Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-04-2019

Dos masacres truncaron su retorno al gobierno
Bautista Saavedra, el cholo que se enamor del poder

Grecia Gonzales Oruo
Rebelin


"Hay un cholo que se llama Saavedra. Bien educado, abogado, astuto, fue rector de la universidad estatal, es un hombre viajado.

"El general y sus presidentes", Robert Bockmann.

 

Su contextura fsica es interesante (...) De regular estatura, ms bien bajo. De anchos hombros y sosteniendo una cabeza enrgica. Rollizo y fuerte con un amplio pecho; cuello corto. Sus ojillos pequeos y oblicuos acusan una extraordinaria movilidad. Su mirar es despectivo y sus gestos todava algo ms. Habla nerviosamente y con un deseo impresionante del Altiplano. Sus manos se agitan y son instrumentos de conviccin en la charla. Nunca se encuentra satisfecho; su crtica es despiadada, constante y sin cuartel.

As, Tristn Marof (Gustavo Navarro) describi en el texto Bautista Saavedra, el ltimo caudillo de Carlos Aramayo a Juan Bautista Saavedra Mallea (1870-1939), ms conocido como el Cholo Saavedra, quien muri tras presentar un grave cuadro de peritonitis, hace 80 aos.

Saavedra, quien fue presidente de Bolivia entre 1921 y 1925, naci en Sorata, La Paz, el 30 de agosto de 1870. Sus padres fueron Zenn Saavedra y Josefa Mallea. Estudi en el Colegio Ayacucho. A los 26 aos se gradu como abogado. Un ao despus, dict ctedra en Derecho Penal en la Universidad de San Andrs.

El intelectual

Fue tambin socilogo, diplomtico y periodista. Public artculos en El Telgrafo y El Comercio. En 1917, se constituy en el primer director de La Razn.

Algunos de sus ms destacados textos fueron El proceso de Mohoza (1901), El doctor Serapio Reyes Ortiz (1901), Los orgenes del Derecho Penal y su historia (1901), El ayllu (1903), La cuestin fronteriza con el Paraguay (1903), El litigio Per-boliviano (1903), El laudo argentino (1909), La democracia en nuestra historia (1921), Los orgenes del derecho (1929), La moneda boliviana (1936), El Chaco y la Conferencia de Paz en Buenos Aires (1939) y otros folletos de carcter poltico.

Entre sus obras pstumas resaltan El ltimo jirn de la patria (1947) y La aurora de la independencia hispanoamericana (1977).

Liberal y republicano

En su juventud milit en el Partido Liberal (PL). Luego, el presidente Eliodoro Villazn lo nombr ministro de Justicia e Instruccin Pblica (1912). Fue embajador en Lima (1913) y senador por La Paz (1914).

Rompi relaciones con el PL, en 1914, para organizar el Partido Republicano (PR) junto a Daniel Salamanca y Jos Escalier. Cuatro aos despus, fue elegido diputado por Potos.

Fue uno de los impulsores del golpe de Estado civil-militar contra el Presidente Jos Gutirrez Guerra, el 12 de julio de 1920. Despus de ese hecho, integr un triunvirato con los republicanos Manuel Ramrez y Escalier. Esa instancia convoc a una Asamblea Constituyente, donde fue nombrado como Presidente.

Al respecto, la revista Time citada en el libro El general y sus presidentes de Robert Brockmann afirm que en Bolivia hay menos blancos que en Minneapolis, y hay unos 3.000.000 de indios y cholos (mestizos). Hay un cholo que se llama Saavedra. Bien educado, abogado, astuto, fue rector de la universidad estatal, es un hombre viajado. Hace poco tiempo condujo una revolucin. Ahora es el presidente Saavedra.

Su llegada al poder dio fin a 21 aos de gobiernos liberales. No obstante, su particular designacin cre animadversin en el PR. En ese marco, Escalier y Salamanca organizaron un bloque de oposicin: el Partido Republicano Genuino.

Sus obras

Su primer acto gubernamental fue la reforma de la Ley Electoral. Luego, frente al sistema de explotacin liberal, dict una legislacin social que contempl la regulacin de los de accidentes de trabajo, el ahorro obrero obligatorio y la reglamentacin de huelgas. Esas medidas se constituyeron en las bases de la Ley General del Trabajo (1939).

Posteriormente, cre un Instituto de Reformas Sociales, donde se estudi todo lo atingente con la mejora de las condiciones de la clase proletaria. De forma paralela, combati el analfabetismo con la instruccin obligatoria y la multiplicacin de escuelas rurales.

Con el fin de impulsar el comercio y la industria, de acuerdo al texto Cuatro aos de gobierno del Dr. Saavedra de Pablo Suero, se construyeron caminos y redes ferroviarias en lugares distantes.

En el mbito de la libertad de expresin, derog la liberal Ley de Imprenta del 17 de enero de 1918, que permita la penalizacin de la labor periodstica. En su lugar, aprob la Ley de Imprenta, el 19 de enero de 1925, que an tiene plena vigencia.

Dos masacres

Su gobierno tuvo luces, pero tambin sombras. Bajo su mandato, se produjeron dos masacres, que como espectros le iban a perturbar su anhelado retorno al poder.

Esos fatales sucesos mostraron el oscuro rostro de los republicanos.

La masacre de Unca (1923), ocasionada por el creciente despertar de la conciencia de clase de los trabajadores del subsuelo, y la masacre de campesinos de Jess de Machaca (1921) son suficientes pruebas del espritu antipopular que inspiraban los gobiernos republicanos. La crisis econmica determin la agudizacin de esa poltica, explic Agustn Barcelli en su obra Medio siglo de luchas sindicales revolucionarias en Bolivia.

Enamorado del poder

Terminada su gestin, Saavedra no quiso abandonar el mando. El Presidente simplemente anunci que no dejara el poder en enero sino que se apegara a la tradicin y entregara la banda presidencial el 6 de agosto. El motivo de la prrroga eran los festejos del Centenario de la Repblica, revel Robert Brockmann.

Tras siete meses de prrroga, Saavedra organiz un plan para continuar con su rgimen. Por iniciativa de su suegra, Clotilde Bustillos, se nomin como candidato al mdico Gabino Villanueva, quien ejerca el cargo de ministro de Instruccin Pblica. Como vicepresidente fue postulado su hermano, Abdn Saavedra, quien era Prefecto de La Paz, aadi.

Villanueva y su hermano triunfaron en las urnas, dejando atrs al binomio Daniel Salamanca y Jos Luis Tejada Sorzano.

Por pretender incluir tres ministros liberales en su gabinete y bajo el argumento de que no haban renunciado a sus cargos con antelacin de seis meses, Villanueva y Abdn Saavedra no llegaron a ocupar la silla presidencial.

Para cubrir la acefala fue designado como primer mandatario Felipe Segundo Guzmn. Su gestin, de septiembre de 1925 a enero de 1926, estuvo sujeta a los designios de Bautista Saavedra.

Su ltima batalla

En sus ltimos intentos para controlar el poder, Saavedra presionado por el Ejrcito acept la candidatura de Hernando Siles, con la esperanza de que Abdn Saavedra ocupara la vicepresidencia.

El 1 de enero de 1926, Siles gan las elecciones. Empero, el flamante Presidente, no tard en desligarse de las riendas saavedristas.

Bajo el gobierno de Daniel Salamanca (1931-1934), el Cholo Saavedra fue llamado a juicio de responsabilidades en la Cmara de Diputados, pero el caso no prosper.

Durante la guerra del Chaco (1932-1935), realiz una campaa periodstica opositora desde La Repblica, vocero del Partido Republicano Socialista. En 1934 fue desterrado.

Como delegado de la Conferencia de Paz del Chaco, particip en las negociaciones de armisticio.

En la posguerra, en 1936, intervino a favor del levantamiento del 17 de mayo; pero, a consecuencia de discrepancias con el nuevo rgimen civil-militar de David Toro, fue deportado.

Luto en la prensa

La Razn, el 3 de marzo de 1939, inform que la salud de Saavedra, exilado en Chile, se agrav por complicaciones en el hgado y los riones. El 28 de febrero fue intervenido quirrgicamente, pero sobrevino una letal peritonitis. El 1 de marzo de 1939, a horas 10, falleci.

Ese mismo da, el presidente Germn Busch decret duelo nacional por tres das.

Su muerte conmovi al pueblo boliviano.

Siguiendo el trgico desatino de algunos presidentes bolivianos, muere en pleno vigor de su otoo inquieto de fervores patriticos Bautista Saavedra, amparado por el claror de cielos extranjeros, lament El Diario, el 2 de marzo.

Se fue el conductor del pueblo. El poltico de los gestos inflexibles. El hombre que hizo de su vida extraa parbola un smbolo de consecuencia con sus ideales y consigo mismo, expres La Noche, el 2 de marzo.

En su editorial, La Calle, a su turno, manifest que la sensacin producida en esta ciudad por la inesperada noticia del fallecimiento de Bautista Saavedra no ha hecho ms que confirmar su inextinguida popularidad (...).

Los funerales

Sus restos fueron repatriados de Chile el 23 de marzo. La Razn inform que, a horas 19, fue colocado el atad en capilla ardiente en la Baslica de Nuestra Seora de La Paz.

Desde las 20 horas hasta la madrugada, el fretro fue visitado por ms de 10 mil personas. En la misa de cuerpo presente participaron todas las autoridades del pas y la poblacin en general.

A horas 11, el Ejrcito dispar 21 caonazos en su homenaje. Luego, sus restos fueron enterrados en el Cementerio General.

Grecia Gonzales Oruo es Comunicadora Social

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter