Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-04-2019

Continua y flagrante violacin de derechos en Costa Rica y Honduras
ETI expulsa a Fyffes, Chiquita despide ilegalmente

Giorgio Trucchi
Rebelin


El pasado 25 de marzo, la junta directiva de la Iniciativa de Comercio tico (ETI por su sigla en ingls) anunci la decisin de cancelar la membresa de la transnacional frutera irlandesa Fyffes, recientemente adquirida por el grupo econmico japons Sumitomo [1].

La membresa haba sido suspendida en mayo del 2017 a raz de una queja presentada por las organizaciones Banana Link y UITA. La ETI constat que las subsidiarias [2] de Fyffes en Honduras estaban infringiendo su Cdigo Base al fallar en respetar la libertad de asociacin y el derecho a la negociacin colectiva. Tampoco estaban garantizando un espacio de trabajo seguro e higinico dentro de sus plantaciones de melones en el sur de Honduras.

Adems de negarse a reconocer la legitimidad de las subseccionales del Sindicato de Trabajadores de la Agroindustria y Similares (STAS), las trabajadoras han denunciado extenuantes jornadas de trabajo y el no pago del salario mnimo, ni de horas extra y vacaciones proporcionales.

Asimismo, la falta de acumulacin de antigedad y de cotizacin a la seguridad social, malas condiciones higinicas y de seguridad, reiterados casos de intoxicacin, el despido de trabajadoras por estar embarazadas, la creacin de listas negras y un constante hostigamiento, dentro y fuera de las fincas, por estar afiliadas al STAS.

Durante su suspensin, se alent a Fyffes a desarrollar e implementar soluciones a las problemticas contenidas en la queja (). A pesar de los esfuerzos realizados, la junta directiva de la ETI constat que Fyffes no logr dar respuesta a las preocupaciones planteadas (), por lo tanto no tuvo ms opcin que cancelar su membresa, se lee en el comunicado [3].

Contra la pared

Peter McAllister, director de la ETI, dijo que en las cadenas de suministro global siempre se dan problemas o disputas que involucran a compaas que son miembros de la ETI, y que se abordan a travs de un proceso de mediacin.

Dichas compaas se comprometen a implementar un cdigo de buenas prcticas laborales reconocido internacionalmente y a mejorar su desempeo. Desafortunadamente, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, en el caso de Fyffes todo esto no ha sucedido, agreg McAllister.

Para Toms Membreo, presidente del STAS, la ETI tom la decisin correcta. Fyffes no slo haba sido suspendida de la ETI, sino tambin fue descertificada por Comercio Justo Estados Unidos (Fair Trade USA), est sealada ante la OIT por la violacin de los convenios 87 y 98 y en la queja contra Honduras por violacin al captulo laboral del CAFTA [4]. El dirigente sindical asegur que la transnacional frutera aprovech la ineficiencia y la complicidad del gobierno hondureo para tratar de justificar violaciones inhumanas a los derechos laborales y sindicales en sus plantaciones de melones. Adems, constituy sindicatos blancos (pro patronales) para aparentar a nivel internacional el respeto de la libertad de sindicacin y negociacin colectiva.

El principal mercado de destino para los melones de Fyffes - comercializados por Grupo Sol (Sol Group Marketing Company) - son los Estados Unidos, sin embargo la transnacional frutera es tambin el distribuidor de bananos ms grande de Europa.

Los consumidores deben saber las injusticias que hay detrs de lo que comen, y que estos melones son el resultado de la pobreza extrema en que viven miles de trabajadoras y trabajadores en el sur de Honduras, manifest Membreo [5].

Chiquita inmoral

Un poco ms al sur, en la regin centroamericana, en Costa Rica, otra transnacional frutera hace y deshace las cosas a su antojo, condenando a cientos de trabajadores y trabajadoras al desempleo.

El 4 de marzo pasado, Chiquita Brands, multinacional de capital brasileo (Cutrale-Safra), decidi cerrar de forma unilateral el departamento de operaciones portuarias en Limn, despidiendo de forma ilegal a la totalidad de trabajadores y tercerizando las labores que tenan asignadas.

En los das previos al despido, la empresa haba comenzado a sacar contenedores (container) de la terminal, justificando la actividad con el hecho de que tenan que liberar espacio para meter a ms de 1.000 contenedores nuevos.

La pualada trapera Chiquita la clav el domingo 3 de marzo, avisando por whatsapp del cierre total del departamento y del despido de todos los trabajadores y trabajadoras.

La transnacional justific la medida con la reciente apertura de la Terminal de Contenedores de Mon (TCM), administrada por APM Terminals, algo que fue inmediatamente desmentido por el Sindicato Industrial de Trabajadores Costarricense del Banano y Afines (Sintracobal).

En enero de este ao, las compaas estadounidenses Dole y Standard Fruit Company haban hecho lo mismo despidiendo a ms de 300 trabajadores.

No es cierto que la compaa se viera afectada ante la entrada en operaciones de la TCM, sino que opt por contratar tres empresas para que hagan las labores que tenan asignadas los 178 trabajadores que ces.

El verdadero objetivo era acabar con el sindicato y el convenio colectivo, tercerizando actividades a costa de los derechos laborales y sindicales de las y los trabajadores", dijo Maikol Hernndez, secretario general del Sintracobal a medios nacionales.

Ante la conducta inmoral de Chiquita y la indignacin de los trabajadores por la forma en que se llevaron a cabo los despidos, varias organizaciones [6] presentaron ante el Comit de Libertad Sindical de la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT) una queja contra el Estado de Costa Rica por violacin a los Convenios 87, 98 y 135, relativos a la libertad sindical, derecho de sindicacin y de negociacin colectiva y proteccin de representantes de trabajadores y trabajadoras.

Las organizaciones sindicales denunciaron despidos masivos, unilaterales e ilegales de cientos de trabajadores y 36 dirigentes sindicales de las empresas transnacionales Chiquita Brands Costa Rica Srl y Dole, por medio de sus subsidiarias Standard Fruit Company, que operan en la ciudad de Limn. Asimismo denunciaron la indolencia y complicidad del gobierno.

Mientras hayan y prosperen actitudes polticas y represalias como las que han ocasionado las empresas transnacionales Dole y Chiquita, no habr democracia en Costa Rica ni en el mundo.

Es triste, es vandlico, es humillante y una violacin flagrante de los derechos humanos que un trabajador o una trabajadora llegue a su trabajo y se encuentre que el portn est cerrado con un gran candado, y que le anuncien por WhatsApp que est despedido.

Eso es humillante y no se debe permitir, dijo Gerardo Iglesias de la Rel-UITA en conferencia de prensa.

- Vea aqu todo el material grfico, visual y escrito producido sobre la crisis de los despidos en Chiquita Brands Costa Rica.

  El despido de centenares de trabajadores y trabajadoras es un hecho grave que deja a familias enteras sin el sustento diario. Esto acrecienta la grave problemtica social que tiene la provincia de Limn.

A pesar de tener una gran importancia econmica por ser zona portuaria y fronteriza, Limn ha sido abandonada por los gobiernos y no recibe recursos suficientes para su desarrollo y para el bienestar de su poblacin.

Las grandes transnacionales que llegan al pas tienen un nico objetivo que es ganar dinero y enriquecerse a costa del sudor y el sufrimiento de nuestra gente. Slo esto les importa, lament Claudia Chamber, representante del Consejo Nacional de la Asociacin Nacional de Educadores y Educadoras (ANDE) en Limn, en una entrevista brindada a La Rel. Tras la conclusin del proceso de conciliacin dentro del conflicto colectivo de carcter econmico y social solicitado por el Sintracobal, y el rechazo de las y los trabajadores a las migajas ofertas por Chiquita, el caso llegar a estrados judiciales.

La transnacional propona mantener los despidos y agregar tres mensualidades al pago de la liquidacin de conformidad con lo establecido en el convenio colectivo. Los obreros la tacharon de ridcula, ofensiva e indignante.

N os trataron como objetos y nos tiraron a la calle sin ni siquiera mostrar la cara. Nos trataron peor que la basura. No vamos a aceptar limosna. Nos vamos a mantener unidos y de pie.

Tenemos la razn y vamos a demostrar a Limn, a Costa Rica y al mundo que s se puede enfrentar a Chiquita. La lucha sigue, ni un paso atrs corearon frente a las instalaciones del Ministerio del Trabajo en San Jos.

Notas:

[1] http://www.rel-uita.org/honduras/eti-expulsa-a-fyffes/

[2] Meln Export S.A. (Melexsa) y Sur Agrcola de Honduras S.A. (Suragroh)

[3] https://www.ethicaltrade.org/blog/eti-terminates-fyffes-membership-statement-8

[4] Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamrica y Repblica Dominicana)

[5] Ms material sobre Fyffes http://www.rel-uita.org/?s=fyffes

[6] Confederacin de Trabajadores Rerum Novarum (CTRN), Federacin Nacional de Trabajadores de la Agroindustria, Gastronoma, Hotelera y Afines (FENTRAGH) y Regional Latinoamericana de la UITA (Rel UITA)

- Notas escritas con material de Rel-UITA

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter