Portada :: Espaa :: Monarqua frente a Repblica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-04-2019

Abril por la Republica (II)
Acontecimientos que provocaron la cada de la monarqua

Vctor Arrogante
Rebelin


Alfonso de Borbn, que haba llegado con el siglo XX como esperanza de modernidad, se marchaba arropado por los sectores ms irreductibles del Ejrcito, la aristocracia y el clero. Espaa, en 1931, no haba dejado de ser monrquica ni se haba convertido al republicanismo, sino que la Corona se haba instalado en una situacin imposible de mantener por sus errores cometidos en otros tantos de acontecimientos histricos.

Los historiadores discrepan sobre las causas de los resultados de las elecciones municipales del 12 de Abril de 1931, pero lo cierto es, que favorecieron para que Alfonso de Borbn partiera hacia el exilio. Para explicar la cada de la monarqua hay que retomar determinados acontecimientos: "Desastre" de Annual en 1921 y la crisis militar que gener; la Dictadura de Primo de Rivera, en septiembre de 1923; la sublevacin de Jaca; y el Pacto de San Sebastin.

A principios del siglo XX, Espaa y Francia se haban repartido el territorio de Marruecos como solan hacer las potencias coloniales. Hasta ese momento, Espaa ejerca influencia en las zonas costeras, de Ceuta y Melilla. En 1921, durante el reinado de Alfonso de Borbn, se intent ampliar esa zona de influencia hacia el interior, en el territorio conocido como El Rif, donde habitaban tribus bereberes dedicadas a la ganadera nmada. El Ejrcito espaol no pasaba por su mejor momento y ya haba sufrido algn que otro revs en sus encontronazos con los guerrilleros rifeos. A pesar de todo, se realiz la incursin.

En la batalla de Annual, conocida como el "Desastre", el militar al mando de la Comandancia de Melilla, Fernndez Silvestre, tena la intencin de extender el control espaol hacia la baha de Alhucemas. Las carencias del avance y la minusvaloracin de las fuerzas rebeldes tuvieron un resultado fatal. La madrugada del 22 de julio se produjo el ataque. Silvestre, ante la falta de recursos para plantar cara, orden la retirada, que se convirti en una desbandada en la que el enemigo produjo una matanza. El impacto de lo sucedido en la opinin pblica provoc una gravsima crisis poltica.

Las bajas en el bando espaol fueron de 10.265 muertos. El Desastre de Annual supuso un gran trauma para toda Espaa, que tuvo que ver cmo Abd el-Krim proclamaba en septiembre la Repblica del Rif. Las consecuencias polticas no se hicieron esperar. El Gobierno espaol acab cayendo en 1923 y la crisis se resolvi con la llegada al poder del general Miguel Primo de Rivera, que ejerci de dictador, con el beneplcito de Alfonso de Borbn, durante siete aos.

Primo de Rivera "no era un dictador al uso". Colabor con la UGT, llamando a Largo Caballero al Consejo de Estado, aunque fuera para terminar con el sindicato anarquista CNT. Moderniz en lo que pudo el pas, aunque luego se viera paralizado por una crisis econmica mundial que desemboc en una devaluacin de la peseta. Vino a poner orden en las calles, pero al final se le rebelaron los estudiantes y aumentaron las revueltas obreras. Solucion el problema de Marruecos, pero no supo conservar a su lado a los militares. El rgimen de Primo de Rivera se constituy sin concretar la fecha de caducidad, de modo que no dio razones para el optimismo cuando suprimi la actividad de los partidos y cre el suyo propio, Unin Patritica. Disolvi el Parlamento, que sustituy por la Asamblea Nacional, y se le ocurri proclamar una nueva Constitucin. Alfonso XIII estaba tocado, y cuando Miguel Primo de Rivera, enfermo y sin apoyos, abandon el poder el 28 de enero de 1930, la soledad del rey qued al descubierto.

El Pacto de San Sebastin, firmado el 17 de agosto de 1930 por los ms destacados lderes polticos del momento, entenda que la repblica era una aspiracin concreta, dotada de un proyecto poltico determinado −y en absoluto marginal− y un plan de actuacin definido. En resumen, all se acuerda, sin necesidad de ponerlo negro sobre blanco, convocar unas Cortes constituyentes republicanas, garantizar la libertad religiosa, acometer la reforma agraria y reconocer el derecho de autonoma de las regiones que lo soliciten en las Cortes.

Ante el temor de verse desbordado por las masas, el Comit Revolucionario, salido del Pacto de San Sebastin, decidi sealar la fecha de un golpe militar. El 12 de diciembre de 1930. En la pequea guarnicin de Jaca, se alzaron en armas los capitanes, Fermn Galn y ngel Garca Hernndez, proclamando la Repblica. Marcharon con sus soldados y un puado de paisanos hacia Zaragoza, donde deban sumrseles otras unidades comprometidas que no aparecieron. Para evitar intiles derramamientos de sangre, los dos capitanes se rindieron y cuarenta y ocho horas despus eran fusilados. Alfonso XIII cometa un error que resultara fatal para la monarqua espaola y haciendo mrtires, aceler su cada.

La concatenacin de diferentes crisis, que tuvieron su desenlace con la proclamacin de la Segunda Repblica, se haba iniciado con el agotamiento de los partidos polticos, incapaces de hacer frente a la grave situacin social, econmica y poltica. Hacia 1928 comenzaba la decadencia del rgimen monrquico por ella creciente nmero de opositores: conservadores, liberales, republicanos, anarquistas, socialistas, comunistas y nacionalistas catalanes; por la oposicin de los intelectuales que apoyaron las revueltas universitarias; la oposicin de las clases obreras que retoman su actividad con huelgas y manifestaciones de protestas. Las dificultades financieras y presupuestarias del Estado, junto a la devaluacin de la peseta, deterioraron las relaciones con el rey y prdida de apoyos de los sectores conservadores y militares.

Hacia finales de 1929 el rgimen de Primo de Rivera se hallaba socialmente aislado, ideolgicamente deslegitimado e institucionalmente sin el apoyo del Rey. En estas circunstancias Primo de Rivera presenta su dimisin en enero de 1930, que el rey la acepta inmediatamente. La cada del dictador arrastrar a la monarqua. Alfonso de Borbn intent retornar al sistema de la Restauracin pero no dio resultado. Nadie crea en un sistema ya agotado. Nombra como jefe de gobierno a Berenguer, con la misin restablecer la constitucin de 1876 y salvar la figura del rey, pero tiene que enfrentarse a la crisis econmica de 1929 que empezaba a notarse en Espaa. La labor de la oposicin de los intelectuales, se manifiesta en el artculo que publica Ortega y Gasset en El Sol: El error Berenguer. La oposicin, cada vez ms organizada de republicanos, firma, con otros partidos, en agosto de 1930 el Pacto de San. Sebastin.

Berenguer dimite y es sustituido por el almirante Aznar a comienzos de 1931. Este convoca elecciones municipales para el 12 de abril de ese mismo ao. Los republicanos y socialistas ganan en las grandes ciudades y en algunos pueblos. La evidencia es que las grandes ciudades votan en contra de la Monarqua. En palabras del propio Aznar "Espaa se acost monrquica y se levant republicana". El rey reconoce la victoria republicana y se exilia. El 14 de abril se proclam la Segunda Repblica.

Las elecciones municipales del 12 de abril, tenan como objeto renovar los Concejales en todo el pas, pero por una serie de circunstancias, se modific el sentido de la convocatoria y se convirtieron en un plebiscito con dos opciones: monarqua o repblica. Aunque el resultado en su conjunto fue favorable a los monrquicos, que ganaron con 22.150 concejales frente a 5.875, lo esencial fue que en las ciudades ms importantes se haba obtenido un triunfo parecido al resultado en Madrid. Algunos no se crean lo que se estaba viviendo en las calles. Fernando de los Ros, reconoca a Miguel Maura y a Largo Caballero: El triunfo de hoy nos permite acceder a las elecciones generales, que se celebrarn en octubre, y entonces, el xito, si es como el de hoy, puede traernos la Repblica.

La campaa electoral haba puesto al descubierto la impopularidad de la monarqua entre las masas populares. En la noche del 12 de abril llegaron las primeras noticias que anunciaban un clamoroso triunfo republicano. El da 13, la derrota de la monarqua era ya evidente. El desconcierto se apoder de las alturas, mientras el pueblo manifestaba ruidosamente su jbilo. El gobierno Aznar dimiti. El "Comit Revolucionario" public un manifiesto en el que exiga la abdicacin del rey y su salida de Espaa. El pueblo se haba adueado de la calle y el da 13, en Eibar, se proclamaba la Repblica.

El 14, al medioda, Maci levantaba en Barcelona la bandera de la Repblica Catalana. A las tres de la tarde del mismo da, una bandera tricolor ondeaba en lo alto del Palacio de Comunicaciones de Madrid. En el transcurso de unas horas las masas haban proclamado la Repblica a lo largo y a lo ancho del pas.

Todo el viejo aparato de opresin de la Monarqua estaba descompuesto y paralizado, las fuerzas armadas se sumaron al jbilo popular o se mantuvieron en una posicin expectante de no beligerancia. Al atardecer, el "Comit Revolucionario" se eriga en Gobierno Provisional de la Segunda Repblica Espaola. Comenzaba otra etapa.

@caval100

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter