Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-04-2019

El acuerdo del siglo de Estados Unidos, un mero plan de administracin inmobiliaria

Rajan Solomon
Palestine Update

Traduccin para Rebelin de Loles Olivn Hijs.



Los regmenes rabes dicen que rechazan el acuerdo del siglo pero lo firman bajo cuerda (Al Arabi Al Yadid)

 

Aunque el acuerdo del siglo intentar eliminar definitivamente la cuestin palestina, lo que sus arrogantes arquitectos no ven es que solo es un plan irresponsable, irrealizable y precario que caer tan pronto como se plantee. Miko Peled

La Oficina Nacional para la Defensa de la Tierra y la Resistencia contra los Asentamientos informa de que los gobiernos israeles se suceden y siguen confiscando cada vez ms tierras palestinas desplazando a sus propietarios, arrancando sus rboles y destruyendo sus hogares. Para ganar las elecciones del Knesset, y apoyndose en la Administracin estadounidense, Netanyahu ha vuelto a prometer a los lderes de los colonos que intensificar las actividades de asentamiento y reforzar la proteccin de los colonos, especialmente en Jerusaln ocupada, en el Valle del Jordn y en las zonas al sur de Hebrn, lo que viola el derecho internacional y las resoluciones de legitimidad internacional, que prohben el control de tierras de terceros por la fuerza.

La temeridad sin paliativos de Trump, primero al reconocer Jerusaln como la capital de Israel y trasladar su embajada a esta ciudad, y luego al firmar en la Casa Blanca y en presencia del primer Ministro israel Netanyahu un decreto presidencial que reconoce la soberana israel sobre el Goln sirio (ocupado desde 1967), ilustran claramente la situacin.

Un informe publicado sostiene que el plan de paz para Oriente Prximo elaborado por la Administracin Trump denominado el Acuerdo del Siglo incluye el reasentamiento masivo de rabes palestinos en Jordania, la cesin de territorio jordano a Israel y la formacin de una confederacin tripartita entre Jordania, la Autoridad Palestina y la Administracin Civil de Israel para administrar Judea y Samaria, Cisjordania. Otras informaciones afirman que el plan de paz incluira un amplio acuerdo regional en el que varios Estados rabes desempearan un papel activo. Se le pedir a Jordania que asiente permanentemente a un milln de rabes palestinos que actualmente constan como refugiados. El plan prev que Jordania naturalice a otros 300 mil palestinos ms y a los que ya viven en Jordania, que segn las cifras no son ms de 200 mil.

Segn el informe se instar a Lbano a que conceda la ciudadana a todos los rabes palestinos que viven actualmente en el pas. El gobierno libans ha denegado la ciudadana a los aproximadamente 450 mil rabes palestinos que viven en Lbano, lo que ha restringido sus derechos desde su entrada en 1948. Tambin se le pedir a Jordania que ceda a Israel dos reas actualmente arrendadas por el Estado israel. El rey Abdul ya ha anunciado que no prorrogar el arriendo por otro perodo de 25 aos, lo que genera incertidumbre entre los agricultores israeles que se sirven de esos emplazamientos. Jordania ser compensada con unos 45 mil millones de dlares en subvenciones extranjeras. Arabia Saud cedera a Jordania un territorio equivalente a lo largo de su frontera con el pas.

Para que el plan sea viable, Jordania formara una confederacin tripartita integrada por la Autoridad Palestina y la Administracin Civil israel. Egipto tambin desempeara un papel importante en el acuerdo de paz, y segn el informe fuentes egipcias estn ya promoviendo la pennsula del Sina prxima a la Franja de Gaza [para la creacin] de zonas industriales dirigidas a una poblacin gaz que sigue en aumento. Egipto concedera a los trabajadores de Gaza mayor acceso a zonas del noreste del Sina y recibir unos 65 mil millones de dlares en subvenciones y pagos extranjeros para proyectos en el norte del Sina.

Una de las situaciones ms previsibles tras el acuerdo del siglo es que toda la regin caiga en picado en la inestabilidad y la indignacin. Las imposiciones unilaterales en una regin marcada por profundas sensibilidades, agravadas por la arrogancia y el desprecio racial de Israel ante la realidad religiosa, cultural y poltica de la regin, empeoran las perspectivas de dilogo en torno a las premisas que el acuerdo pueda proponer.

La colonizacin estratgica de territorio ocupado por parte de Israel contina e hipoteca fsicamente un Estado palestino. El plan Kushner pasa por alto el vnculo religioso rabe y musulmn con Jerusaln. Kushner est impulsando la idea de una confederacin entre Jordania y el patio trasero palestino de Cisjordania. Lejos de ser una propuesta original, viene a reciclar uno de los mantras ms antiguos del irredentismo israel: que los palestinos ya tienen un Estado, Jordania.

Sin duda el acuerdo del siglo de Trump se anunciar pero difcilmente ser una solucin al conflicto ni para palestinos e israeles, ni para otros pases de la regin. Israel ha descartado, aprovechando el respaldo de Estados Unidos, la idea de dos Estados. Se precipita hacia un Estado nico no consensuado. Lo que queda por delante es, sin rodeos, un Estado de apartheid. Israel tiene la piel gruesa y no permite que estas etiquetas le afecten. Esto an es ms evidente si se tiene en cuenta cmo, con la aprobacin de la ley de identidad nacional, Israel ha restringido el derecho a la autodeterminacin exclusivamente a los judos. Si el 20% de los ciudadanos rabes de Israel ya han sido reducidos a la condicin de [ciudadanos de] segunda clase, los palestinos de los territorios ocupados lo sern, a todos los efectos, a tercera clase.

En todo caso el acuerdo del siglo se aplicar. Y cualquiera que sea la forma que adopte no pasar la prueba de la imparcialidad. Los sionistas reclamarn la victoria y los rabes, habida cuenta de los indicios sobre su contenido, lo rechazarn. El acuerdo no traer la paz. A Trump no le preocupa ni remotamente una solucin justa y poco le importa que no le tengan por un mediador honesto. En el lenguaje del negocio inmobiliario no existe la nocin de mediador honesto y Trump no tiene intencin de cambiarlo. l, junto a su maquiavlico yerno, ir fragmentando la tierra a pedazos esperando crear la arquitectura para un nuevo Oriente Prximo. Pero considerar que Kushner es un mero agente inmobiliario es arriesgado. Segn se ha sabido, ha ingresado como nuevo miembro en el club de empresarios de armamento y hace sus pinitos vendiendo armas al rgimen saud para su uso en la actual guerra de Yemen. Por lo tanto, Kushner necesita un Oriente Prximo en crisis y en conflicto para poder vender armas. Eso no lo menciona entre sus actividades, est en tinta invisible.

Kushner no ha sido nominado a su puesto para hallar soluciones justas y sostenibles sino para destruir la regin y expandir su mandato y sus intereses, y para ayudar a sus nuevos amigos a ganar territorios, petrleo y obras. Con toda probabilidad, l y sus amigos/socios empresarios obtendrn beneficios colosales del acuerdo y se reirn de todo mientras engrosan sus arcas tras haber arruinado la regin. Segn se informa, Dick Cheney, que ocupaba el primer lugar en la 'cola' de sus socios, ha sido el primero en conseguir un contrato de petrleo despus de que Trump le entregara los Altos del Goln a Israel.

Hasta dnde llegarn las maquinaciones de Trump? Funcionar su arrogancia con los palestinos, con Israel o con cualquier otro agente regional? Trump ha adoptado una visin simplista y miope de las cosas y, sobre todo, una orientacin racista que solo persigue su propio inters. El acuerdo que ahora pretenden implantar es una imposicin de Israel y Estados Unidos a los rabes. Preocupante es igualmente que Estados Unidos haya cooptado a pases rabes sumisos y oportunistas, principalmente Arabia Saud, Egipto y Emiratos rabes Unidos, para que colaboren en este plan. Por ahora, es el peor plan de paz de la historia de Oriente Prximo porque ignora por completo los derechos de los palestinos. Las decisiones de Trump sobre la regin slo traern violencia, caos y extremismo. Hasta que los palestinos no vean un acuerdo justo y totalmente viable, ste nace muerto.

Un acuerdo justo necesita como mediadores a gente con visin y profundidad. Estados Unidos est incapacitado para mediar en una verdadera paz en Oriente Prximo. As lo ha demostrado en las ltimas dcadas.


Fuente: http://palestineupdates.com/us-deal-of-the-century-may-be-a-mere-real-estate-arrangement/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter