Portada :: Brasil :: Bolsonaro: amenaza fascista en Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-04-2019

El ejrcito brasileo celebrar el aniversario del golpe del 64

Marcelo Aguilar
Brecha (Uruguay)


El portavoz de la Presidencia de la Repblica, el general Otvio Rgo Barros, dio el anuncio este lunes: Jair Bolsonaro determin que se hagan celebraciones en los cuarteles militares en conmemoracin del 31 de marzo de 1964, inicio de la dictadura militar que dur hasta 1985.

A casi tres meses de asumir la presidencia, las encuestas dicen que Bolsonaro ya perdi 19 puntos porcentuales de aprobacin. Cada vez ms aislado y con varios frentes de ataque abiertos al mismo tiempo, el ultraderechista se muestra caprichoso e inexperto. Y no parece importarle tanto. Acta l y algunos de sus aliados como si todava estuviera en campaa, y su propensin al dilogo y a la negociacin es escasa. Pero los alcances histricos de algunos de sus impulsos son todava difciles de dimensionar.

Ayer y hoy

La opinin prodictadura del ahora presidente siempre fue conocida y viene de larga data. Siendo diputado, y en una entrevista al programa Cmara abierta de la emisora Band, en mayo de 1999, dijo: Yo soy favorable a la tortura y el pueblo es favorable tambin. Y agreg: A travs del voto no va a cambiar absolutamente nada en este pas. Infelizmente las cosas cambiarn si un da vamos a un guerra civil aqu dentro, haciendo el trabajo que el rgimen militar no hizo, matando unos 30 mil, empezando por FHC (Fernando Henrique Cardoso, presidente en la poca). Si mueren algunos inocentes, todo bien. En todas las guerras mueren algunos.

En un video en 2014 frente al Ministerio de Defensa en Brasilia, Bolsonaro aparece tirando bombas de estruendo al cielo con una bandera amarilla de fondo que dice: Felicitaciones, militares. Gracias a ustedes Brasil no es Cuba. En la tragicmica cinta, el actual presidente cita a los actores que articularon el golpe, al que califica de gloriosa contrarrevolucin y segunda independencia de Brasil: Felicitaciones a los militares, a las mujeres en las calles [1], a la Iglesia Catlica y a los grandes medios que evitaron en 1964 que Brasil se convirtiera en un satlite de la Unin Sovitica.

En entrevista dada este mircoles al programa Brasil Urgente, tambin de la Band, Bolsonaro dijo que no hubo dictadura y que al igual que los casamientos todos los regmenes tienen algn problemita. La lder actual de la bancada oficialista en el Congreso, Joice Hasselmann, twite que este es el regreso de la narrativa verdadera de nuestra historia y dej en claro el sentimiento que esto le evoca: orgullo.

La Procuradura General de los Derechos Humanos del Ministerio Pblico Federal ya haba publicado este martes una nota en la que afirma que festejar la dictadura es festejar un rgimen inconstitucional responsable por graves crmenes de violacin a los derechos humanos. Esa iniciativa suena como apologa a la prctica de atrocidades masivas, y, por tanto, merece repudio social y poltico, sin perjuicio de sus repercusiones jurdicas.

Solo y a los tumbos

Ms all de la gravedad de estas declaraciones, es necesario ponerlas en contexto. El gobierno, que casi llega a los tres meses, se muestra vacilante y no consigue avanzar en las pautas que coloc como prioritarias. Una de ellas es el paquete anticrimen presentado por Sergio Moro, el ex juez hroe del Lava Jato y ahora ministro de Justicia de Bolsonaro. La iniciativa cuenta con pasajes muy polmicos, como el que se refiere al excluyente de ilicitud con el que el juez podr reducir la pena a la mitad o no aplicarla en caso de que el exceso provenga de miedo excusable, sorpresa o violenta emocin, lo que desde los movimientos sociales es visto como una legitimacin de los asesinatos policiales. El proyecto est en trmite y ha generado rispideces con el presidente de la Cmara de Diputados, Rodrigo Maia. Mientras Moro quiere celeridad en su tramitacin, Maia ha dicho que es una iniciativa importante, pero que la prioridad la tiene la reforma de las jubilaciones, y mand a analizar el paquete anticrimen por un grupo de trabajo, lo que en la prctica es congelarlo. El grupo incluye a los izquierdistas Marcelo Freixo (PSOL) y Paulo Teixeira (PT), lo que puede ser ledo como una chicana poltica, efectuada en momentos en que el ex presidente Michel Temer y el ex ministro Wellington Moreira Franco eran detenidos por la Operacin Lava Jato (vase ms adelante). Es que Maia fue el protegido de Temer en el Congreso y es yerno de Moreira Franco.

Estos encontronazos influyen tambin en la tan mentada reforma de las jubilaciones. Maia dice que el encargado de articular su aprobacin es el Poder Ejecutivo, y Bolsonaro dice que su papel en la reforma ya est cumplido y que ahora la pelota est en la cancha del Legislativo.

Mientras Bolsonaro intenta distanciarse de lo que tacha de vieja poltica, para Michel Neil, politlogo y doctor en la Universidad de Brasilia, el presidente se asla y mina su base de apoyo, y encima deja al mercado aterrado: Se esperaba que este gobierno tuviera una curva de aprendizaje, algo natural para todos los gobiernos que nunca estuvieron en el poder. Esa curva hara que pasase de un gobierno desarticulado a uno con una base de apoyo real para inclusive aprobar las medidas que entienda necesarias, pero lo que hemos visto hasta ahora, en estos cien das, es que pasa de un gobierno desarticulado a un gobierno aislado. Para Neil, el presidente est sembrando cizaa con todos los poderes, y eso es muy peligroso. En ese marco es que analiza la exaltacin de la dictadura militar hecha por Bolsonaro: Estas cizaas son muy preocupantes desde el punto de vista de la gobernabilidad, porque se corre el riesgo de que el pas llegue a un punto en el que se torne ingobernable. Y es ms preocupante todava cuando los militares son tratados como el punto de equilibrio del gobierno, los adultos en la sala. El politlogo explica que cuando Bolsonaro trata asuntos excntricos o pautas morales y no asuntos econmicos demuestra que todava no se baj del estrado despus de la eleccin. Agrega que el presidente no defini las reglas de juego de forma clara, ni lo que significa de hecho esa nueva poltica. Es justo que intente colocar nuevas lneas, pero tiene que dar seales de qu son y hacia dnde van.

Los ltimos choques se dieron este mircoles. Despus de que Bolsonaro insinuara que Maia estaba dolido por la prisin de su suegro, el presidente de Diputados le sali al cruce y aprovech para jugar para la tribuna: Dolidos estn los brasileos, que desde el 1 de enero estn esperando que el gobierno empiece a funcionar. Son 12 millones de desempleados, 15 millones abajo de la lnea de pobreza, la capacidad de inversin del Estado brasileo disminuyendo, 60 mil homicidios y el presidente jugando a presidir el pas. En tanto, el vicepresidente de la Repblica, el general Hamilton Mouro, dijo que le parece que hay ruido en la comunicacin con Maia, pero que el presidente de la Cmara es imprescindible. El propio Bolsonaro rest peso al enfrentamiento con Maia este jueves, pero todava est por verse qu pasar con los proyectos del oficialismo.

Dentro Temer, Fora Temer

La orden de Bolsonaro de conmemorar el aniversario del golpe militar se dio en un momento turbulento de la poltica nacional. El jueves 21, una fuerza de tareas de la Operacin Lava Jato detuvo al ex presidente Temer, en cumplimiento del mandato de prisin preventiva emitido por el juez Federal de Rio de Janeiro, Marcelo Bretas. Temer es acusado de liderar desde hace cuarenta aos una organizacin criminal para desvo de dinero pblico. El ex mandatario fue liberado este lunes por un juez de segunda instancia, quien consider que no existen motivos legales para mantenerlo preso hasta su juzgamiento.

Patrick Mariano, magster en derecho, Estado y Constitucin tambin de la Universidad de Brasilia, dijo a Brecha que el decreto de prisin contra Temer careca totalmente de fundamentos, pero dice no sorprenderse, porque esta ha sido la tnica de la Operacin Lava Jato, su mtodo de actuacin. Es que en realidad la prisin de Temer no sorprendi, ni siquiera a l mismo. Ya se especulaba con esa posibilidad desde que el impeachment contra Dilma Rousseff lo llev a la presidencia. Para Neil, seguir suelto es hoy el mayor desvelo de quien fue el presidente ms impopular, convertido ahora en una figura algo intrascendente: En trminos de pas, hoy Temer representa muy poco, es como un cuadro que ya sali de la pared. Y explica: A pesar de que tiene cierto poder partidario, dentro de una de las formaciones ms grandes del pas como es el PMBD y eso hace que todava mantenga un squito de seguidores, nunca fue un poltico popular, ni tiene aspiraciones pblicas a futuro. Sin embargo, dentro del juego poltico de Brasilia, Temer y sus aliados todava tienen influencia. Su prisin detona la reaccin y contrarreaccin de varios actores, y eso se reflej en el Congreso y en movimientos de varios poderes que buscaron protegerse,dice Neil. El politlogo cree, adems, que con la llegada de Moro al Ministerio de Justicia empez el declive del Lava Jato, que vio minado su imagen de imparcialidad.

Sin embargo, Neil cree que la operacin judicial ya dej un legado: Hay una generacin de jueces y promotores en todo el pas convencidos de que la mejora de Brasil pasa por el activismo jurdico y, por qu no decirlo, persecutorio. El Lava Jato contribuy mucho en ese sentido. Eso es muy peligroso, porque los fines empiezan a justificar los medios. Mariano est de acuerdo y cree que jueces como Moro y Bretas o el procurador (Deltan) Dallagnol que se hizo famoso por el power point en que casi todos los males de Brasil apuntaban a Lula, y por la frase contra Lula no tenemos pruebas, pero s conviccin piensan que estn actuando en el terreno poltico, cuando en realidad estn en el terreno jurdico. Para l, esta forma de actuacin es inaceptable y transforma el derecho en un juego publicitario de jueces que quieren ser famosos. Por su parte, Neil dice que estos jueces aumentan su capital poltico creando hechos polticos, pero se pregunta: Por qu un juez precisa tener capital poltico? Pensando estrictamente en su actividad, tericamente no deberan estar buscando ese tipo de exposicin.

Nota
[1] La Marcha de la Familia con Dios y por la Libertad ocurri el 19 de marzo de 1964 en So Paulo. Surgi como feroz respuesta conservadora al acto en que el presidente Joo Goulart anunci su programa de reformas, celebrado en Rio de Janeiro seis das antes. Segn crnicas de la poca, la marcha reuni a medio milln de personas, en su mayora mujeres con rosarios en las manos. Es vista como el anuncio del golpe de Estado que llegara das despus.

Fuente: https://brecha.com.uy/apologia-del-terror/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter