Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-04-2019

Emiliano Zapata y la vigencia de una necesidad

Cristbal Len Campos
Rebelin


I

Un da despus de su asesinato, el 10 de abril de 1919, el peridico Exclsior , public la noticia cuyo encabezado en primera plana deca: Muri Emiliano Zapata: el zapatismo ha muerto. La declaracin de muerte de todo el proyecto zapatista ha cien aos del asesinato del lder del Ejrcito Libertador del Sur, resulta a todas luces una ms de las falsas declaraciones que la conveniencia poltica arroja sobre diversos medios de comunicacin, el zapatismo est ms vivo que nunca tanto en las comunidades autnomas de Chiapas como en cada uno de los rincones latinoamericanos en donde los pueblos organizados resisten al despojo y la depredacin del capitalismo.

Tierra y Libertad! Grito de reivindicacin que surge desde la base comunitaria, la autonoma ante el poder y los partidos polticos, en contra puesta a toda la lgica de acumulacin originaria que diera lugar a la colonizacin y a la salvaje destruccin de nuestros ecosistemas. La revolucin no slo fue interrumpida como sealara Adolfo Gilly, sino que fue traicionada por las fracciones liberales que sucumbieron frente al inters burgus de apropiacin y control. Emiliano Zapata fue asesinado con la cobarda vil de Venustiano Carranza, por sus cuestionamientos al poder y a la grave situacin que se viva en Mxico. En una carta dirigida al entonces presidente fechada el 17 de marzo de 1919, Zapata lanz duras crticas y agudas observaciones que posteriormente formaran parte de su epitafio poltico: Voy a decir verdades amargas; pero nada expresar a usted que no sea cierto, justo y verdaderamente dicho [] Bancos saqueados [] la industria y las empresas de todo gnero agonizando bajo el peso de las contribuciones exorbitantes, casi confiscatorias; la agricultura y la minera pereciendo por la falta de seguridad en las comunicaciones; la gente humilde y trabajadora, reducida a la miseria, al hambre, a las privaciones de toda especie, por la paralizacin del trabajo, por la caresta de los vveres, por la insoportable elevacin del costo de la vida. El cuestionamiento franco catapult las agresiones carrancistas dirigidas al movimiento zapatista al grado conocido de la infamia y la venganza.

II

Zapata radica en el descalzo andar del campesino y el indgena, en la organizacin autnoma de los pueblos originarios, en la autodeterminacin por el mantenimiento de sus territorios y su cultura, ah est su vigencia y necesidad, en el ejemplo libertario de quien nunca entrega ni las armas ni los ideales en pro de prebendas y halagos, en la crudeza de la verdad como accionar revolucionario, en el conjunto de factores que dan pie a la dignidad de mujeres y hombres emancipados de cadenas y estructuras paralizantes y moralizadoras. Zapata Vive! porque su necesidad reivindicadora exige extender el contrapoder y derrotar al desprecio adinerado del explotador.

La figura de Zapata entr a la historia no para ser petrificada como parte del canon oficial, su dimensin es siempre social y radical, es evocativa de la voluntad del oprimido por su libertad, es continuadora de su propia obra cuando en manos de obreros y obreras de los ms profundos rincones de Latinoamrica se forjan los pueblos y se nutren de valores como el maz ha nutrido a las naciones originarias desde tiempos milenarios. Zapata es nombre de guerra necesaria, de rabia acumulada por siglos y expresada mediante el arte y las formas ms diversas de organizacin autogestiva. Zapata es ajeno al pupitre del pedante acaudalado de ttulos nobiliarios y de intelectuales de caf, ambos, seguidores del colonialismo en sus vertientes posmodernas. Zapata siempre tuvo conciencia del colonialismo recurrente en el latifundio como en las dems formas de explotacin, ante el cual ante puso la conciencia de la urgente la lucha, deca el General del Ejercito Libertador del Sur: Cmo se hizo la conquista de Mxico? Por medio de las armas. Cmo se apoderaron de las grandes posesiones de tierras los conquistadores, que es la inmensa propiedad agraria que por ms de cuatro siglos se ha transmitido a diversas propiedades? Por medio de las armas. Pues por medio de las armas debemos hacer porque vuelvan a sus legtimos dueos, vctimas de la usurpacin. Zapata es hoy vigente porque la lucha sigue siendo necesaria.

III

El proyecto poltico-social de Zapata es negado por la historia oficial y su imagen dibujada como la de un caudillo insaciable, tal como lo ha hecho Enrique Krause y tantos otros. Pero su profundo anlisis del acontecer rural y social le procur a Zapata reflexiones sobre asuntos referentes al gobierno, la tierra y la comunidad, la autonoma, autodeterminacin y soberana de los pueblos-naciones, la economa y el desarrollo social e incluso de la geopoltica por la constante injerencia imperialista estadounidense que se viva en los aos previos de las grandes guerras neocoloniales que asolaron el siglo XX. Sus manifiestos, cartas y comunicados escritos durante su accionar revolucionario, son un legado del pensamiento revolucionario latinoamericano, son una herencia que espera la lectura de las generaciones actuales para la compresin mejor de su figura-vigencia y para la activacin reflexiva a favor de los desposedos. En la Selva Lacandona y los rincones rebeldes de la geografa digna Zapata es ejemplo en palabra y accin.

Hay que tener mucho cuidado con los monumentos fetichizados por la palabrera que oculta las tareas pendientes. Zapata es del pueblo y no de la demagogia ni del poder. El mismo Emiliano Zapata plantea con actualidad la necesidad de seguir construyendo desde abajo: Y la lucha sigue: de un lado, los acaparadores de tierras, los ladrones de montes y aguas, los que todo lo monopolizan, desde el ganado hasta el petrleo. Y del otro, los campesinos despojados de sus heredades, la gran multitud de los que tienen agravios o injusticias que vengar, los que han sido robados en su jornal o en sus intereses, los que fueron arrojados de sus campos y de sus chozas por la codicia del gran seor, y que quieren recobrar lo que es suyo, tener un pedazo de tierra que les permita trabajar y vivir como hombres libres, sin capataz y sin amo, sin humillaciones y sin miserias. Zapata es necesidad, es urgencia y dignidad: mientras existan opresores andar entre los oprimidos.

Zapata vive y vive, la lucha sigue y sigue!

Cristbal Len Campos es integrante del Colectivo Disyuntivas

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter