Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-04-2019

Palestina y la marcha por el retorno
El derecho de vivir

Pablo Jofr Leal
Hispan TV


El 30 de marzo del ao 2018, la sociedad palestina, asentada en la Franja de Gaza, en una concentracin multitudinaria con gazates venidos desde Rafah, Jan Younis, pasando por el campo de Bureij, Jabaliya, Beit Lahia y Beit Hanoun, reivindicaron su derecho al retorno y el fin del bloqueo sionista. Ello, en el contexto de la conmemoracin del Da de la Tierra.

Miles de gazaties, ese 30 de marzo del 2018 se dieron cita en las inmediaciones de la valla artificial que separa el enclave costero de la Palestina histrica. Una Palestina y Cisjordania, surcada de asentamientos con colonos sionistas, que frenan la autodeterminacin de un pueblo, que lleva 70 aos de lucha por su autodeterminacin, el retorno de los refugiados y el fin del apartheid, que asimila la Franja de Gaza a un enorme campo de concentracin.

Una marcha que no se detiene

Hace 43 aos, un 30 de marzo del ao 1976 la sociedad palestina convoc a una huelga general en los territorios ocupados, con el objeto de impedir la confiscacin de 2 mil hectreas de tierras palestinas (equivalentes a 21 mil dunums) por parte del ejrcito israel. Expolio hecho bajo el argumento, que dichas tierras seran destinadas a campos de entrenamiento militar. Como tambin entregar parte de ellas a colonos sionistas, a contrapelo de todas las resoluciones sobre el tratamiento que una potencia ocupante deba tener con un territorio ocupado. Lo sealado contraviene el Cuarto Convenio de Ginebra, Ttulo III, Seccin Tercera, generando con su quebrantamiento, crmenes de guerra. La protesta ese ao 1976 se sald con el asesinato de siete jvenes palestinos que ofrendaron su vida luchando por proteger lo que es su aliento vital, su relacin estrecha con la madre tierra, sus olivos, sus cultivos, el ganado que pasta en sus terrenos. Los mrtires palestinos de aquella jornada vuelven a pasar por nuestros corazones, vuelven a ser recordados, plantando un olivo como smbolo de la relacin milenaria que tiene el pueblo palestino con su tierra, como seal de continuidad histrica frente al derecho irrenunciable de volver a su tierra, de volver a sus races, all donde pertenece.

Sostuve, precisamente un ao atrs, que en el marco de la conmemoracin del Da de la Tierra en Palestina, miles de habitantes de la Franja de Gaza, bloqueada desde el ao 2006 a la fecha, se acercaron a las alambradas que marcan la separacin de la Palestina usurpada desde el ao 1948. Una alambrada instalada, para acrecentar an ms el bloqueo contra esta tierra sometida a crmenes diarios, a un sofoco que viola los derechos humanos de 2 millones de personas, en lo que se considera el campo de concentracin ms grande del mundo. Una rplica monumental de aquellos campos que el nacionalsocialismo instal en tierras ocupadas en la Segunda Guerra Mundial. Panorama que bien deben conocer muchos judos que pasaron por campos de concentracin y que paradojalmente ha sido puesto en prctica en este Siglo XXI, por aquellos que han hecho de su propio sufrimiento en esa guerra, un modelo a seguir ahora contra el pueblo palestino. Singular, por cierto, pero hasta patolgico me atrevo a sostener.

Anuar Majluf, abogado chileno y descendiente de palestinos, Director Ejecutivo de la Federacin Palestina de Chile (que posee la poblacin de origen palestino ms numerosa del mundo fuera de Oriente Medio) afirma respecto al Da de la Tierra y la marcha por el retorno que cuarenta y tres aos despus de los hechos del ao 1976, nada ha cambiado. Israel contina con el robo y la colonizacin de tierras palestinas y sigue expandiendo sus asentamientos ilegales en territorio palestino ocupado y contina tambin la desposesin y desplazamiento en el interior de Israel. El Da de la Tierra es un recordatorio para los palestinos, sus descendientes, el exilio palestino y en general la humanidad, que nada ha cambiado desde que Israel fue fundado el ao 1948, que nada ha cambiado desde el ao 1976 y por tanto debemos continuar el trabajo de denuncia a las acciones ilegales de Israel.

Majluf habla tambin del derecho al retorno, elemento presente en la reivindicacin del pueblo palestino y que en su caso le llega muy hondo pues el ao 2017, cuando quiso ingresar a Palestina y visitar la tierra de sus ancestros, fue impedido por el ejrcito ocupante alegando que Majluf es un decidido opositor al rgimen israel, mostrando en esa accin el carcter racista y arbitrario de la que suele decir es la mayor democracia de Oriente Medio. Para los palestinos el derecho al retorno, seala Majluf, marca lo que son las marchas que se realizan desde el 30 marzo del ao 2018, es un pilar fundamental en la reclamacin palestina. Nos recuerda la limpieza tnica perpetrada por Israel el ao 1948 y los aos posteriores, junto a la catastrfica consecuencia de condenar a casi a un pueblo completo a vivir fuera de su patria, de sus aldeas, alejados de sus familias. Quienes fueron expulsados tras la Nakba tienen el derecho a regresar y tienen el derecho de construir un mejor futuro para sus hijos. El retorno ser el restablecimiento de la justicia y uno de los derechos fundamentales que tienen todo ser humano: poder vivir libremente en su patria.

Las muertes se multiplican

Tras un ao de marchas por el retorno, las cifras que marcan el accionar del sionismo contra el pueblo palestino son horrorosas. Slo en nios, el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (UNICEF) seal, a travs del Director Regional de la Unicef en Oriente Medio y frica, Geert Cappelaere, que 40 menores, de menos de 14 aos, haban sido asesinados por francotiradores israeles. Adems, Unicef consign, que desde el 30 de marzo del ao 2018 a la fecha 3 mil nios han sido hospitalizados con lesiones de balas, que han significado lesiones que los acompaarn pro el resto de sus vidas. La ONU, por su parte en un informe dado a conocer el pasado mes de febrero seal que las fuerzas de ocupacin han asesinado a 299 palestinos (195 de ellos en la Franja de Gaza en el marco de estas marchas por el retorno) y herido a un total de 35 mil personas, el 90% de ellos en el enclave costero. Entre estas vctimas encontramos mayoritariamente hombres, mujeres, estudiantes, trabajadores sanitarios, periodistas, deportistas, invlidos. La inmensa mayora de ellos, jvenes que recin comenzaban a vivir. 

Las estimaciones de la ONU sealan que de la cifra total de heridos, seis mil lo han sido por municiones reales, muchas de las cuales han generado un cuadro de mutilaciones en piernas, rodillas y brazos. Una clara confirmacin de aquella amenaza del jefe del estado mayor del ejrcito israel, Gadi Eisenkot, a las fuerzas militares israeles cuando comenz la movilizacin palestina en marzo del ao 2018: mis soldados tienen autorizacin para abrir fuego real y dentro de esa estrategia el uso de francotiradores, muchos de ellos elogiados por disparar a la cabeza de los manifestantes desarmados, ha sido uno de los elementos ms mortferos del ejrcito sionista, que ha merecido la repulsa mundial peroah sigue impune la soldadesca israel masacrando a la poblacin palestina pues quin los sanciona o les prohbe?

Por su parte el Consejo de Derechos Humanos de la ONU el pasado 22 de marzo emiti un informe lapidario contra Israel y su fuerza militar ocupante al sostener que aparentemente ha hecho uso intencional de la fuerza letal ilegal y otras fuerzas excesivas. Este Consejo de derechos humanos, de cuyo seno el ao 2018 tanto Estados Unidos e Israel se retiraron, acusando de imparcial al organismo, vot a favor del embargo de armas contra el rgimen sionista, as como el procesamiento de los israeles sospechosos de haber cometido crmenes de guerra en Gaza durante 2018. Una decisin importante que perfectamente podra hacer avanzar a la ONU hacia la determinacin de pasar del Captulo VI de la Carta de las Naciones Unidas al Captulo VII por ser Israel una clara amenaza a la paz y con su conducta de quebrantamiento de la paz en forma contumaz.

La resolucin del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, conformada por 46 pases recibi 23 votos a favor, 9 en contra y 14 abstenciones est fundamentada por un voluminoso Informe que recoge meses de investigacin, visita en terreno, testimonios de testigos y vctimas, llevada a cabo por la Comisin de Investigacin sobre las Protestas en el territorio palestino ocupado. Dicho informe afirma  que el rgimen sionista puede haber cometido crmenes de lesa humanidady el asesinato de civiles, que no estn participando directamente en las hostilidades es un crimen de guerra y en ese plano la comisin encontr que miembros del ejrcito israel mat e hiri a personas que no representaban amenaza alguna.

Este viernes 29 de marzo la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinacin de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en ingls) expres su preocupacin ante el gran nmero de vctimas entre manifestantes palestinos desarmados por el uso excesivo de la fuerza por parte del ejrcito israel. La OCHA ha pedido a Tel Aviv evitar ms muertos y heridos, sin que el ejrcito o el gobierno sionista haya expresado parecer alguno. De acuerdo con el ltimo informe elaborado por la OCHA, las fuerzas israeles han acabado con la vida de 299 manifestantes palestinos y herido a otros 35 mil desde el inicio de estas movilizaciones en Gaza, como tambin en ciudades de Cisjordania, coincidente plenamente con otros informes de otras organizaciones vinculadas con Palestina y el proceso de ocupacin a manos de Israel.

Las palabras de la OCHA se suman organizaciones internacionales como Mdicos Sin Frontera que ha sealado que el costo mdico, humano y econmico derivado a las muertes, heridas y represin contra los palestinos es ya insoportable. Ello, en un enclave bloqueado donde miles de personas no reciben atencin a pesar de sufrir heridas devastadoras. Queda absolutamente claro que el contexto humanitario que rodea a los territorios palestinos ocupados es nico entre las crisis humanitarias que existen actualmente en el mundo ya que, segn consigna la propia OCHA en su informe Territorios palestinos ocupados: Vidas fragmentadas dada a conocer el ao 2017 esa crisis humanitaria est directamente vinculada con el impacto de la ocupacin israel, que le niega a los palestinos la posibilidad de que controlen aspectos bsicos de la vida cotidiana, ya sea que vivan en la Franja de gaza, Al Quds o Cisjordania

Netanyahu: votos por sangre

La conducta sealada, las vctimas mortales y heridos exhibidos en la represin contra los anhelos de la poblacin palestina. La intensificacin de la campaa militar contra las localidades de la Franja de Gaza en vsperas de las elecciones parlamentarias en Israel (que se realizarn el prximo 9 de abril) son la expresin de la impunidad con que el rgimen criminal israel se conduce con el pueblo de Palestina. Es la constatacin del doble rasero de la llamada comunidad internacional que se ata las manos, enmudece, prefiere girar la vista a otro lado y no escuchar el clamor de un pueblo por su libertad.

El primer ministro del rgimen israel, Benjamn Netanyahu, lleva semanas anunciando una operacin militar con la Franja de Gaza y est preparando el escenario interno en Israel y el internacional. Prueba de ello fuer su viaje relmpago a Washington y Nueva York, para entrevistarse con su aliado Donald Trump y asistir a la conferencia anual del Comit de Asuntos Pblicos Estadounidense-israel (AIPAC por sus siglas en ingls) el denominado lobby Sionista. Todo ello destinado a reforzar el apoyo estadounidense, no slo en lo que fue reconocer la falsaria soberana sionista sobre los Altos del Goln Sirio, sino tambin el visto bueno, para llevar a cabo una operacin militar contra la Franja de Gaza en orden a que Trump emita, en estos das sus consabidas frases amenazantes contra la resistencia palestina, contra Irn y Hezbol, que le permita tejer una red poltica y una manipulacin comunicacional que no ofrezca freno a los mpetus belicistas del imperialismo y el sionismo.

Netanyahu seal: He ordenado el refuerzo de tropas para que estemos preparados para una amplia campaa en Gaza para luego puntualizar que esto se debe a que todas las otras opciones ya estn agotadas. Debemos dar un golpe muy fuerte a los palestinos en Gaza. Para preparar ese camino de agresin el premier sionista visit posiciones militares del ejrcito ocupante en las inmediaciones del enclave costero. Medios de informacin israeles consignaron que ya se haba movilizado cuatro brigadas y una fuerza de reservistas, adems de francotiradores adicionales en la frontera artificial con Gaza. Ante las palabras de Netanyahu, el jefe de la Direccin poltica del Movimiento de Resistencia Islmica de Palestina, Hamas, Ismail Haniya sostuvo que: Estamos listos para todos los escenarios y todas las alternativas, y no dudaremos en tomar la mejor decisin que sirva a los intereses de nuestra gente.

En junio del ao 2018 sostuve en un artculo sobre Gaza, que la entidad sionista preparaba un ataque de una envergadura similar o an ms potente que la denominada operacin Margen Protector que se sald con 2310 muertos y 11 500 heridos palestinos, contra 65 soldados y cinco civiles israeles muertos, en una campaa criminal que destruy gran parte de la infraestructura sanitaria, industrial, educacional y energtica gazet. Hoy, esa amenaza est presente pero, con una salvedad: las fuerzas de la resistencia tambin se encuentran en disposicin de combate y sus cohetes, a pesar de la diferencia numrica y capacidad destructiva pueden ser menores respecto al arsenal sionista pero, no dejan de atemorizar a los colonos de los asentamientos como Sderot, Kisofim, Beersheva y Ashkelon e incluso a aquellos asentamientos construidos sobre aldeas y pueblos palestinos ubicados al norte de Tel Aviv.

Las muertes en la Franja de Gaza seguirn incrementndose, en virtud de un tema eminentemente poltico: las prximas elecciones parlamentarias en Israel, que necesitan tener un chivo expiatorio para que los dirigentes sionistas y militares, que han hecho de la guerra su principal objetivo en la vida puedan seguir dirigiendo los hilos de la entidad sionista y todo lo que ello conlleva en materia de relaciones con Estados Unidos y el acceso a la multimillonaria industria militar, que tantos rditos le ha dado a Israel. Netanyahu necesita ofrendar sangre a sus electores y esa sangre tiene un blanco preferente: los palestinos en la Franja de Gaza. Palestina conmemora el Da de la Tierra con nuevas marchas por el retorno que expresan el derecho de vivir.


Fuente original: https://www.hispantv.com/noticias/opinion/424809/palestina-israel-dia-tierra-retorno-gaza

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter