Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-04-2019

Amianto en el metro de Barcelona: una gestin que puede llevar buen camino

Paco Puche
Sin permiso


Considerando que todava no se ha establecido un nivel mnimo de exposicin por debajo del cual el amianto crisotilo no plantee riesgos cancergenos [Directiva 1999/77/CE, de la COMISIN de 26 de julio de 1999, punto (7)]

 

El valor lmite de exposicin laboral para el amianto no debe considerarse como un valor que garantice la proteccin de la salud, ya que no se ha podido determinar el nivel por debajo del cual la exposicin al amianto no entraa ningn riesgo de cncer. [Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT)/1]

 

La pasada semana, el 30 de marzo, publicaba la revista digital sinpermiso un trabajo del que esto suscribe titulado Navarra, pionera europea del desamiantado seguro, en que el autor se congratulaba de la mejora sustantiva que el tratamiento y consideracin de los asuntos relacionados con el amianto, en todas sus presentaciones y clases, estaba alcanzando. La noticia del pasado 4 de abril, dada a conocer por la Agencia EFE, y relativa a la actuacin de un grupo de expertos, por encargo del Ayuntamiento, que supervisar 200 (son 208) controles ambientales y materiales por amianto del TMB (Transports Metropolitans de Barcelona), ratifica este impulso imparable que los asuntos relacionados con el fatal y genocida amianto/2 estn tomando/3.

No obstante, los trabajadores siguen convocando paros por falta de informacin y pidiendo una mejor gestin de los casos de empleados afectados por su exposicin al amianto, y la empresa, TMB, sigue manifestando el mantra que dice que En las estaciones, los materiales con contenido de amianto no desprenden fibras, y estn fuera del alcance de las personas, tanto trabajadores como usuarios. No hay peligro.

Claro, no van a decir lo contrario.

Sobre el encargo a los expertos para el Metro de Barcelona y otras medidas propuestas

El escndalo acaecido en el Metro de Madrid primero y contagiado al de Barcelona y Buenos Aires despus, ha activado la llama de ese incendio que considerbamos imprescindible para afrontar, tanto por parte de la sociedad como de las administraciones, ese problema tapado y silenciado brutalmente que ha representado y sigue suponiendo ese uso masivo y desconsiderado del amianto, a mayor gloria de unos cuantas familias ricachonas (siete), que durante el siglo XX se han lucrado genocidamente de su uso oligoplico.

El escndalo citado ha sido la gota que colma el vaso de lo que ha sido un silencio atronador. El ayuntamiento de Barcelona parece que quiere coger el toro por los cuernos. Pero, ojo!, es tal el atraso que arrastramos en este tema y las posibilidades de un escndalo mayor en lo que se descubra, que pueda caber la tentacin, por parte de la administracin, de minimizar los datos que se busquen (esperamos, porque conocemos a algunos, que los expertos no cedern en lo que refiere en minimizar los que se encuentren).

Segn hemos podido saber se trata, al parecer, solo de que el grupo de expertos supervise 138 muestras ambientales (en varias lneas, intercambiadores y tneles), y 70 puntos donde se recogern muestras de materiales slidos de los que 42 sern polvo de tneles. Todo ello, una vez analizadas, para poder garantizar que no haya fibras de amianto que puedan perjudicar la salud de los trabajadores y de los viajeros o usuarios. As lo expresa la Agencia EFE. Y s aparecen?

Otras medidas que la empresa TMB ha puesto en marcha han sido las de pasar visitas mdicas a los 1.064 trabajadores en activo, en las que de momento 25 han dado positivo, estn afectados ya por la exposicin al amianto; y extenderlas a los 418 jubilados, de los cuales solo a 89 se les vena haciendo un seguimiento. Y, como tema importante, la empresa ha propuesto la creacin de un Consejo cientfico en salud laboral e higiene ambiental, que asesore el plan de desamiantado, y en el que tambin figuren expertos propuestos por los trabajadores, en un intento de acabar con el conflicto laboral que no cesa.

Decimos en el ttulo una gestin que puede llevar buen camino, sencillamente porque depende de cmo se hagan todas las propuestas que figuran sobre la mesa.

Las medidas a tomar a la vista de la naturaleza del amianto, y de las evidencias obtenidas despus de 100 aos de uso y estudio de la letalidad del mineral

Hay una informacin inicial que ya se pone en lnea con lo que un problema de esta categora exige: habr algunos expertos independientes en el grupo de supervisin y las muestras se analizarn por el mtodo de microscopa electrnica, que se harn en laboratorios franceses.

Este mtodo de anlisis no est exigido por ley/4, pero es el recomendable porque se ven todas las fibras y se pueden distinguir entre ellas. Tiene aumentos quinientas veces mayores que la recomendada microscopa ptica. Segn destacaba en 2012 el INSHT/5 los sucesivos informes de la lAgence Franaise de Scurit Sanitaire de lEnvironnement et du Travail (AFSSET) sobre la toxicidad del amianto, recomendando una reduccin drstica del valor lmite ambiental y la introduccin obligatoria del anlisis de las muestras ambientales tomadas mediante microscopa electrnica de transmisin, han hecho que el Gobierno francs modifique finalmente su legislacin y un nuevo valor lmite ambiental que entrar en vigor el 1 de julio de 2015 y ser de 10 fibras por litro (0,01 fibras/cm3), diez veces inferior al actual. La nueva legislacin incluye otras medidas no menos enrgicas para luchar contra el riesgo del amianto, como la supresin de la distincin legal entre amianto friable y no friable.

La cuestin central aqu ser que cmo se conformarn muchos otros usuarios y afectados por el amianto en otros mbitos laborales, pblicos y domsticos con mediciones que solo utilicen la microscopa ptima. Pensarn que los est engaando.

Es el caso.

Y la otra cuestin central de esta iniciativa es si se van a tener en cuenta los llamados Valores Lmites Ambientales (VLA), que como hemos visto en el caso francs se han rebajado en un divisor de 10 veces/6 . Parece que no, pues segn dice la prensa se trata de garantizar que no haya fibras de amianto. Ninguna. Y esta es la nica cantidad aceptable, pues como dicen las dos entradillas de este trabajo no hay dosis mnima segura, solo la dosis cero lo es.

Pero legalmente no es as, con la normativa espaola en la mano, para los trabajadores se admiten unos valores de exposicin de 0.1f/cm3. Este valor se refiere al valor lmite ambiental de exposicin diaria (VLA-ED)/7 en el mbito laboral, regulado por el RD 396/2006. Solo si se sobrepasa esa cantidad los trabajadores debern llevar protecciones individuales (art. 8.1).

Y para los valores lmites ambientales relativos a los ciudadanos (una vez desamiantado lo que est previsto), o ndice de descontaminacin, no hay ni siquiera esos lmites.

Segn la Gua Tcnica del INSHT en su Apndice 2 punto 3.4 se dice que no existe un valor lmite en la legislacin espaola aplicable a las concentraciones de fibras de amianto en el aire en las mediciones de control e ndice de descontaminacin () los criterios que se pueden aplicar para establecer estos valores de referencia pueden ser: () c) Utilizacin de valores de referencia de otros pases, () el ms frecuente es 0.01 fibras /cm3 ./8

Las particularidades del Metro subterrneo

Para el caso del Metro, aunque los resultados de las mediciones por microscopa electrnica diesen por debajo de los ndices manejados ms arriba (0.1 y 0.01 fibras por centmetro cbico), debemos recordar que la dosis mnima segura no existe. Solo la dosis cero es aceptable para este caso, en el que las cantidades que queden (o puedan quedar) permanecern en l, dado el carcter subterrneo del medio/9. Pero dada el carcter especial del amianto (invisible, eterno y deletreo), en el caso de los transportes subterrneos, o Metros, que lleven tanto tiempo funcionando con amianto, se exigen otras condiciones.

En efecto, con vistas a los ms de 400 millones de usuarios que anualmente lo recorren, los cientos de trenes que lo han surcado, las distintas situaciones representativas que aparecen en un transporte de ms de 150 km de longitud, a distintos niveles de profundidad, con dinmicas variables, dado el carcter microscpico y eterno de las fibrillas en las que el mineral se desmenuza y su condicin patolgica en todos los tamaos y clases, habra que hacer una posterior limpieza de todas las dependencias a los que los usuarios estn expuestos (o lo hayan estado).

Por tanto, es de exigencia en este caso, en el proceso de desamiantado integral, el proceder de manera preferente, segura y urgente a elaborar un plan de limpieza de todas las estaciones y lugares de uso de los viajeros. Doctores tiene la prevencin, pero uno de los sistemas a emplear es la que consiste en usar unos extractores potentes con filtros adecuados propios para eliminar el amianto. An, cuando las analticas que se prevn realizar bajo la supervisin del grupo de expertos indicasen cero fibras, esta limpieza de seguridad para los futuros viajeros estara ampliamente recomendada. Este sera el buen camino.

Recordemos el punto de partida:

El valor lmite de exposicin laboral para el amianto no debe considerarse como un valor que garantice la proteccin de la salud, ya que no se ha podido determinar el nivel por debajo del cual la exposicin al amianto no entraa ningn riesgo de cncer, como afirma con toda contundencia el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT)/10.

Notas y Referencias:

1. INSHT (2008): Gua Tcnica que desarrolla el RD 396/2006, de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mnimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposicin al amianto. P. 15.

2. El material que conocemos por el nombre de amianto o asbesto, hace referencia a los seis minerales denominados tcnicamente como: crisotilo, crocidolita, amosita, antofilita, actinolita y tremolita, de los cuales el primero ha sido el ms usado en todo el mundo, casi el 90% del total. Como tal no es responsable de las cerca de 10 millones de muertes que se calcula que tendrn lugar, por el amianto manejado en el siglo XX, en todo el mundo. Hay responsables con nombres y apellidos.

3. Hoy mismo, 5 de abril, la Tribuna de Albacete informa que la Diputacin ha aprobado un Plan de retirada de las tuberas de fibrocemento en las localidades de la provincia, con partida presupuestaria para 2020.

4. Nos referimos al apartado 3 del Anexo I del RD 396/2006. En l se dice que la toma de muestras y el anlisis (recuento de fibras) se realizar preferentemente por el procedimiento descrito en el mtodo MTA/MA-051 del INSHT: Determinacin de fibras de amianto u otras fibras en aire. Mtodo de filtro de membrana/microscopa ptica de contraste de fases , segn el mtodo recomendado por la OMS en 1997, o por cualquier otro mtodo que d resultados equivalentes.

5. http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/PUBLICACIONES%20PER ODICAS/Erga_online/2012/Ficheros/ ERG@nline115.pdf

6. Han pasado, por ley, de 0.1 fibra/cm3 a 0.01 f/cm3 , o lo que lo mismo, por manejar unidades ms visibles, si el valor lmite de exposicin de los trabajadores con amianto, que es actualmente de 0.1f/cm3 , lo pasamos a metros cbicos, el nmero mximo de fibras que podra haber en el ambiente laboral sera de 100.000 f/m3 . En ocho horas, que es lo que se admite para los trabajadores, de exposicin diaria, si no tuviesen proteccin efectiva alguna, podran inhalar cada da 360.000 fibras de amianto. En el caso francs solo 36.000 fibras/da. (sic). Por eso las medidas de proteccin han de ser extremas.

7. Son valores de referencia para las concentraciones de los agentes qumicos en el aire, y representan condiciones a las cuales se cree, basndose en los conocimientos actuales, que la mayora de los trabajadores pueden estar expuestos da tras da, durante toda su vida laboral, sin sufrir efectos adversos para su salud. En Limites de exposicin profesional para agentes qumicos en Espaa, 2018, p. 18. (INSSBT)

8. En: Amianto y los Valores Lmites Ambientales (VLA): un concepto trampa. Paco Puche y Antonio Bernardo, Rebelin, 28 de junio de 2016.

9. Cuando el material conteniendo amianto entra en friccin, o es sometido a abrasin -por ejemplo, durante un proceso de rectificado-, puede producirse la liberacin de fibras microscpicas respirables, que representan un riesgo potencial para la salud al ser inhaladas. El carcter fibroso de estos minerales se mantiene aun cuando actuemos sobre ellos con el fin de disminuir el tamao de las partculas o destruir las fibras; el resultado es la aparicin de fibras ms pequeas, a veces no visibles al microscopio ptico (submicroscpicas) o, por fractura de stas, microfibras, que requieren para su observacin tcnicas microscpicas de alta resolucin (microscopa electrnica de transmisin). INSHT: web. nmero 21-2002, pginas 11 a 21. Autores: Crespo, Galn y Bernier.

10. INSHT (2008): Gua Tcnica que desarrolla el RD 396/2006, de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mnimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposicin al amianto. P. 15.

Paco Puche, ingeniero, economista y librero jubilado. Ecologista.

Fuente:http://www.sinpermiso.info/textos/amianto-en-el-metro-de-barcelona-una-gestion-que-puede-llevar-buen-camino



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter