Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-04-2019

La unificacin de la tasa de cambio en Cuba: una urgencia rara?

Pedro Monreal
El Estado como tal (Blog)


Leyendo los ms recientes textos de varios colegas y revisando propuestas anteriores sobre el tema de la unificacin de las tasas de cambio en Cuba me parece entender dos cosas:

Conviene anotar que el acuerdo sobre el primer punto no es absoluto pues colegas como Torras y Ferran no comparten la propuesta de adoptar una tasa nica. Esa es, obviamente, una perspectiva respetable que ambos autores han fundamentado de manera precisa, aunque otros podamos discrepar.

Tambin parecen existir diferencias respecto al segundo punto, pues tanto los plazos como el contenido especfico del proceso de creacin de condiciones son abordados de maneras diversas por distintos autores.

Considero que tambin existen diferencias -no siempre explcitas- en el modo en que varios colegas entendemos cmo debera ser el proceso de planificacin de la economa -sobre todo en cuanto a la funcin de los precios- lo cual incide en la manera en que se adoptan premisas que son diferentes respecto al proceso de creacin de condiciones y tambin acerca de cmo debera funcionar en el largo plazo el nuevo rgimen cambiario que se adoptase como parte del proceso de unificacin de las tasas de cambio.

La gran incgnita contina siendo la perspectiva oficial detallada sobre el asunto. Sabemos que se aspira a una unificacin de las tasas de cambio, pero eso es casi todo lo que conocemos. El hecho de que 200 especialistas hayan estado trabajando en el asunto por encargo oficial, pero que paralelamente se haya decidido no divulgar el contenido de ese trabajo, pudiera estar relacionado con una posible nocin de que la unificacin de las tasas de cambio es el tipo de accin de poltica econmica que pudiera ser efectiva si esta se anunciase de manera sbita. No puedo afirmar tajantemente que tal nocin exista, pero tampoco parece existir evidencia para descartarla.

Segn el amplio consenso que entiendo que existe entre los especialistas que, de manera abierta, se han pronunciado recientemente sobre el tema, deberan crearse condiciones para poder implementar una unificacin de tasas de cambio que pudiera tener -como balance final- un efecto positivo en la economa, la sociedad y la poltica de Cuba. Es decir, que aun asumiendo que algunas condiciones pudieran tener un grado de simultaneidad con el momento de la unificacin, varias condiciones importantes deberan anteceder a la unificacin cambiaria.

Si lo anterior es correcto, entonces no parece plausible pensar que la unificacin de las tasas de cambio se produzca en un plazo cercano. La razn es evidente: no es observable en estos momentos ningn proceso importante para el establecimiento de las condiciones bsicas que haran efectivo el paso a una unificacin cambiaria. Se habla mucho sobre las aspiraciones que se tienen respecto a una serie de modificaciones en el modelo econmico y ciertamente existen acciones previstas del proceso de reforma (actualizacin del modelo) que formaran parte de la creacin de esas condiciones, pero hasta ahora los cambios han sido superficiales, en el mejor de los casos.

Ni lo que se ha hecho hasta el momento en cuanto a la reforma del sistema de planificacin -incluyendo una posible reforma de la empresa estatal, del funcionamiento de los precios, y de la integracin del sector no estatal-, ni lo que se ha hecho en cuanto a salarios o a la inversin extranjera, pudieran ser considerados como componentes materializados del proceso de creacin de condiciones para que funcione una tasa unificada con un peso devaluado.

Sobre este punto reitero lo que he expresado anteriormente en cuanto a que se necesita hacer una discusin ms fina. La ausencia de datos dificulta, pero no imposibilita hacer propuestas que tuviesen mayor precisin relativa, pues no se trata de alcanzar una precisin absoluta. Esa exactitud no la van a tener en un tema como este ni aquellos que tengan los datos buenos. Se trata de un proceso demasiado complejo como para poder ser pronosticado con precisin. Hay que usar enfoques y mtodos flexibles de evaluacin. Este es un tema sobre el que conviene intercambiar criterios en algn momento.

El ordenamiento -secuencialidad y simultaneidad- debe ser expuesto de manera ms concreta. Algunos colegas han presentado ideas muy buenas en ese sentido, pero mi exhortacin es a que avancemos todava ms en ese terreno.

En mi modesta opinin, probablemente el asunto ms importante que debera ser discutido es el relativo a la manera en que las diversas propuestas de unificacin cambiaria y de devaluacin pudieran conectar con el enfoque de planificacin de la economa nacional.

Anteriormente hemos sostenido discusiones sobre el posible impacto de la tasa de cambio sobre los precios (el llamado efecto de traspaso) y esa se mantiene como un rea de desacuerdos.

No obstante, ms all de un posible impacto inicial de una devaluacin (o de la ausencia de impacto) habra que considerar que el rgimen cambiario que vaya a establecerse debe tener correspondencia con el sistema de planificacin que opere en el pas. Llamo la atencin acerca de que sobre ese particular no se ha dicho oficialmente ni una palabra, de manera pblica.

Generalmente se asume que el sistema de planificacin establece el marco ms general en el que debe funcionar el rgimen cambiario, pero sobre esa relacin muy poco hemos debatido.

Parece considerarse oficialmente que el futuro sistema de planificacin centralizado sera ms flexible, una especie de descentralizacin dentro de la centralizacin. Siguiendo esa lgica, pudiera ser hasta posible un escenario donde se abandone el rgimen cambiario de tipo fijo que ha predominado por casi seis dcadas en el pas, pero esa no es una relacin que pueda ser abordada mediante generalidades. Es una discusin que exige tener en cuenta los aspectos especficos.

Desde esa perspectiva, pudiera ser conveniente tratar de identificar, como parte de la creacin de condiciones para la unificacin de las tasas de cambio, el sistema de planificacin que habra que utilizar para que la unificacin cambiaria fuese efectiva en el largo plazo.

Un buen lugar para comenzar la discusin pudiera ser tratar de responder tres preguntas:

Naturalmente, la estabilidad de precios es muy importante. Tambin lo es concebir el mercado y el plan sin caer en fundamentalismos.

Es el tipo de respuestas que inevitablemente se asocia a consideraciones tericas, pero es probable que ese plano no pueda ofrecer, por s mismo, las respuestas que se necesitan. Invitara, por tanto, a hacer un debate que incorpore cuestiones prcticas del problema.

Es probable que la unificacin de las tasas de cambio en Cuba contine presentndose como una urgencia rara mientras no logre avanzarse en aquello que parece ser una urgencia precursora: qu tipo de sistema de planificacin descentralizado puede ofrecer las condiciones que favorezcan el funcionamiento de una tasa de cambio nica en Cuba en un contexto de devaluacin del peso cubano?

Fuente: http://elestadocomotal.com/2019/03/29/la-unificacion-de-tasa-de-cambio-en-cuba-una-urgencia-rara/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter