Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-04-2019

Salarios, ganancia y desarrollo

Gonzalo Gosalvez S.
Rebelin


La relacin del ingreso de los sectores laborales es uno de los principales elementos para la economa de una nacin. Por lo que las polticas salariales, se convierten en un eje central en el debate econmico.

En Bolivia, el salario mnimo nacional ha tenido un ascenso importante durante la gestin de Evo Morales debido a que la poltica salarial, es concebida como una base importante del bienestar colectivo, especialmente de la clase obrera asalariada.


Fuente: elaboracin propia en base a INE.

Para el 2018, el incremento salarial alcanz los 2060 Bs. lo que significa un incremento del 2.575% desde el ao 1990 a 2018. Desde el punto de vista de los trabajadores, la poltica salarial ha sido muy beneficiosa, sin embargo, los voceros del sector privado han criticado permanente esta poltica argumentando que en la empresa privada ha sido afectada negativamente en su competitividad, hecho que fue desestimado por la autoridad del Servicio Nacional de Impuestos que evidenci la continuidad en el incremento de las ganancias del sector privado.

Lo que est en juego en el conflicto sobre los salarios, es claramente el excedente obtenido en la produccin por la empresa y el presente artculo, explicaremos por qu el sector privado siempre se opone al salario, analizaremos de dnde surge ese excedentes y qu es en realidad lo que se est disputando desde un punto de vista de la economa del valor y cmo repercute esto en la economa nacional.

En la ciencia econmica o lo que se conoce generalmente como economa neoclsica, cada quin en la sociedad recibe lo que se merece que en palabras elegantes le llaman retribucin de los factores, supuestamente el empresario recibe sus beneficios, el dueo de la tierra recibe su renta y el trabajador recibe un salario por su esfuerzo.

La supuesta libertad que tienen todos los individuos de participar en el mercado ya sea vendiendo o comprando, en realidad est condicionada por el valor que posee. A las personas que no poseen nada no les queda ms que vender su fuerza de trabajo, por lo que la supuesta libertad en el capitalismo no es ms que la mscara con la que se disfraza la desigualdad y la explotacin. Esto tambin lo saban reconocidos economistas pero solo lo admitan de una manera ambigua, por ejemplo Keynes deca, la economa no se preocupa por satisfacer las necesidades en trminos generales sino por la demanda efectiva, lo que significa que la demanda no son las necesidades de todos sino solamente de aquellos que podan pagar por lo que necesitan, en esta perspectiva, las necesidades de los que no pueden pagar, no interesan1 y por eso tantas personas mueran de hambre sin poder satisfacer una necesidad tan bsica; con mayor cinismo, Friedman el profesor de los chicago boys, sostena que en el mercado un voto era un dlar2, es decir, la libertad de elegir en el mercado es, contradictoriamente, un monopolio de aquellos que poseen muchos ms votos, imagnense las grandes corporaciones.

Probablemente amparndose en estas bases tericas o probablemente repitiendo lugares comunes elementales, los economistas bolivianos insisten en que el incremento salarial genera prdidas para las empresas. Pero no es por antonomasia que un incremento salarial es negativo, por ejemplo, empricamente podemos constatar que tambin se expresa en la mejora de las condiciones de vida y/o en una mayor formacin de los trabajadores, hechos que seguramente, ms bien incrementan el rendimiento del trabajador y, por lo tanto, su productividad. Pero, por qu la testarudez con la que desean evitar cada ao los incrementos?

Porque el salario est en relacin inversa con la ganancia que recibe el empresario, no solamente desde el punto de vista contable sino, sobretodo, porque la ganancia es una parte del valor producido por el trabajador que no se le retribuye, esta es la teora de la plusvala3, que por cierto, no es invento de Marx ya que Adam Smith la plante de una manera ms general: como una porcin del salario no retribuido al trabajador4, al igual que muchos otros economistas de la poca.

Por eso, el incremento que el trabajador recibe no sale de la reduccin de la produccin, ese nivel est asegurado en tanto costo de produccin, el incremento solamente es una parte ms del plusvalor producido con su trabajo5. En sntesis, podemos concluir que un incremento salarial:

1) No reduce la produccin porque es un costo cubierto y contabilizado, a lo que podra afectar es a la ganancia.

2) En algunos escenarios de crecimiento o aumento de la productividad, el incremento salarial puede ir acompaado de un incremento tambin en las ganancias. En los ltimos aos, ste ha sido el caso en Bolivia.

3) Un incremento salarial, es la distribucin del excedente que reduce la concentracin de la riqueza y genera mayor igualdad.

4) En la economa nacional boliviana, un incremento salarial tambin se expresa en un ensanchamiento del mercado interno que a la vez dinamiza a otros sectores como el comercio, transporte y otros, mientras que, en un modelo de economa neoliberal el mercado interno es desestimado.

Ahora el debate sobre el incremento salarial se realiza en el marco de un mayor conocimiento de la economa por parte de las clases subalternas que lo enfocan desde una perspectiva, efectivamente, cientfica y no prejuiciosa, pues se est jugando el bienestar de una parte importante de la poblacin y la situacin de la economa nacional. Como horizonte, su demanda sectorial especfica perfila tambin el destino de la riqueza la nacin para que se oriente en una perspectiva productiva y eficiente, contrariamente a la descalificacin permanente que reciben de los economistas que cumplen de sacerdotes del capital.

Notas:

1 Keynes, John Maynard. Teora general de la ocupacin, el inters y el dinero. Mxico: Fondo de Cultura Econmica, 2005.

2 Friedman, Milton y Rose. Libre para elegir. Barcelona: Ediciones Orbis, s/f.

3 Marx, Karl. El Capital, Tomos I, II y III, Vol. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7 y 8. Mxico: Siglo XXI editores, 1984.

4 Smith, Adam. La riqueza de las naciones. Espaa: Alianza editorial, 2011.

5 Marx realiza este anlisis, principalmente, en el Tomo I de El Capital, captulo VII La cuota de plusvala, punto 3. La ltima hora de Senior y en el esquema de acumulacin y reproduccin ampliada del capital en el Tomo II.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter