Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-04-2019

Alexandria Ocasio Cortez: hacia la gran rebelin mundial de las masas plebeyas

Miguel ngel Ramos Estrada
Rebelin


La gran resonancia que est teniendo en EU, el protagonismo poltico de la congresista del partido demcrata, A. Ocasio Cortez, de solo 29 aos, elegida como representante del distrito electoral N14 de NY, en noviembre de 2018, es un indicio de que algo muy importante est gestndose en ese pas.

En la dcada de 1970, apareci un libro titulado Ni Marx Ni Jess, de Jean Francois Revel, escritor francs, muy publicitado. El libro fue publicado por partes en muchos peridicos de la poca y Revel planteaba que la prxima revolucin de resonancia mundial se registrara en los EU. Si bien lo fundamento desde una perspectiva ideolgica muy particular y heterodoxa, el planteamiento de Revel no solo en su momento fue interesante, sino que desde una perspectiva genrica est vigente y que la posibilidad de una revolucin poltica de grandes proporciones en EU es un camino que se est abriendo pas. La historia, que es el desarrollo de la actividad humana a travs del espacio y el tiempo es un proceso contradictorio, asimtrico, accidentado y el registro de grandes convulsiones sociales y polticas en cualquier sociedad no es una puerta cerrada.

En el caso de la historia de los EU la misma nos revela cuatro episodios de carcter revolucionario: La guerra de independencia (1776-1783) que consolido el camino hacia el fortalecimiento de los Estados Nacionales y de la democracia representativa; la Guerra de Secesin de 1861-65 que dio paso a la abolicin de la esclavitud; el New Deal de Franklin Delano Roosevelt que dio origen al Estado del Bienestar en la dcada de 1930 y la promulgacin de la Ley de Derechos Civiles de 1964 por L.B. Johnson, que le otorgo derechos econmicos y polticos efectivos a las minoras sobre todo a los negros. Estos hechos histricos fueron el resultado de desarrollos muy contradictorios, llevando a la sociedad hacia procesos de democratizacin social y poltico.

En el caso de las reformas de Roosevelt la misma fueron una consecuencia de la catstrofe que significo la Gran Depresin de 1929 y que tuvieron al borde de hundir al capitalismo a un punto de no retorno y en el caso concreto de la Ley de Derechos Civiles de 1964, la misma fue precedida por las grandes movilizaciones populares encabezadas por el movimiento de los Derechos Civiles bajo el liderazgo de M. L. King. Sin embargo, los hechos tambin revelan que con la promulgacin de la ley de Derechos Civiles, esta regularidad democratizadora alcanzo su lmite y desde entonces EU registra en trminos reales un proceso de involucin econmica y poltica y que inicia con las polticas econmicas y sociales de Ronald Reagan de la dcada de 1980.

Las polticas de Ronald Reagan y de su par Margaret Thatcher implicaron la profundizacin del proceso de financiarizacin del capitalismo que se inicia en Agosto de 1971 con el fin del Tratado de Bretton Woods. La financiarizacin ha llevado a la concentracin de la riqueza y del ingreso.

La tendencia a la concentracin del ingreso es un fenmeno que ha sido destacado por muchos economistas estadounidenses. Entre 1950 y 1970, por cada dlar adicional que perciban las personas de la franja del 90% inferior de los perceptores de rentas, las personas que pertenecan a la franja del 0,01% superior perciban 162 dlares adicionales. En contraste, desde 1990 a 2002, por cada nuevo dlar que sumaban las personas de la franja del 90% inferior, las del 0,01% superior (unas 14.000 familias en la actualidad) perciban 18.000 dlares adicionales. En los Estados Unidos de 2001, el 1% superior de los dueos de la riqueza posea conjuntamente ms del doble de lo que posea el 80% inferior de la poblacin. Si se tiene en cuenta nicamente la riqueza financiera, es decir, si se excluye el patrimonio en forma de primera vivienda, el 1% superior posea ms de cuatro veces lo que posea el 80% inferior. Entre 1983 y 2001, el 1% superior acapar el 28% del incremento de la renta nacional, el 33% de las ganancias netas totales y el 52% del incremento total del valor financiero. (John Bellamy Foster y Fred Magdoff. La Vuelta a la economa real: El problema del Estancamiento. 2013)

Estos marcados procesos de incremento de la desigualdad tanto en EU como en el resto de los pases desarrollados se ha profundizado despus de la crisis financiera y ha dado origen a movilizaciones sociales como Ocuppy WS, el de los indignados en Espaa y ms recientemente el de los chalecos amarillos en Francia. Estas protestas se dirigen contra las polticas de austeridad y contra la incidencia de las altas elites econmicas en las decisiones polticas de los Estados. Lo anterior se traduce en la prdida de derechos efectivos tanto de las capas medias como de las masas del mundo del trabajo.

En EU el precandidato presidencial Bernie Sanders con un discurso socializante logro atraer millones de votos sobre todo de la juventud en el proceso electoral del 2016. Sanders ya inicio a principios de marzo su campaa electoral para el ao 2020 y en su discurso pronunciado ante sus seguidores insto a la instrumentacin de una revolucin poltica para transformar los Estados Unidos. Y lo ms interesante es que ese discurso sigue permeando a facciones dentro y fuera del partido demcrata y ha sido adoptado como bandera por la Congresista Ocasio Cortez a travs de una propuesta denominada Nuevo Acuerdo Verde que se centra en la lucha contra el cambio climtico y la desigualdad. Cortez se define como socialista.

Lo interesante de ambos casos, el de Bernie Sanders y A. Ocasio Cortez, es el hecho de que aparezca en el lxico de su discurso la palabra revolucin y socialismo, y que sus propuestas impliquen la necesidad de un cambio radical del sistema lo que hace necesario la movilizacin de amplias capas sociales de la poblacin y esto no es casual. No se trata de que Ocasio Cortez sea dinmica, que caiga bien o que sea simptica. Lo que revela es que su discurso poltico est canalizando el descontento de amplias capas de la poblacin frente a un hecho que es evidente: las elites econmicas que promueven la financiarizacin se han divorciado de la sociedad. Es decir, Wall Street est muy alejado de Main Street y ni siquiera se entera que existe.

El caso de los chalecos amarillos en donde todos los sbados, ya en 19 jornadas, se manifiestan en las ciudades de Francia, participan trabajadores, profesionales, emprendedores, cuentapropistas, pequeos empresarios, estudiantes, jubilados y pensionados, etc. La movilizacin y protesta de las masas del mundo laboral, es el prembulo de la gran rebelin mundial de la plebe contra la opresin econmica y poltica del gran capital monopolista financiarizado promotora de la desigualdad, la pobreza y la exclusin. Mientras en Francia y en Europa la movilizacin es en las calles, en EU las masas rebeldes del mundo laboral apoyaran ya sea a Bernie Sanders o a Ocasio Cortez. Esta rebelin se extender al mundo entero.

Tanto Sanders como Ocasio Cortez lo que en el fondo plantean es la necesidad de instrumentar polticas que pongan fin a la enorme incidencia de los bancos de inversin en la vida econmica de EU. Desde la crisis financiera de 2008, los gobiernos de las grandes potencias respaldaron a sus grandes empresas financieras, varias de ellas insolventes. Si bien se logr evitar una catstrofe como la de 1929, no restableci la ley Glass Steagal de 1934, propuesta por Paul Volcker a Barak Obama e incluso planteado por el propio DT en su campaa electoral. Esto indica que los lobbies bancarios han logrado evitar su restablecimiento y se continan las polticas de flexibilizacin cuantitativa de los bancos centrales orientadas a respaldar a los mercados financieros, generando una insostenible inflacin de activos. Esta inflacin de activos tiene que ser desinflada para liberar enormes masas de fondos y desviarlas hacia la economa real a travs del nuevo paradigma macroeconmico propuesta por A. Ocasio Cortez: la economa verde o Nuevo acuerdo verde.

Lo anterior implica un choque frontal contra el peso poltico del gran capital financiero cuyo poder solo puede ser anulado con una amplia movilizacin social y cumplir con ello la regularidades de los ciclos largos de la economa, que establecen que estos ciclos se dividen en dos ondas: la A expansiva y la B declinante. La fase A predominan las actividades del capital productivo y en la fase B del capital financiero especulativo. La onda B se centra en actividades financiero especulativo promoviendo con ello la desigualdad, la pobreza, la exclusin social, la corrupcin, la precarizacin laboral, la delincuencia comn, organizada y de cuello blanco. Al finalizar esta onda B se desencadenan procesos de cambio poltico destinadas a desmantelar todo el aparato institucional e ideolgico que sostiene el poder poltico del capital financiero para dar paso a una nueva onda A y en esta transicin es en la que actualmente el mundo se encuentra y que explica el Brexit, la eleccin de DT en el 2016 y el auge de la derecha radical.

Lo anterior se complementa con los ciclos polticos de Karl Polanyi (1886-1964) que establece que al quebrarse los mitos e ilusiones de la Utopia Liberal de la fase A, se produce una fase B caracterizada por la rebelin generalizada de las masas plebeyas y que se expresan en dos corrientes: una corriente socialista o de izquierdas y otra corriente de radicalismos de derecha que se disputan la cooptacin de dichas masas. Estos procesos bastante complejos han sido deliberadamente degradados por los medios de comunicacin calificndolos de manera ambigua y tergiversada como corrientes populistas con el objetivo de confundir a la opinin pblica de la verdadera naturaleza del fenmeno.

Desde el advenimiento del Brexit en el 2016 todo el andamiaje ideolgico, poltico e institucional de la mal denominada globalizacin que no es ms que la financiarizacin de la economa, ha entrado en una crisis irreversible y que no dar marcha atrs. Es decir, se ha abierto la puerta a un periodo de cambios revolucionarios y con mltiples manifestaciones.

Siguiendo con el Brexit, este captulo ha dado paso a que las bases del sistema poltico britnico basado en el papel dominante del partido conservador y del partido laborista haya saltado por los aires y abierto una crisis poltica de naturaleza estructural que ha sacado a flote toda una serie de contradicciones que se mantenan sumergidas. Es necesario recordar, el largo conflicto armado de Irlanda del Norte y que se saldo con los Acuerdos de Viernes Santo de 1998. A esto se le aade las corrientes separatistas de Escocia que sin duda saldr reforzada de esta coyuntura. Dicho en pocas palabras, el Brexit manifiesta los lmites de la democracia liberal britnica, lo que est dando paso al descrdito de la sociedad poltica dominante y las masas plebeyas del Reino Unido saldrn a las calles a protestar como efectivamente ya lo esta haciendo. Con todo lo anterior, es evidente que Occidente ha entrado en un nuevo ciclo poltico: la rebelin de la plebe.

Miguel ngel Ramos Estrada es economista

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter