Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2019

Trump aparte, est disminuyendo el poder de AIPAC?

Richard Silverstein
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Si bien AIPAC tiene el presidente ms descaradamente proisrael de la historia de la nacin, muchos demcratas le estn dando un amplio margen.

Conferencia del Comit de Asuntos Pblicos de Israel Americano (AIPAC) en Washington, DC el 24 de marzo (AFP)

El grupo de defensa de Israel lder en Estados Unidos, AIPAC, abri su conferencia de poltica nacional esta semana y hay problemas en el paraso. Si bien el evento promete atraer a cerca de 18.000 asistentes a la retrica proisrael y al cabildeo intensivo del Congreso, hay grietas en la armadura acorazada del lobby.

Sin discurso de Netanyahu

El lunes un acontecimiento inesperado ha arruinado el proceso. Un cohete de Gaza aterriz en una casa cerca de Kfar Saba, al norte de Tel Aviv, e hiri a siete personas. Si bien las circunstancias del ataque no estn claras, es una gran escalada en el esfuerzo militar palestino para amenazar a los principales centros de poblacin de Israel.

En respuesta el primer ministro israel, Benjamin Netanyahu, anunci que interrumpir su visita a Estados Unidos y cancel su discurso en el AIPAC programado para el martes. Pero se reunir con el presidente Trump en la Casa Blanca. Para un poltico israel en una ajustada carrera electoral, esta oportunidad fotogrfica tiene un valor incalculable.

Quien dispar ese cohete pudo haber trado a Netanyahu una victoria electoral. Tambin este es precisamente el tipo de tctica sobre el que Netanyahu se abalanza.

Ciertamente Israel tomar represalias feroces. Y ese golpe de pecho militar hace que los corazones de los votantes israeles se vuelvan locos.

Barniz bipartidista

Durante dcadas, AIPAC ha marchado a la par del ascendente Gobierno de derecha del Likud.

Sin embargo logr mantener una apariencia bipartidista porque haba suficientes donantes demcratas poderosos para asegurar la asistencia de los grandes polticos a la conferencia y la lealtad a la agenda legislativa del grupo. Sin embargo, durante la presidencia de Obama, Netanyahu apart cualquier vestigio de bipartidismo.

Incluso emiti un anuncio de campaa de Florida en nombre del fallido candidato presidencial republicano Mitt Romney, un fenmeno inaudito en la poltica israel o estadounidense.

Durante el segundo mandato de Obama, despus de que el presidente de EE.UU. aceptase un pacto nuclear con Irn al cual Netanyahu se opuso firmemente, el lder israel se procur una invitacin para dirigirse al Congreso de EE.UU.

El discurso de Netanyahu y el Partido Republicano estaba destinado para que le echaran una ojeada a Obama. Su discurso posterior fue en s mismo un apasionado llamamiento partidista al pueblo estadounidense para que rechazara la poltica del presidente hacia Irn.

Nunca antes haba ocurridoun rechazo tan absoluto a un presidente de los Estados Unidos por parte de un lder israel en el mismo Congreso. A pesar de estas artimaas, los demcratas judos y los funcionarios electos continuaron asistiendo y dirigindose a la conferencia nacional.

Muchos judos progresistas criticaron a los demcratas por continuar asocindose con una organizacin que haba elegido claramente respaldar las opiniones y polticas del Partido Republicano.

La ola azul

Luego sucedi algo gracioso en el camino al Foro: en las elecciones de noviembre, una ola azul barri a la mayora republicana del Congreso y la reemplaz por una de las clases ms progresistas alguna vez elegidas.

Decenas de mujeres nuevas entraron a la Cmara, incluidas las dos primeras mujeres musulmanas, RashidaTlaib e Ilhan Omar. Por primera vez estas dos representantes apoyaron pblicamente el movimiento BDS y pidieron el fin de la ayuda militar estadounidense a Israel.

A principios de este mes, el lobby israel y sus aliados demcratas se lanzaron al contraataque luego de que Omar criticase a AIPAC y a los funcionarios electos que tomaron dinero del lobby a cambio de fidelidad a su agenda proisrael. La semana pasada, casi todos los candidatos presidenciables demcratas actuales anunciaron que no asistiran ni se dirigiran a la conferencia.

Ms tarde ella tambin dio a entender que los judos proisraeles eran ms leales a los intereses de Israel que los estadounidenses. Legisladores judos poderosos como Jerrold Nadler y Nita Lowey denunciaron a Omar y exigieron que se disculpe.

Ellos presionaron a la oradora Nancy Pelosi para que considerara una resolucin que denuncie por su nombre a Omar como antisemita.

Aunque los progresistas teman lo peor, muchos de los jvenes miembros recin elegidos de la Cmara se rebelaron contra la generacin de lderes ms antiguos y rechazaron el castigo a Omar.