Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-01-2006

El partido del presidente electo comienza a enfrentar los desafos ticos de la nueva democracia que naci el 18 de diciembre
Un primer escollo para Evo Morales es el defecto prebendal de la democracia

Wilson Garca Mrida
Servicio Informativo datos & Analisis


La Alcalda de Cochabamba pretende incrementar 80 tems en la Casa de la Cultura y militantes del MAS que apoyaron la frustrada candidatura prefectural de Jorge Alvarado podran beneficiarse con esa medida, en un detestable intercambio de favores. El partido del presidente electo comienza a enfrentar los desafos ticos de la nueva democracia que naci el 18 de diciembre. El MAS est ahora en el centro de un sistema corrupto y el desafo para transformarlo es un colosal reto moral y estratgico.

A primeras horas del domingo 18 de diciembre, un anciano aymara en la ciudad de El Alto, postrado en su vejez, exigi a su familia levantarlo de la cama para ir a votar. Su hijo era presidente de la mesa de votacin, ayud al anciano a sufragar y luego el hombre muri en pleno recinto electoral cumpliendo su ltima voluntad, el ltimo acto de su vida: votar por Evo Morales para Presidente de Bolivia.
Aquella muerte casi inmolatoria y singularmente bella, emblematiza el nacimiento de una nueva era en la democracia boliviana.
El Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales lleg al poder con el 54% de la votacin nacional, hecho sin precedentes en la historia latinoamericana.
El pueblo boliviano gest semejante revolucin electoral ante la insostenible decadencia institucional de esta democracia que, durante 20 aos de neoliberalismo, provoc una plaga de nuevos ricos en las esferas polticas dominantes. El MAS est ahora en el centro de este sistema corrupto y el desafo para transformarlo es un colosal reto moral y estratgico.

DEFECTO PREBENDAL DE LA DEMOCRACIA

El saqueo de los recursos naturales y el debilitamiento del Estado con el fin de privatizar y entregar al capital extranjero el control de la economa nacional necesitan, para prosperar, de un rgimen corrupto donde el prebendalismo, el patrimonialismo y el nepotismo se constituyen en norma de gobierno. Tal la vulgar esencia del neoliberalismo.
Bolivia ha sido vctima de este modelo desde 1985. Partidos como el MNR, MIR, ADN, Condepa, MBL, UCS, NFR e incluso recientes agrupaciones ciudadanas desprendidas de este sistema como CIU en el municipio de Cochabamba vinieron alternndose en este lapso para seguir enriqueciendo a sus dirigentes, hasta que lleg el MAS para intentar liquidar este ciclo perverso de democracia pactada.

LOS EXCESOS DE LA FLEXIBILIDAD TCTICA

El xito obtenido por el MAS en las urnas y la necesidad de canalizar la energa indgena, obrera y popular hacia un triunfo concertado con el conjunto de la sociedad boliviana,  obligaron a este partido a desarrollar una flexibilidad tctica diseada para incorporar en este proyecto clases medias y sectores ticos del empresariado nacional.
Sin embargo esta flexibilidad tctica supuso un riesgo para la preservacin de la lnea estratgica del MAS, ya que la apertura de este partido hacia adversarios no antagnicos cre, en algunos entornos del electo Presidente Indgena, una corriente que tiende a cohonestar con la corrupcin imperante en el sistema.
Se identifica como representante de esta corriente ultra pragmtica dentro el MAS al ex diputado y frustrado candidato prefectural en Cochabamba, Jorge Alvarado.
El estilo con que Alvarado ejerce su rol poltico cerca de Evo ya fue criticado durante la pasada campaa electoral, cuando se estableci que este candidato a Prefecto realizaba proselitismo sin haber renunciado a su condicin de diputado, es decir segua cobrando una dieta de aproximadamente 3.000 dlares mensuales sin asistir a las sesiones congresales.
Durante su gestin como gerente de la empresa de agua SEMAPA en Cochabamba, cargo que obtuvo tras la revuelta popular en abril del 2000, Jorge Alvarado fue acusado de promover irregularidades y trficos de influencias en esa empresa, hechos en los que incluso fueron involucrados dirigentes del Sindicato de Trabajadores de la Prensa de esta ciudad, tal como se denunci formalmente en mayo del 2001.

EL MAS AVALA NEPOTISMO MUNICIPAL

Tras un ampliado realizado el pasado fin de semana en Cochabamba, en ausencia del presidente electo Evo Morales que se hallaba en gira internacional, el Movimiento al Socialismo emiti una declaracin de franco respaldo a la criticada gestin del alcalde de Cochabamba Gonzalo Terceros, evitando as una censura (destitucin) que era alentada por los propios concejales del MAS. Los principales promotores de este respaldo fueron Alvarado y su entorno.
Paradgicamente, la gestin del alcalde Terceros fue denunciada como corrupta y prebendal por los tres concejales que tiene el MAS en el gobierno edil conformado en enero del 2005: Oscar Coca, Javier Cremer y Gonzalo Lema. Estos muncipes del MAS fueron implacables con Terceros cuando se evidenci que esta autoridad haba reincidido en su recurrente afn de convertir a la Alcalda en un feudo familiar, a tal extremo que su esposa Lourdes Toledo usaba bienes, vehculos y personal de la Municipalidad para beneficio personal y de sus empresas privadas.
No obstante aquellos antecedentes, y contrariando la eficaz labor fiscalizadora de los concejales del MAS, Alvarado como candidato a Prefecto acept el apoyo de Ciudadanos Unidos (CIU), un desgaje de la Nueva Fuerza Republicana (NFR) que encabeza el alcalde Terceros, quien puso al servicio de esa candidatura masista la necesaria infraestructura municipal. An as, o por ello mismo, Alvarado perdi la eleccin.
Sin embargo el pacto MAS-CIU sostenido por Alvarado y Terceros sigue en curso an despus de la campaa. Ms all de una disolucin pos electoral de tal alianza, Alvarado y Terceros la profundizan y se empecinan en anexar esta desastrosa gestin municipal al prximo gobierno central que presidir Evo Morales, bajo el pretexto de neutralizar al nuevo prefecto Reyes Villa, adversario personal de Terceros en la interna de NFR.

80 NUEVOS TEMS EN LA CASA DE LA CULTURA

Fiel a su estilo, el alcalde Gonzalo Terceros pretende legitimar su cuestionada gestin forzando una relacin estrecha con entidades como el MAS para fingir una imagen de eficiencia y honestidad. Lleg al extremo de ofrecer la presidencia del Concejo al muncipe masista Oscar Coca, quien, rechazando tal oferta, asumi la vicepresidencia de este rgano fiscalizador en reemplazo de su correligionario Gonzalo Lema, no como una concesin de CIU sino como el derecho que detenta el MAS en esta comuna donde es segunda fuerza despus del chalismo.
Sin embargo Terceros insiste en el propsito impostor de teir su gestin de azul y blanco (los colores del MAS) y en ese juego no vacila en utilizar arbitrariamente los recursos municipales, an violando normas vigentes.
Por ejemplo, tras el fracaso de Jorge Alvarado en la eleccin prefectural del 18 de diciembre, trascendi que los militantes del MAS que apoyaron a este candidato habran recibido la oferta de ingresar a trabajar en la Alcalda, al no haberse logrado la Prefectura.
El trascendido comenz a tomar cuerpo cuando el Alcalde reformul el Plan Operativo Anual del 2006 incrementando 80 nuevos tems en la Oficiala de Cultura, instancia que sera sometida a una incongruente desconcentracin que vulnera leyes de control fiscal. Este proyecto que fue presentado en vsperas de Navidad y despus de las elecciones del 18 de diciembre, estara dirigido a beneficiar a gente que hizo proselitismo para Jorge Alvarado. Supondr para el erario municipal una erogacin adicional de aproximadamente 26.000 dlares en las planillas mensuales, sin contar que el plan de Terceros abarca el incremento de sueldos en niveles jerrquicos de la Alcalda cuando el presidente electo Evo Morales anuncia que reducir su propio salario en un 50%.
Sin embargo, aunque este contubernio que dara pegas a militantes del MAS en la Alcalda con el voto de CIU, ser rechazada y resistida por los tres concejales masistas que han sido aislados y vilipendiados por obra de Alvarado. Javier Cremer, Oscar Coca y Gonzalo Lema declaran al unsono que de consumarse aquel proyecto prebendal y en caso de que militantes del MAS obtengan empleo en la Alcalda, ese hecho podra desnaturalizar la lnea estratgica de este movimiento para transformar al pas. Confan en que los mandatarios electos, Evo Morales y Alvaro Garca Linera, a su retorno del Brasil, replantearn esta alianza con Terceros.
As estn las cosas en Cochabamba.
---------------------------------
[email protected]


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter