Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-04-2019

Sobre verdad y posverdad

Luis Roca Jusmet
Rebelin


Asistimos a una crtica pertinente y necesaria al dominio de la posverdad. La posverdad es un fenmeno peligroso porque es la propaganda basada en la relativizacin de la falsedad. Hay una voluntad de manipulacin en la que se presenta como verdadero algo que es falso y, encima, se diluye el engao con un discurso relativizador en la que se sostiene que considerar que algo es verdadero o falso depende del punto de vista.

Dicho esto me gustara entrar en los matices para que esta crtica no se acabe convirtiendo en otra trampa. La otra trampa es la que pretende dar a los hechos un valor absoluto. Me explicar. Lo primero que hay que hacer para entrar en el tema de manera seria y rigurosa es diferenciar entre hechos, interpretacin de los hechos y valoracin de los hechos. Los hechos son algo fctico, es lo que podemos comprobar a travs de nuestra percepcin corporal, lo que ocurre fsicamente. Un hecho fsico es que yo estoy escribiendo, que tengo delante un ordenador, que estoy sentado en una silla, que mi mujer me est llamando. Pero el primer matiz es que tambin hay hechos psquicos. Me refiero a que lo que yo pienso, siento o quiero es un hecho psquico, no fsico. Aunque necesite un soporte fsico que es la actividad neuronal del cerebro. Los hechos fsicos son los que percibimos de manera sensible. Los hechos psquicos del otro no son perceptibles. Los propios, de manera limitada, y quizs distorsionada, por la introspeccin o percepcin interna. Si hablamos de hechos fsicos estos hechos son objetivos y observables. Por lo tanto o pasan o no pasan. No dependen del punto de vista. Esta es la primera crtica radical a los defensores de la posverdad o relativismo absoluto.

Lo que ocurre es que cuando hablamos de hechos lo que hacemos es relacionarlo y esto es lo que nos permite construir un relato. El relato consiste en darles un sentido, en conformarlos en un proceso. El relato es necesario si no nos limitamos a describir hechos sin relacionarlos. Pero si no los relacionamos tampoco estamos diciendo algo verdadero, ya que los hechos estn relacionados de una manera objetiva. Esto significa que cuando hacemos un discurso sobre hechos ya hay un proceso de seleccin y de interpretacin. Podemos entonces hablar de un grado de veracidad del relato que dependera de algunas variables: que los hechos existan, que no ocultemos ningn hecho significativo (lo cual ya supone una seleccin) y que la relacin que establezcamos entre ellos sea racional. Qu quiere decir racional? Quiere decir que nos atengamos al mximo a la lgica. Pero tampoco esta lgica es una lgica formal, ya que est ligada a la experiencia. Pero la veracidad de un relato no es algo subjetivo, es algo que depende de criterios objetivos. A menos, claro, que alguien haga un relato subjetivo de una experiencia en la que se mezclara su experiencia psquica sin negar los hechos fsicos ni ocultarlos. Esta es la segunda crtica radical a los defensores de la posverdad. La veracidad de un relato debe responder a criterios objetivos.

El tercer nivel es el de la valoracin. Para una valoracin hay que tener un relato veraz. Este es el punto de partida. Cmo hacemos la valoracin? En funcin de unos principios ticos, morales, estticos o polticos. Estos principios no son objetivos, pero tampoco necesariamente subjetivos. En algunos aspectos s, pero en otros no, ya que como nos afectan a todos deben ser intersubjetivos. Sera, pienso, el caso de la moral y la poltica. Intersubjetivo quiere decir que los humanos, en nuestro devenir histrico, deberamos llegar a unos acuerdos sobre principios morales y polticos. En este sentido me parece que la Declaracin Universal de Derechos Humanos es una conquista fundamental.

Lo que quiero decir, en definitiva, es que hay que criticar, y a fondo, la teora de la posverdad. Pero hemos de hacerlo en funcin de un planteamiento que sea capaz de diferenciar la verdad de los hechos fsicos, la veracidad del relato y la justificacin de la valoracin.

Incluso si queremos profundizar algo ms no debemos rechazar las teoras perspectivistas o constructivistas de manera absoluta. El perspectivismo debe integrarse si hablamos de una dimensin humana de la verdad. Esto ya lo argument Kant de manera convincente. El constructivismo debemos aceptarlo crticamente. Si hablamos de valoracin s hay una construccin de valores pero no hay que considerarla nicamente cultural, ya que hay elementos singulares claros y, en algn sentido, universales. Si hablamos de relato podemos tambin referirnos a una "razn comn" que es posible entendernos desde racionalidades culturales diferentes. Si hablamos de hechos tambin podemos aceptar que al describirlos hay una cierta conceptualizacin que depende de categoras culturales, pero hasta cierto punto. Los hechos son tozudos. Y aqu s que podemos citar al Juan de Mairena machadiano: "La verdad es la verdad, dgala Agamenn o el porquero".

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter