Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-04-2019

La Comisin Nacional de los Derechos Humanos pide un mando civil

Julio Hernndez Lpez
La Jornada


La Comisin Nacional de los Derechos Humanos es una de las creaciones salinistas en busca de aparentar que se atienden y procesan reclamos sociales mediante frmulas institucionales. Con el abogado Jorge Carpizo McGregor (ya fallecido) como patrono, la CNDH ha sido un coto de grupos de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico (de la que Carpizo fue rector), en particular de su Instituto de Investigaciones Jurdicas. Los presidentes de esa comisin, y los principales puestos directivos, han sido ocupados por miembros, en distintos grados de adherencia, a esa cofrada de juristas universitarios.

Creada en junio de 1990 por decreto presidencial como rgano desconcentrado de la Secretara de Gobernacin, esa comisin fue determinada en septiembre de 1999 como una institucin con plena autonoma de gestin y presupuestaria, modificndose la denominacin de Comisin Nacional de Derechos Humanos por la de Comisin Nacional de los Derechos Humanos. Dotada siempre de un cuantioso presupuesto pblico, sus resultados reales han sido, en trminos generales y salvo excepciones, poco eficaces: un aparato burocrtico que genera, luego de largo tiempo, recomendaciones que los destinatarios pueden aceptar o no, sin mayor consecuencia jurdica: caros llamados a misa para que los odos del poder decidan si los escuchan o no.

Ante la tragedia humanitaria que ha vivido el pas, sobre todo despus de la grave irresponsabilidad histrica del espurio Felipe Caldern al declarar una guerra contra el narcotrfico como coartada en busca de legitimar su fraudulenta instalacin en Los Pinos, la CNDH ha ofrecido una respuesta nfima, meramente decorativa en los estantes del poder.

An con esos antecedentes resulta, a juicio de esta columna jacarandosa (por tantas bellas jacarandas en las calles de una Ciudad de Mxico ahogada en contaminacin atmosfrica), valiosa y atendible la propuesta o peticin del actual presidente de la CNDH, Luis Ral Gonzlez Prez (nacido en Ciudad de Mxico en septiembre de 1957: fue abogado general de la UNAM y, antes, uno de los fiscales especiales para el caso Colosio): que el mando de la Guardia Nacional sea civil y no militar.

No es menor ni anecdtico el punto. Aun cuando se insiste desde la mxima tribuna gubernamental en que la Guardia Nacional no significa ms militarizacin del pas, poco margen de duda deja el hecho de que para encabezar ese proyecto civil se vaya a nombrar a un militar en activo o en retiro. La historia latinoamericana y la experiencia mexicana, desde que Caldern decidi sacar a los soldados de sus cuarteles, es sumamente adversa en relacin con el poder militar en funciones policiacas o de seguridad pblica y el respeto a los derechos humanos.

La gravedad de la situacin nacional ha hecho a Lpez Obrador dar un giro, antes impensable, respecto al uso de las fuerzas armadas para el combate a lo que suele llamarse el crimen organizado. Luego de una reunin con los titulares de la Defensa Nacional y la Marina en la administracin peista, Lpez Obrador, entonces presidente electo, cambi radicalmente de posicin e inici un riesgoso y, por tanto, preocupante proceso de cesin de funciones y facultades a los militares, con el general Luis Cresencio Sandoval como mximo jefe uniformado, desplazando la anterior condicin igualitaria con el secretario de la Marina.

El presidente de la CNDH inform a la prensa que haba tenido ayer una amplia conversacin con el presidente Lpez Obrador y que en ese contexto le hizo saber la fuerte inquietud que genera la posibilidad de que un militar sea puesto a la cabeza de la Guardia Nacional. El jefe del Poder Ejecutivo fue reflexivo, pero nada dijo ni contest en especfico sobre el asunto, segn la relatora hecha por Gonzlez Prez quien, por otra parte, tal vez tuvo tiempo de conocer la postura del Presidente de la Repblica respecto a la sucesin en la CNDH.

Twitter: @julioastillero

Fuente: http://www.jornada.com.mx/2019/04/04/opinion/008o1pol



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter