Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-01-2006

Cronopiando
Del Big-Bang al Bush-Bush pasando por el Bin-Ben

Koldo
Rebelin


Las primeras apariciones de Ben Laden en los medios de comunicacin, hace ya bastantes aos, lo significaban como un combatiente de la libertad enfrentado al imperialismo sovitico en Afganistn. En aquel entonces, el Ben que se convertira en Bin, a sueldo de la CIA, era parte distinguida todava de la muy ilustre familia Laden, ntima de los Bush y con notables y millonarios negocios en Estados Unidos.

Pero el Bin, que entonces era Ben, tras la retirada de los soviticos de Afganistn, enfil sus enojos hacia quienes lo armaran, celebrando el derrumbe de las Torres Gemelas y amenazando con nuevas represalias. Poco antes haba muerto en extrao accidente areo ocurrido en Estados Unidos un hermano suyo y socio del presidente G.Walter B, y es sabido que con el espacio areo estadounidense cerrado, inmediatamente ocurriera el ataque del 11 de septiembre, un avin cargado de los Laden abandon Estados Unidos rumbo a Arabia Saud, pas del que procedan la casi totalidad de los implicados en los atentados.

Con la invasin estadounidense a Afganistn, la presencia de Ben Laden, ya convertido en Bin, se hizo tan habitual en los medios de comunicacin como las crnicas burstiles.

Todos las maanas, el Bin que fuera Ben recorra en caravana de camellos el desierto afgano junto a sus esposas e hijos, eludiendo los bombardeos, antes de refugiarse en Kandahar, de donde el Bin que fuera Ben lograba escapar disfrazado de mul, en una guerra que no era guerra y en la que murieron ms periodistas que marines. Para la noche, ya el Ben transformado en Bin buscaba proteccin en las montaas de Tora Bora para reaparecer horas ms tarde en Pakistn y terminar el da, el Bin que fuera Ben, entrando en una fbrica de explosivos de Sudn que no era fbrica.

Dentro de un mismo informativo, el Bin-Ben era descubierto orando en una mezquita de Somalia y, al mismo tiempo, vendiendo herona al por mayor en un mercado de Kabul.

Y entre sus fugaces y permanentes incursiones aqu y all, el Ben-Bin, localizado en todas las ciudades y sin que apareciera en ninguna, todava tena tiempo para grabar algunos videoclips cargados de amenazas en las montaas filipinas y en el desierto marroqu.

Slo en Cuba y en Iraq, por alguna inexplicable falla de los servicios de fabulacin, no se report la presencia del famoso fugitivo, lo que no fue obstculo para que fuera Irak, precisamente, la siguiente nacin invadida so pretexto de unas armas que nunca aparecieron, y de una complicidad que jams se demostr.

Acaso porque tanto el Ben como el Bin ya estaban muertos, de asistir todos los das a sus profticas y televisadas amenazas pas al ms absoluto ostracismo durante aos hasta que, curiosamente, tres das antes de que fueran a las urnas los estadounidenses, el Bin y el Ben reaparecieron profiriendo ms y nuevas amenazas para convencer a los indecisos votantes de la necesidad de que G.Walter B se reeligiera sin necesidad de fraude electoral alguno.

Desde entonces, ni el Bin ni el Ben han vuelto a dejarse ver.

Hace millones de aos, una explosin csmica conocida como el Big Bang dio inicio a eso que hoy llamamos vida. Otra explosin, no precisamente csmica, y conocida como el Bin-Ben activ las alarmas, y se teme, si no se le pone remedio cuanto antes, una tercera y definitiva explosin, la del Bush-Bush (padre e hijo) que nos termine por devolver a la nada de la que salimos.

Claro que todava estamos a tiempo de desactivar, a como de lugar, los Bin-Bush y los Bush-Ben.

([email protected])



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter