Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-04-2019

Los logros de La Minga

Fernando Dorado
Rebelin


Popayn, 8 de abril de 2019

Despus de 26 das de protesta, las comunidades indgenas, campesinas y afros del Cauca y de resguardos del Huila, Valle del Cauca, Caldas y Risaralda(Colombia), lograron un acuerdo con el gobierno para despejar la carretera panamericana, nica va de comercio internacional con el sur del continente.

La Minga no ha terminado . El plato fuerte ser eldebate pblico con el presidente Duque que han exigido las comunidades desde los inicios de la protesta. Posiblemente se realice este martes 9 de abril. Debe serel escenario para quela opinin pblica conozca lasreivindicaciones de los pueblos indgenas y campesinos del Caucaen temas depaz, medio ambiente y modelo de desarrollo.

Aunque falta ese sustancial remate, se puede elaborardesde ahora un balance de esta gesta popular. Los dirigentes de La Minga han dicho que esa lucha no se detiene, que continuar caminando la palabra y propiciando encuentros y acciones para profundizar las luchas sociales que durante tanto tiempo estuvieron represadas por efecto del conflicto armado.

Es bueno precisar el tipo de balance. Hay quienes valoran los resultados de la lucha con base en los logros tangibles, especialmente los recursos obtenidos para inversin social. Es la visin del gobierno y de aquellos sectores que todo lo miden con dinero. Tambin estn los que tasan los logros en hectreas de tierra comprometidas para ser entregadas a las comunidades que, aunque es un tema importante, es secundario frente a la necesidad de una verdadera poltica de democratizacin de la propiedad de la tierra.

En ese sentido se podra decir que el balance es satisfactorio, aunque no suficiente. La mayora de esos recursos estaban asignados, pero no asegurados. Ahora viene la tarea de impedir que se queden enredados en los trmites burocrticos que tienen la funcin de impedir que los recursos lleguen a las comunidades.

La clave est en el balance poltico . La reaccin del expresidente Uribe por medio de trinos (twitter) mostrando su inconformidad con la firma de los acuerdos y la disposicin del presidente Duque a encontrarse y dialogar con La Minga, dejan ver quin sali derrotado. Uribe se atreve a exigir masacres y las justifica como ejercicio de autoridad frente a protestas terroristas ( https://bit.ly/2UCGvC2 ).

Que se haya logrado distanciar a Duque de las posiciones del expresidente Uribe que lo llevaron a comprometerse con una posible guerra con Venezuela, podra considerarse el gran logro poltico de La Minga. Ese avance debe ser profundizado por el conjunto del movimiento social sinbajar la presin y hacerleentender al gobiernoy a la sociedad colombiana, que la protesta es una herramienta democrtica, que nadie est interesado en desestabilizar alpas, y que debemoscontinuar por el camino de la paz.

Quienes acusaron a los dirigentes de permitir la infiltracin terrorista de La Minga, fueron derrotados. Quienes quisieron deslegitimar la lucha de las comunidades acusando al CRIC de presentar solicitudes desmesuradas, fueron vencidos. Quienes pretendieron desconocer los reiterados incumplimientos del Estado, fueron desenmascarados. La Minga fue legitimada y nuevas mingas surgen por todas partes.

Otro gran logro, quiz el principal para quien esto escribe, tiene carcter social-organizativo. Por primera vez las comunidades indgenas, campesinas y afros del Norte del Cauca realizan un ejercicio de este tipo en forma unificada y organizada.Fortalecer esa unin pensando en construir procesos autnomos de desarrollo en lo poltico, econmico y cultural, ser el siguiente paso para avanzar por nuevos caminos que se constituyan en la superacin de las experiencias que han fracasado en Amrica Latina.

La Minga se mostr como una experiencia autnoma de las comunidades. Recibi el apoyo y solidaridad de organizaciones y dirigentes polticos, pero se neg a ser instrumentalizada por la dinmica electoral. Eso es magnfico y muy alentador. La fuerza social debe mantenerse autnoma y no delegar su fuerza a partidos o representantes polticos que, despus, as ellos no lo quieran, en el ejercicio de gobiernodiluyen y derrotanla fuerza popular,como ha ocurrido en Brasil, Venezuela, Ecuador o Bolivia.

Algunos dirn que el ejercicio de La Minga debilit la realizacin del llamado paro nacional programado para el 25 de abril. Pero habra que decir que, si en verdad existiera la fuerza para hacerlo con contundencia, las organizaciones que lo convocan se habran sumado a La Minga con toda la decisin y determinacin.Con el simple parroquianodecimos: Ms vale pjaro en mano que cien volando.

E-mail: [email protected] / Blog: https://bit.ly/2G0U9FN

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter