Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2019

Un pas capturado por corporaciones

Laura Dowley
Open Democracy


Muchos Estados latinoamericanos han sido capturados por elites corporativas. Los negocios de estas compaas impiden desarrollar polticas progresistas y, paradjicamente, son trabas para cumplir con acuerdos internacionales como los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El de Mxico es uno de los ejemplos ms claros de la captura corporativa del Estado en la regin. Pueden cambiar las cosas bajo la administracin de Andrs Manuel Lpez Obrador?

Acordados por los Estados miembros de Naciones Unidas y diseados para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad y para dar continuidad a la agenda de desarrollo tras los Objetivos de Desarrollo del Milenio, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son en verdad admirables como metas a alcanzar en 2030. Pero tres aos despus de su adopcin por parte de los lderes mundiales, su progreso es muy lento, particularmente en Mxico. Qu es lo que no est funcionando?

La captura del Estado por parte de la elite corporativa, a pesar de que no sea esta la nica causa, explica en gran parte el problema. La indebida influencia corporativa en las instituciones estatales y sobre los responsables de la toma de decisiones relacionadas con polticas pblicas socava la capacidad del Estado para estimular el crecimiento econmico, reducir la pobreza y la desigualdad y proteger el medio ambiente.

Esta captura del Estado es a la vez causa y efecto de las fuertes disparidades en trminos de riqueza de las que adolece Mxico, que la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible reconoce como uno de los grandes desafos.

A da de hoy, la economa mexicana es la quinceava ms grande del mundo, pero Mxico ocupa el lugar N 17 del ranking de pases ms desiguales en trminos de distribucin de la riqueza. Y dado que el poder econmico se traduce en poder social y poltico, lo que tenemos es un sistema en el que la elite econmica puede conseguir que se gobierne el pas segn sus intereses. Lo cual, a su vez, tiende a intensificar las desigualdades.

En todo el mundo, la extrema concentracin de la riqueza ha reducido los recursos pblicos disponibles para el desarrollo. A la vez que los pases se vuelven ms ricos, los gobiernos se vuelven ms pobres, debido en gran parte a los altos niveles de evasin fiscal, los flujos financieros ilcitos y el uso de parasos fiscales para ocultar ganancias privadas.

Un informe de 2018 del Banco Mundial demuestra que las empresas multinacionales trasladan alrededor del 40% de sus ganancias a parasos fiscales y que Mxico es uno de los pases ms afectados por este fenmeno. En 2015, el Estado mexicano perdi 197.150 millones de pesos (14.200 millones de dlares al tipo de cambio promedio de 2015) por evasin fiscal de empresas privadas.

El establecimiento de una base fiscal fuerte en Mxico aumentara sin duda el volumen de fondos pblicos disponibles para un desarrollo sostenible. Pero mientras el Estado mexicano siga cediendo ante los intereses corporativos, habr pocas probabilidades de que esto llegue a ocurrir.

La actual crisis de derechos humanos en Mxico es sntoma de un sistema que permite que los intereses econmicos moldeen la legislacin nacional, las regulaciones y las polticas pblicas a beneficio propio. Pero dado el alto nivel de convergencia que existe entre los derechos humanos y los ODS, es imprescindible que Mxico encuentre la manera de implementar de manera adecuada los estndares internacionales en materia de derechos humanos, si es que piensa tomarse en serio esos objetivos.

La violencia contra periodistas y defensores de los derechos humanos en Mxico se ha descontrolado en los ltimos aos: 120 periodistas fueron asesinados entre enero de 2000 y octubre de 2018 y, ya en 2017, Mxico era el tercer pas ms peligroso de Amrica Latina y el cuarto ms peligroso del mundo para los defensores de la tierra y el medio ambiente. Hoy, a solo tres meses de la toma de posesin del nuevo gobierno de Andrs Manuel Lpez Obrador (AMLO), ya han sido asesinados 14 periodistas y activistas.

Casi todos los ataques contra activistas ocurren en el contexto de actividades empresariales, lo cual no debera sorprendernos dada la obvia discrepancia entre el desarrollo sostenible dirigido por las comunidades y los intereses del sector privado motivados por los beneficios monetarios. La minera, la construccin de infraestructuras, la energa y la explotacin forestal son actividades industriales relacionadas con frecuencia con los ataques selectivos contra quienes se oponen a ellas.

La captura del Estado por parte de las corporaciones implica que este, una y otra vez, fracasa en el intento de implementar leyes que permitan evitar las violaciones de los derechos humanos por parte de las empresas. A menudo las grandes firmas actan con casi total impunidad, lo que explica el incremento de la violencia.

El derrame txico de 2014 procedente de una mina de Grupo Mxico en ros del estado de Sonora, en el norte del pas el desastre medioambiental ms grave hasta la fecha de la minera en Mxico es emblemtico del fracaso del Estado de implementar leyes en defensa de las comunidades locales. En el momento del derrame, el regulador medioambiental haba permitido que una subsidiaria de Grupo Mxico operara la mina sin los permisos requeridos para el manejo de desechos txicos, saltndose la obligacin que establece la legislacin internacional en cuanto a prevencin de violaciones del derecho de las comunidades locales a un ambiente sano.

No solo no se implementan las leyes de manera adecuada, sino que, en algunos casos, la legislacin nacional tampoco impone obligaciones lo suficientemente onerosas al sector privado. El lobby minero mexicano, por ejemplo, ha logrado que exista una regulacin que favorece sus intereses por encima de los de las comunidades afectadas.

Bajo el disfraz de impulsar el desarrollo, la Ley Minera considera que la actividad minera es de utilidad pblica y preferente es decir, que est por encima de cualquier otro uso de la tierra, lo que en la prctica pone el territorio de los pueblos indgenas y campesinos a disposicin de las empresas extractivas. Esta ley viola el derecho a la autodeterminacin de las comunidades principio reconocido por el derecho internacional y con 50% de la poblacin de las zonas de produccin de oro y plata viviendo en condiciones de extrema pobreza, el gobierno mexicano debe preguntarse si la minera ha sido realmente el catalizador del desarrollo que prometi.

Pueden cambiar las cosas bajo la administracin de AMLO? Sin duda, su promesa de luchar contra la corrupcin y la desigualdad es un paso en la direccin correcta, aunque el camino no ser nada fcil. Ambos fenmenos arraigaron profundamente bajo el rgimen del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que estuvo ininterrumpidamente en el poder desde 1929 hasta 2000, para cederlo al conservador Partido Accin Nacional (PAN) entre 2000 y 2012, y luego regresar nuevamente, en un sexenio marcado por escndalos de corrupcin en el gobierno federal.

La cancelacin del nuevo aeropuerto de la Ciudad de Mxico un proyecto envuelto en corrupcin y abusos a los derechos humanos, tras una consulta popular nacional realizada en octubre del ao pasado, pareca un gesto prometedor por parte del entonces presidente electo AMLO. Pero la consulta fue cuestionada por su falta de sustento legal y por no cumplir con los estndares internacionales en cuanto a participacin pblica. La decisin deberan haberla tomado las comunidades principalmente indgenas cuyo territorio era el afectado por la construccin del aeropuerto, y no toda la nacin.

Pocas semanas despus, la nueva administracin realiz otra consulta sobre otro gran proyecto de desarrollo que se sald con un resultado que no fue el que esperaban las 82 comunidades indgenas afectadas. Se trata de la construccin del Tren Maya una lnea de ferrocarril que atravesar el sureste del pas, proyecto que seguir adelante a pesar de obvias violaciones del principio de derecho internacional que establece la obligacin de consentimiento libre, previo e informado por parte de las comunidades indgenas para aquellos proyectos susceptibles de afectarles a ellas y a sus territorios.

Se da el caso de que el Tren Maya, presentado por el gobierno como un proyecto impulsor de desarrollo social y econmico y que supuestamente respetar las culturas indgenas, cruzar cinco estados en los que se estn desarrollando actualmente grandes proyectos energticos. El gobierno mismo admite que uno de los objetivos del proyecto es permitir que florezca la industria energtica.

Cabe preguntarse a quin beneficiar realmente este tipo de desarrollo. De nuevo, empieza a parecer que las comunidades locales van a quedar marginadas a resultas de polticas de desarrollo diseadas para conseguir copiosas ganancias financieras para la lite empresarial y poltica.

Fuente: http://www.opendemocracy.net/es/democraciaabierta-es/m%C3%A9xico-y-los-objetivos-del-desarrollo-sostenible/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter