Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2019

Arte. Valor y fundamento

Miguel Alejandro Hayes Martnez
Rebelin


Las obras de arte no tienen valor. Esa es una sentencia que se repite en no pocos crculos de marxistas, y que forma parte de los sustentos que contribuyen a la conformacin de cierta ideologa para la cual el arte puede ser considerado como algo menor. Digamos, que s, que el arte no tiene valor, pero en qu contexto?

Lo primero que habra que aclarar, y merece mucho cuidado, es, qu es el arte. Ya que abarca mucho, asumamos que incluye, tanto los procesos como los resultados que son considerados arte, en determinada sociedad en un momento dado. Por lo que se trata de arte, a todo lo que es aceptado as en sociedad.

Cuando se enfoca de la manera anterior, queda un abanico de posibilidades que trae mucha confusin, porque lo que sea visto como arte en un grupo humano, en otro puede ser incluso penado por la ley. Adems, estn los cambios en lo considerado arte en el tiempo, como puede ser el efecto de la aparicin del cine. Es por eso, que resulta mejor no abordar manifestaciones especficas.

Siendo consecuentes con lo planteado en El Capital, lo que pasa por compra-venta, es mercanca. Las mercancas son esencialmente valor. Pero por otro lado, de la misma lgica del capital se extrae que las obras de arte, no poseen valor. En efecto, es as. Cuando Marx escribi El Capital, una obra de arte no tena valor, por lo general.

El Capital fue publicado en 1867. Para ese entonces, incluso en las publicaciones pstumas que daban continuidad a tal monumental obra, aun el capitalismo no enfrentaba la madurez de su imperialismo. Por tanto, el dominio de la lgica capitalista no alcanzaba a todas las manifestaciones de la vida humana. El criterio diferenciador de lo que hoy conocemos como marcas, no se haba convertido en una necesidad de reproduccin del capital, en numerosas ramas de la produccin. Lo produccin industrial, podra decirse, vista y comparada desde la distancia, era poco sofisticada.

En ese periodo, lo considerado arte, era reducido a un selecto grupo de actividades y sus resultados, y su consumo era de un selecto grupo de burgueses y nobles. Ellos, determinaban qu era el arte en la sociedad. Ah, digamos, una pintura de un pintor en boga, que apenas pas unas horas en su realizacin, fue vendida al mejor aburrido postor, por una nada despreciable cantidad de libras. Tal pintura, no tiene valor, dira la ortodoxa economa poltica marxista -interpretaciones a Marx-.

Lo cierto es que dicha obra de arte y no he dicho el arte en general-, no tiene valor, desde los presupuestos de Marx. La cuestin olvidada, son esos presupuestos de Marx, y por qu en el contexto descrito una obra de arte carecera de valor.

El valor es el fundamento del capital. Y sobre esa base es que debe pensarse. El fundamento, es una determinacin de la esencia, es decir, es uno de los rasgos de la esencia de algo. Dicho fundamento, no es ms que la relacin de la esencia consigo misma, en movimiento. Por lo que lo que al comprender el fundamento, solo se tiene como resultado de la abstraccin, el movimiento esencial.

Las ciencias pensadas con su carcter descriptivo, explicativo y predictivo, necesitan ciertas condiciones sobre las que levantarse. Por eso, no es nada casual que desde la dialctica se planteen las leyes, solo como tendenciales. Las formulaciones tericas dependen del carcter tendencial que se pueda entender del objeto de estudio. As, aquello con un comportamiento inestable, ausente de una tendencia apreciable por el investigador, no puede comprenderse su fundamento. Es decir, para poder hablar de valor, este tiene que tener cierta estabilidad que permita estudiar su movimiento.

As, si se recuerda que las obras de arte en la poca de Marx, cuyo comportamiento mercantil no vena dado por una estabilidad, sino por cuestiones como la moda o el excentricismo de los ms ricos, evidentemente no poda apreciarse un valor de dichas mercancas.

Entonces, el propio comportamiento tan flexible de los precios en los que se expresaba el valor- de las obras de arte, imposibilitaban que se hallara en ellos un valor, es decir, una relacin con cierta estabilidad y causalidad, que sirviera de fundamento para explicar su desenvolvimiento. Desde ese enfoque, se puede decir que las obras de arte entendidas en su acepcin convencional-, no tienen valor, es decir, no tienen una relacin de reconocimiento que puede ser comprendida tendencialmente, no tienen una esencia estable que devenga en fundamento. Realidad, que cambia en contextos.

Por otro lado, habra que especificar tambin, valor con respecto a qu. Es decir, el valor no es per se, sino que est pensado insertado en determinada dinmica, por tanto, respecto a esta. Por lo que dicho valor del las obras de arte, es respecto a la dinmica del capital. Al no existir esta una dinmica de capital- alrededor de las obras de arte que no es lo mismo que su comercializacin, contrabando, etc-, o sea, un movimiento de dinero que compra la capacidad de medios de produccin y del hombre, y se valoriza, indica que no puede haber all valor fundamento terico-.En otras palabras, las obras de arte no tienen valor para el capital para las relaciones de capital-, por que alrededor de ellas no se aprecia un capital la lgica de un capital-.

Lo anterior no debe ser una regla fija, aunque es de esperarse dicho comportamiento de las obras de arte, en la concepcin de estas como creacin irreproducibles, sobre todo asociado a artes plsticas.

Lo cierto, es que la idea de la ausencia del valor en las obras de artes las antes mencionadas-, no puede conducir a de estar buscndolas, para negarle su valor. No se puede olvidar que lo expuesto por Marx, no es para identificar qu es mercanca y que no, porque como se ha mencionado, los esto es suelen ser metafsicos. Por su parte, a la dialctica le interesa el cmo deviene, cmo se mueve, cmo se comporta. Por tanto, no es asunto de la dialctica qu es mercanca y qu no, sino cmo se comporta la mercanca. De la misma manera, no es, qu es valor y qu no, sino cmo se comporta el movimiento del valor. Y lo que ocurre, es que donde el movimiento no permita ver una relacin de reconocimiento de forma tal que pueda ser estudiada, no se puede establecer un valor, al igual que cuando un cientfico al estudiar un proceso, este no mantiene las condiciones y caractersticas que se puedan parametrar. Entonces, el asunto est, en que las dinmicas de las obras de arte impiden darle una explicacin esencial, por tanto, pensar su valor. El no tener valor es, un fenmeno puramente terico. Lo que nos ayuda tambin a pensar, que en toda forma de expresarse el reconocimiento en el cambio, a todo aquello que participa en la vida del hombre, de una manera que no puede establecerse una relacin consigo mismo, un fundamento, por tanto, de cierto modo, en algunos objetos de estudio por sus caractersticas y estabilidad, no hay valor.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter