Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Las venas abiertas de Nicaragua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-04-2019

Entrevista a Ana Quirs feminista y defensora de los derechos humanos
La solidaridad internacional, fundamental para estar viva

Erandi Len Tierranueva
SEMlac


Si tuvieran que contar mi historia, tendran que decir que tengo dos nacionalidades, costarricense y nicaragense, aunque recientemente me quitaron el papel que acredita a esta ltima. Como sea, "un papel nunca ha sido la muestra de qu soy o no soy".

Ana Quirs naci en Costa Rica, pero desde hace 40 aos ha vivido y trabajado en Nicaragua, como feminista y defensora de los derechos humanos. Desde su trinchera, ha dirigido el Centro de Informacin y Servicios de Asesora en Salud (CISAS), organizacin dedicada a la educacin y comunicacin en salud para fortalecer y fomentar la participacin ciudadana.

Empero, el 18 de abril de 2018 su vida y la de mucha gente cambi. Ha sido testigo de la sordera y brutalidad con la que el gobierno del presidente Daniel Ortega reprimi (y reprime) a toda una poblacin que clama por sus derechos. Ella misma fue golpeada, intimidada y recientemente expulsada del pas, sin derecho de rplica alguna, narra en entrevista a SEMlac.

El 26 de noviembre fue requerida en la Direccin General de Migracin y Extranjera. Sin mayor explicacin, la despojaron de su nacionalidad y fue expulsada del pas. Tres das despus le cancelan la personalidad jurdica a su organizacin, les congelan la cuenta bancaria, ocupan sus bienes y se aduean de sus edificios, haciendo que el trabajo de Ana Quirs y de todas las mujeres y hombres que participaban, sea trasladado a Costa Rica.

"Sigue siendo una organizacin nicaragense, solo que con esta medida y mi expulsin del pas, decidimos formas CISAS Costa Rica y convertirnos en una organizacin trasnacional".

Desde ah, el movimiento feminista se ha dedicado a denunciar al rgimen de Ortega y su vicepresidenta Rosario Murillo; adems de trabajar y organizar a toda la gente nicaragense que ha solicitado refugio en Costa Rica.

"Mi lucha est con esta gente. La inmensa mayora de los que estamos aqu tenemos la mira de regresar a Nicaragua, en cuanto salga el gobierno actual, todos nos iremos en carrera y lograr que la gente se organice es una tarea fundamental".

SEMlac: Cul ha sido el papel del movimiento feminista en la regin?

"La solidaridad internacional feminista es clave, en el caso nuestro; en lo personal y en lo colectivo ha sido fundamental para que sigamos vivas. Han sido las redes feministas las que han facilitado la proteccin y resguardo de muchas y muchos activistas y sus familias. Sin su solidaridad, seguro que la vida nuestra habra sido ms difcil".

Quirs asegura que, sin la presin internacional, ella se habra quedado en el penal El Chicote, donde estuvo presa despus de ser cancelada su nacionalidad. Otro ejemplo es la reciente resolucin del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que pide al gobierno de Daniel Ortega liberar a todas las personas detenidas en las manifestaciones, as como acordar quitarle el estatus al ombudsman de Nicaragua, por no tener autonoma.

"Estas redes de mujeres han estado presionando a cada uno de los gobiernos para que asuman una posicin consecuente con la democracia hacia Nicaragua y eso hace una diferencia".

Esta decisin se ve aparejada con la condena del Parlamento Europeo que pide sanciones para el rgimen de manera individual y no al gobierno en general, lo que tiene mayores consecuencias, opina Quirs.

La (s) represin (nes)

Ana Quirs ha sido activista desde que tena 12 o 13 aos. Siempre ha estado en manifestaciones, protestas y denuncias. "Soy parte del movimiento feminista y desde l y de los grupos de la sociedad civil he participado siempre en acciones callejeras".

El 18 de abril, cuando se convoca a un plantn en contra de las reformas a la seguridad social, aparecen unas 50 motos con hombres en cascos negros armados de palos, piedras, tubos y cadenas, comenzando as con la represin.

Ana recibe golpes en la cabeza y fracturas en las manos. Casi dos horas despus, cesa la violencia custodiada por la polica. "En ese momento no hay detenciones, porque quienes nos atacan son parapolicas vestidos de civil, ah estaba la polica, exigimos proteccin y no hicieron absolutamente nada".

Fueron los siguientes das (meses y ao) cuando comienzan las primeras detenciones y asesinatos, provocando as una fuerte reaccin de gran parte de la poblacin nicaragense. "Para ese momento la inconformidad iba mucho ms all, la gente empieza a protestar por la presencia de la polica en las calles, por las muertes, por los heridos, los detenidos".

Desde la prohibicin de la Ministra de Salud (Sonia Castro) de no atender a los heridos de las movilizaciones; la muerte arbitraria de un menor de edad por parte de francotiradores de la polica, las fuerzas parapoliciales y el ejrcito; hasta el asesinato el Da de la Madre de 28 jvenes, dos mujeres entre ellos, fueron motivo de enardecimiento social y, paralelamente, de una mayor represin por parte del gobierno.

De acuerdo con lo que report la CIDH (Comisin Interamericana de Derechos Humanos), 80 por ciento de las muertes de este primer perodo recibieron los disparos en la cabeza, en el cuello y trax, es decir, eran tiros con toda la intencin de matar.

"En este primer perodo hubo mucha tortura y denuncias de violaciones sexuales a mujeres y hombres, las cuales llevan a cabo en las oficinas del Frente Sandinista de Liberacin Nacional (FSLN) o en las estaciones de polica antes de llevar a las y los detenidos a la crcel; una situacin brutal.

"Por ejemplo, detuvieron a tres personas transexuales y las llevaron al penal de hombres. Las agreden sistemticamente, las humillan, las torturan, varias veces tratan de violarlas, y si los compaeros presos polticos las defienden, son golpeados inclementemente".

Adems, recientemente se ha documentado una feroz represin por parte del gobierno contra las organizaciones de mujeres durante las protestas. "Ortega ha dado muestra de su autoritarismo y nula capacidad de dilogo, pues se ha tenido ms de una dcada de dictadura contra los cuerpos de las mujeres y ahora esto".

SEMlac: Cules son los obstculos ms grandes que enfrenta la poblacin, sobre todo las mujeres, para poder ejercer plenamente sus derechos? Por qu el gobierno se ensaa con la causa feminista?

"El movimiento feminista ha venido madurando y creciendo, pero tambin se encuentra en una situacin, en cierta medida, de retroceso, debido a la presencia de gobiernos muy autoritarios. El gobierno de Ortega y Murillo tiene un rencor histrico contra las mujeres, mucho ms que con cualquier otro movimiento, y tiene que ver con el respaldo que da el movimiento de mujeres a la denuncia de violaciones contra el presidente. Tambin hay un problema en relacin con el avance y fortalecimiento de los fundamentalismos, sobre todo los religiosos protestantes, fuerzas muy conservadores y presentes en la regin. Sin duda, existe una falta de voluntad poltica y alianzas que deben ser pagadas".

Record el caso de Mxico, pues pese al enorme esfuerzo que han hecho las organizaciones feministas, sigue existiendo una estructura muy patriarcal del poder, "la alianza que en su momento hace Morena con el PES, es de que se le pare a uno el pelo, el cobro est a la vuelta de la esquina".

Ana Quirs sostiene que un partido que se precia de progresista tendra que estar apostndole a un Estado laico y al fortalecimiento de los espacios y las organizaciones ciudadanas. Cabe recordar las declaraciones del mandatario mexicano sobre estas organizaciones y la supuesta corrupcin que impera en ellas.

La resistencia

Ante esta problemtica, surgen movimientos de resistencia que visibilizan la fuerza y la sororidad de la gente, uno de esos casos es el Movimiento del Pico Rojo, nacido en la crcel, por una compaera feminista que fue arrestada por el gobierno nicaragense.

"Cuando a mi compaera la detienen, ella tena un lpiz labial rojo, se pinta y le pasa el labial rojo a todas las que se encontraban con ella. La interrogan y le preguntan a qu organizacin pertenece y ella dice al Movimiento del Pico Rojo. Es de las primeras que sale de la crcel y cuando comenta su respuesta, inmediatamente se hace viral".

Antes de esto, no exista ningn movimiento parecido, pero mujeres y hombres empiezan a tomarse fotos con los labios pintados de rojo y las suben a redes sociales, convirtindose en una forma ms de resistencia.

Esto, la creatividad de lanzar globos de color blanco y azul, pues en ese momento se consideraba la bandera como un smbolo de rebelda; o la imagen viral de un polica siendo golpeado por una silla, haciendo alusin a un hroe nacional del siglo XIX, se convierten en smbolos de resistencia y cobijo que dan sentido del humor a una poblacin que vive una situacin terrible que pareciera no tener fin.

"Hay cosas muy alentadoras, hay procesos que son todava a largo plazo, pero los avances resultan cada vez ms contundentes. Ha habido unanimidad en las negociaciones, en la agenda: se pide la liberacin de los presos, el restablecimiento de las libertades constitucionales, la justicia, el desarme de las fuerzas paramilitares y la reestructuracin de la polica.

"Dentro de todo, siento que podemos ver hacia delante, con optimismo, que no ser fcil, no est a la vuelta de la esquina, pero hay futuro", concluye una alentada Ana Quirs.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter