Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-04-2019

Netanyahu no es la enfermedad, es un sntoma

Gilad Atzmon
gilad.co.uk

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


En un artculo reciente, Gideon Levy, probablemente una de las ltimas voces genuinas de Israel por la paz, afirma que "no es Netanyahu el responsable del racismo, nacionalismo, divisin, incitacin, odio, ansiedad y corrupcin israeles. Detrs de Netanyahu, dice Levy, hay una nacin de votantes y otros funcionarios electos que no son muy diferentes de su lder".

"En pocas palabras, la gente es el problema... Hay quienes han odiado a los rabes mucho antes de Netanyahu. Hay quienes desprecian a los negros, detestan a los extranjeros, explotan a los dbiles y miran por encima del hombro a todo el mundo, y no a causa de Netanyahu. Hay quienes creen que son los elegidos y que, por lo tanto, lo merecen todo".

Levy reafirma la observacin que he estado manteniendo durante dos dcadas. El problema de Israel no es de tipo poltico. El conflicto con los palestinos o los rabes no es de naturaleza poltica, como algunos personajes delirantes dentro del movimiento de solidaridad palestino han estado proclamando durante aos. Israel se define como el Estado judo. Para comprender a Israel, sus polticos, sus polticas y la naturaleza intrusiva de su lobby, debemos entender la naturaleza del judasmo. Debemos aprender a definir las diferencias entre los judos (la gente), el judasmo (la religin) y la judeidad (la ideologa). Tenemos que entender cmo se relacionan esos trminos entre s y cmo influyen en la poltica israel y la juda a nivel mundial.

Levy escribe que hay quienes piensan que despus del Holocausto se les permite hacer cualquier cosa. Hay quienes creen que Israel es lo mejor del mundo en todos los campos, que el derecho internacional no se aplica a l y que nadie puede decirle qu hacer. Hay quienes piensan que los israeles son vctimas, siempre vctimas, las nicas vctimas, y que el mundo entero est contra nosotros. Hay quienes estn convencidos de que a Israel se le permite hacer cualquier cosa, simplemente porque puede".

Para comprender a qu se refiere Levy, debemos profundizar en el ncleo de la identificacin juda y, de una vez por todas, comprender la nocin de la eleccin juda. Levy sostiene que "el racismo y la xenofobia estn profundamente arraigados aqu, mucho ms profundamente que cualquier Netanyahu... El apartheid no comenz con l y no terminar con su partida; probablemente ni siquiera se ver afectado. Una de las naciones ms racistas del mundo no puede quejarse del racismo de su primer ministro. Netanyahu, como tal, no es la enfermedad. Es un mero sntoma.

La noticia devastadora es que ni la "izquierda" israel ni la llamada "antisionista juda" son menos racistas que sus enemigos sionistas. La izquierda israel presiona por una solucin de dos estados. Ignora crudamente la causa palestina, es decir, el derecho de retorno. La izquierda israel aboga por la segregacin y la "guetizacin"; no es exactamente el mensaje universal de armona que uno esperara de los "izquierdistas". Inquietantemente, la izquierda antisionista juda de la dispora es an ms exclusiva racialmente que la derecha israel. Como he observado muchas veces en el pasado, el grupo poltico judo favorito de Corbyn, a saber JewishVoicefor Labor (JVL) e s una clula poltica racialmente exclusiva. No permitira a los gentiles entrar en su club solo para judos. La Voz juda para la paz (JVP) no es mejor. Recibira con gusto donaciones de los goyim, pero nunca permitir que esos goyim se conviertan en miembros de su junta directiva.

Levy proclama que "Netanyahu es lo mejor que le puede pasar a la poltica israel: puedes tirarlo todo sobre l". Pero en su observacin ms astuta, que ha sido expuesta anteriormente por Uri Avnery (que en paz descanse) y la suya verdaderamente, Levy contina: sera fantstico que surgiera un tal Nelson Mndela local, un lder valiente con visin que cambiara los valores bsicos del pas y liderara una revolucin. Pero tal persona no ha nacido aqu y es dudoso que alguna vez ocurra.

Levy seala el ncleo del fracaso sionista. Si el sionismo temprano fue una promesa de civilizar al judo de la dispora por medio del "regreso a casa", sucedi que Israel hizo todo lo contrario. No queda mucho fuera de la promesa sionista de hacer que los judos sean "como todos los dems". Cuando Israel est a punto de perpetrar otro crimen de guerra colosal en Gaza, tenemos que admitir que estamos tratando con una identidad institucionalmente racista y peligrosa como ninguna otra.

Fuente: https://www.gilad.co.uk/writings/2019/3/25/netanyahu-is-not-the-disease-he-is-a-symptom

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin.org como fuente de la traduccin.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter