto que no se financiar con el impuesto a la renta, ya que esta reforma modernizadora con su incitacin a la elusin, simulacin y evasin, ms bien disminuye la recaudacin por Impuesto a la Renta. En consecuencia, son los ms pobres que van a financiar esta Defensora de los evasores de impuestos. Es de esperar, que esta desvergonzada parte del proyecto de modernizacin tributaria, que crea la Defensora del Contribuyente, sea rechazada en el Congreso Nacional, aunque, ms conveniente an, sera que se rechazara incluso la idea de legislar.

 

Si ya existe el Tribunal Tributario y Aduanero, al cual pueden recurrir los contribuyentes en caso que consideren errada o abusiva la actuacin el SII, al cual pueden recurrir incluso sin patrocinio de abogado si la cuanta de la reclamacin es inferior a 32 UTM, poco ms de $ 1,5 millones. En suma, nada justifica que se cree la Defensora del Contribuyente, pero que puede ser otro volador de luces, para tratar de encontrar apoyo ciudadano y parlamentario para todo el proyecto de modernizacin tributaria.

 

Tan regresiva como la evasin y elusin tributaria, que este proyecto no ataca, es lo que se conoce como gasto tributario, que es un eufemismo para disfrazar que se trata de exenciones tributarias, que este ao 2019 alcanzar a US$ 9.941 millones, segn el SII, exenciones que en su gran mayora favorecen al 1% ms rico de la poblacin. Pues estas exenciones tributarias para los ms ricos no se tocan con la modernizacin tributaria, pero a cambio de ello, se quiere perseguir a los pequeos comerciantes y artesanos, para que compren los equipos para emitir boletas electrnicas, en vez de simples boletas en papel.

 

En una prxima y ltima columna, nos referiremos a los mayores evasores de impuesto en Chile, que son las empresas mineras, pero no queremos terminar, sin decir algo positivo de esta reforma, como es el hecho que se est pensando en imponer un impuesto de 19% a los servicios digitales, como Neflix. Spotify y otros, que debiera ser extensivo a la totalidad de los productos y servicios que se compran por internet desde el extranjero. Si en Chile es obligatorio dar una boleta por cada compra superior a $ 180, y pagar 19% de IVA, no se ve la razn que cualquier producto que llegue por Correos de Chile o correos privados no pague tambin dicho impuesto.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter