Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Uruguay. Millones de columnas
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-04-2019

Uruguay, caso Gavazzo
Tabar Vzquez destituy al ministro de Defensa y al comandante en jefe del ejrcito

Luvis Pareja
Rebelin


El presidente Tabar Vzquez destituy al titular del Ministerio de Defensa, Jorge Menndez, al viceministro Daniel Montiel y a los tres generales que integraban el Tribunal de Honor que consider que el represor y asesino Jos Nino Gavazzo no afect el honor del Ejrcito al desaparecer el cuerpo del militante Roberto Gomensoro.

Integraban el Tribunal de Honor el comandante en jefe del Ejrcito, Jos Gonzlez, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Alfredo Erramn, y el general Gustavo Fajardo. Las actas del Tribunal de Honor, a las que tuvo acceso El Observador, fueron homologadas por el Poder Ejecutivo sin que se notificara a Vzquez sobre su contenido.

El escndalo llega en plena campaa para las elecciones presidenciales de fin de ao, cuando temas extraos a la larga tradicin republicana del pas comienzan a frecuentar el paisaje pblico, con mucha semejanza con el proceso sucedido en Brasil, tales como la proliferacin de iglesias neopentecostales con candidatos propios, la manipulada histeria anticorrupcin, los discursos defensores del odio y la intolerancia en nombre de la seguridad, el activismo de los militares, la defensa de la intervencin militar, la guerra ciberntica y la demagogia del outsider.

Vzquez adopt esta decisin despus de de que el diario El Observador informara que Gavazzo admiti ante el Tribunal de Honor que l arroj al ro Negro el cuerpo del tupamaro Roberto Gomensoro en marzo de 1973 para hacerlo desaparecer. Yo lo cargu al vehculo, yo manej el vehculo, lo llev al lugar, lo baj, lo puse en un bote, lo tir del bote. Yo solo, declar Gavazzo

Durante el fin de semana altos dirigente del gobernante Frente Amplio exigieron la destitucin del general Gonzlez, quien fuera nombrado comandante en jefe del Ejrcito en lugar del destituido Guido Manini Ros, quien haba criticado los fallos judiciales emitidos contra los militares hallados culpables de violaciones a los derechos humanos. Manini Ros, con posiciones ultraderechistas, anunci que se dedicar a la poltica.

Otra de las consecuencias de que trascendiera esta informacin se produjo a nivel judicial: el fiscal de Corte, Jorge Daz, envi los antecedentes del caso a la Fiscala de Flagrancia, para que investigue la posible omisin de confesin de delito relatada al Tribunal de Honor.

Adems, Jorge Pajarito Silveira, tambin ex militar secuestrador y represor lo acus de haber sido responsable de la muerte de otro detenido en el Grupo de Artillera 1 y de la desaparicin de Mara Claudia Garca Iruretagoyena de Gelman, nuera del poeta argentino Juan Gelman. Silveira acus a Gavazzo de no tener la hombra suficiente para asumir sus actos.

Sin embargo, el Tribunal de Honor concluy que estas acciones no afectaron el honor del Ejrcito, como s lo hizo que permitieran que el coronel Juan Carlos Gmez permaneciera tres aos preso por el asesinato de Gomensoro, siendo que ellos saban que era inocente.

El prontuario de Gavazzo

Jos Nino Gavazzo es considerado como uno de los personajes ms siniestros del Uruguay, acusado de tortura, asesinato, secuestro, robo de nios, violaciones y diversos tipos de delitos econmicos. Est procesado por 28 homicidios especialmente agravados, incluyendo el del maestro Julio Castro.

Fue un particular alumno del general Ramn Trabal, bajo cuyo mando particip en la represin contra el Movimiento de Liberacin NacionalTupamaros y entre 1974 y 1975, actu en la Oficina Coordinadora de Operaciones Antisubversivas (OCOA), con la que Uruguay particip en la coordinacin represiva de las dictaduras de la regin constituida en Chile bajo el nombre de Plan Cndor.

En 1974 particip en el secuestro del militante tupamaro Washington Barrios en Argentina (cinco meses despus su esposa Silvia Reyes, es asesinada junto a Laura Raggio y Diana Maidanick en Montevideo), y en el secuestro en Buenos Aires de seis uruguayos que trasladados a Montevideo fueron recluidos en el centro clandestino La Casona de Punta Gorda. Cinco de ellos fueron fusilados en la localidad de Soca como represalia por el asesinato del general Ramn Trabal en Pars.

Otras de sus vctimas fueron militantes del Partido Comunista del Uruguay (PCU), incluso en Argentina, desde donde se iniciaron los traslados ilegales de detenidos, a quienes llevaban al centro clandestino de represin 300 Carlos, en los fondos del Batalln de Infantera N 13. Particip del secuestro del escribano Fernando Miranda, cuyo cuerpo fue recuperado, enterrado, junto a la cancha de ftbol de la unidad militar, donde se supone que podran haber desaparecido otros seis militantes comunistas y la maestra Elena Quinteros.

En 1976, Gavazzo era el 2 jefe del Departamento III del Servicio de Informacin y Defensa (SID), base de operaciones en los operativos de secuestro, tortura, asesinato y desaparicin de los militantes del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) en Buenos Aires. Gavazzo particip en el secuestro y asesinato en Buenos Aires de los parlamentarios uruguayos Zelmar Michelini y Hctor Gutirrez Ruiz, y los militantes Rosario Barredo y William Whitelaw y la desaparicin de Manuel Liberoff.

En Buenos Aires, Gavazzo comand la contraparte uruguaya de la coordinacin represiva en el centro clandestino Automotores Orletti, donde con la banda del paramilitar de Anbal Gordon y elementos de la Polica Federal se concreta el secuestro y desaparicin de medio centenar de militantes del PVP.

La mitad de ellos fue trasladada a Uruguay el 23 de julio de 1976 en un vuelo piloteado por el actual comandante en jefe de la Fuerza Area, brigadier Enrique Bonelli, y fueron presentados como capturados en un falso operativo en el balneario Shangril que el propio Gavazzo narr en un comunicado de la Dinarp.

El resto de los militantes del PVP tambin fue trasladado a Montevideo en un segundo vuelo, piloteado por el ex comandante Jos Malaqun, y, entregados al Ejrcito. stos habran sobrevivido un mes en una base desconocida antes de ser asesinado y enterrados, probablemente, en una fosa comn no reconocida.

En los aos siguientes Gavazzo se dedic a negociados en la actividad privada, hasta que, tras la reinstitucionalizacin del pas y denunciado por sus crmenes, se neg a comparecer ante la Justicia. Desacato que esgrimi el presidente Julio Mara Sanguinetti para aprobar la Ley de Caducidad en 1986.

Casi un decenio despus, en enero de 1995, Gavazzo fue procesado con prisin por el delito de extorsin, en el marco de una falsificacin junto a su socio, el polica Ricardo Conejo Medina. En los ltimos aos, Gavazzo ha exhibido su impunidad desde sonrientes fotografas que la prensa le pudo tomar durante el casamiento de una de sus hijas frente al registro civil o en los entierros de otros represores, como el inspector Vctor Castiglioni o el coronel Lamy.

Repercusiones

Las actas del Tribunal de Honor, con fecha de 2018, fueron homologadas por Vzquez y por el viceministro de Defensa (el titular de la cartera se encontraba de licencia), sin que se notificara al mandatario sobre su contenido. Toda la informacin estaba all aunque el presidente lo ignorara. Por ello, el 12 de marzo pasado, Vzquez dio el visto bueno al nombramiento de Gonzlez como jefe del Ejrcito luego de haber cesado a Guido Manini Ros en ese puesto, precisamente por haber criticado a la Justicia ordinaria.

Un militar citado como indagado por la Justicia no tiene las garantas del debido proceso y es condenado en base a conjeturas o convicciones inadmisibles sin pruebas fehacientes, fraguadas o inventadas haba dicho Manini Ros. El gobierno de Vzquez decidi que las declaraciones del entonces nmero uno del Ejrcito eran incompatibles con su cargo.

Frente a este panorama, el Fiscal de Corte y Procurador General de la Nacin, Jorge Daz, anunci ayer que se haba designado a un funcionario de turno expres a la prensa. Lo que s sabemos es que en ningn momento se puso en conocimiento de la Justicia este hecho y estas circunstancias entendiendo de que puede haber, eso se determinar en la investigacin, un hecho delictivo en la omisin de parte de los funcionarios pblicos en denunciar un delito, asegur Daz.

El fiscal general uruguayo record que su pas forma parte de la jurisdiccin de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que obliga al Estado a investigar y perseguir todos los delitos que se cometieron durante la dictadura entre 1973 y 1985, considerados delitos de lesa humanidad e imprescriptibles.

El escndalo le explota al gobierno en plena campaa electoral, cuando la coalicin gobernante Frente Amplio busca un cuarto mandato a partir de 2020. El precandidato por el opositor Partido Nacional Luis Lacalle Pou dijo que aunque Vzquez haba tenido responsabilidad poltica en la designacin de Gonzlez al frente del Ejrcito, la decisin de las destituciones haba sido acertada. As tambin lo consider el precandidato colorado Ernesto Talvi.

El dirigente sindical y precandidato presidencial del FA, Oscar Andrade, haba pedido el domingo la remocin del jefe del Ejrcito. No puede seguir en funciones un comandante en jefe que avala las monstruosidades que se confesaron en el Tribunal de Honor, mientras el intendente de Montevideo Daniel Martnez, otro de los precandidatos frenteamplistas, seal su respaldo a Vzquez y dijo que para gobernar hay que tener valenta poltica y la conviccin que a la democracia se la defiende actuando con firmeza en los momentos difciles. La lucha por los derechos humanos es una lucha permanente.

Luvis Pareja. Periodista uruguayo, analista asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)

http://estrategia.la/2019/04/02/caso-gavazzo-tabare-vazquez-destituyo-al-ministro-de-defensa-y-al-comandante-en-jefe-del-ejercito-uruguayo/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter