Portada :: Conocimiento Libre :: Batalla por la informacin y espionaje global
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-04-2019

De nombre traidor

Rodolfo Bueno
Rebelin


El mundo lo sentenci ya y evita llamarlo por su nombre, ahora lo llaman traidor y todos saben de quin hablan; lstima que el apelativo no borre la ruindad cometida, pues el baldn de deslealtad se ha empozado como mancha indeleble sobre los ecuatorianos, que en adelante debern sudar la gota gorda para demostrar que no son traidores, como han sido calificados a partir el 11 de abril; algo semejante a lo que le pas al pueblo judo luego de la traicin de Judas.

El hecho es que se hizo lo que ni las dictaduras militares ms perversas han hecho, no respetar el derecho de asilo y permitir que la polica extranjera arreste en territorio nacional a un refugiado poltico. Framente se maniat a Assange y se lo entreg a la jaura de lobos hambrientos, encabezada por la tremebunda Theresa. Antes se convirti su refugio en una celda de tortura rigurosa, que lo transform en un ser vetusto y enclenque, pese a contar con slo 47 aos de edad. Tal vez, esa mcula se borre cuando Assange sea declarado hroe de Ecuador y se le devuelva la nacionalidad arrebatada ilegalmente.

La secuencia de ignominias para producir la expulsin de Assange es de falsedades sin fin, de espionaje absoluto y de restricciones inescrupulosas para sus actividades diarias, que lesionan el honor de todo hombre. La verdadera razn es asustar a los periodistas honrados del planeta, para que callen la verdad, y satisfacer la aspiracin al vasallaje total con que los esbirros del mundo creen servir mejor a la cloaca de Washington, clase poltica llamada as por el Presidente Trump.

Luego del arresto de Assange se conoci que los fiscales Kellen S. Dwyer y Thomas W. Traxler, del Departamento de Justicia de EEUU, lo acusan de conspiracin para cometer intrusin de computadora en complicidad con Chelsea Manning, al haber aceptado conseguir la contrasea de una computadora del gobierno de EEUU para obtener documentos clasificados, acusacin por la que Assange podra ser condenado a cinco aos de prisin, y a la que podran aadir el cargo de espionaje, que lo podra condenar a la pena mxima, de ser declarado culpable.

Lo real del caso es que Manning entreg a Assange 250.000 cables diplomticos, 400.000 documentos de la guerra de Irak, 490.000 de la guerra de Afganistn, cerca de 1.000 sobre los detenidos en la crcel de la Base Naval de Guantnamo y videos de la grabacin conocida como asesinato colateral en Bagdad, en los que se ve disparar desde un helicptero de EEUU a periodistas de Reuters y civiles de Iraq.

Manning inform a Assange que otros documentos importantes estaban almacenados en el ordenador del Departamento de Defensa, pero que l no tena la clave de acceso, y le pregunt si se la poda conseguir. Assange no consigui la clave del computador mencionado y ahora es acusado de un delito no cometido. Y si la hubiera conseguido, tampoco hubiera cometido delito alguno por no tratarse de informacin secreta sino de datos sobre actividades ilegales. Pero, segn los fiscales de Virginia, la sola oferta de Assange es conspiracin, acusacin jalada de los cabellos porque todo periodista serio de EEUU hace lo que hizo Assange y lo protege la Constitucin de dicho pas.

El error de Assange fue buscar refugio en el nido de vboras, en que se iba a convertir Ecuador, algo que ni l ni nadie esperaba. Si se hubiera refugiado en la Embajada de Rusia, por ejemplo, hoy estara salvo de todo peligro, como est Snowden, gozara del prestigio de ser el mejor periodista del mundo y no tendra que esperar el milagro de que luego de su posible condena sea indultado por el Presidente Trump, que ojal no olvide que durante la campaa presidencial elogi el trabajo de WikiLeaks, por ser increble, y que amaba lo que esa organizacin haca. Ahora, todo depende de la buena voluntad del que gane la lucha por el poder entre el actual mandatario de EEUU y sus enemigos, tanto demcratas como republicanos.

La parte tierna de esta triste historia es el minino de Assange, al que haban amenazado encerrar en un refugio. Ahora, el felino est con la familia del fundador de WikiLeaks y se sent frente al televisor para mirar la grabacin de la detencin de su amo, que no pierde la esperanza de juntarse con su gatito cuando sea libre.

En cuanto a Ecuador, la suerte est echada y no hay marcha atrs. Falta ver cmo el mundo va a tratar en adelante al traidor de la libertad de expresin, pues a nadie le gusta la felona, y en la poquedad de la historia vivida es calificado de ser el peor Judas de Amrica Latina. Una cosa es que Trump, Bolsanaro, Macri, Piera y Duque hagan lo que hacen, porque eso fue lo que ofrecieron hacer y la gente vot por ellos, y otra cosa es lo que se hizo en Ecuador.

Es que la traicin es pecado mortal. Para Dante, los traidores estn sumergidos en el hielo, en todas las posiciones imaginables, y clasifica a los traidores en cuatro especies: la Cana, o traidores a la familia, en honor a Can que mat su hermano; la Antenora, o traidores a la patria, en honor de Antenor que traicion a Troya en favor de los griegos; la Ptolomea, o traidores a los huspedes, en honor a Ptolomeo, que invit a Simn Macabeo y a su hijo a un banquete y despus los asesin; y la Judeca, o traidores a Dios, en honor a Judas que traicion a Jess. Le falt clasificar al traidor que traicion a la libertad de expresin, adems de traicionar a la patria al permitir que policas extranjeros ingresen a territorio nacional y arresten a un ciudadano que, expresamente, est protegido por la Constitucin.

En la Divina Comedia, el mayor traidor es Lucifer, que en lo ms profundo del infierno, en el noveno crculo, se encarga de castigar a los que traicionaron las instituciones ms altas creadas por Dios para beneficio del hombre. Dante describe a Lucifer como un gigante horrible, rencoroso e impotente, que llora y babea mientras se encuentra inmerso en el hielo hasta la cintura, moviendo las alas como si intentara escapar, y con ese aleteo enfra su alrededor. Tiene tres caras: una roja, una negra y una amarilla plida, con tres sendas bocas en las que mastica a los mayores traidores de la historia. La cabeza de Judas Iscariote, que traicion a Jess, es roda en la boca central; Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino, conspiradores que traicionaron al imperio romano y acuchillaron a Julio Csar, son masticados en las fauces laterales. Posiblemente, Dante hubiera situado al traidor a la libertad de expresin en el orificio por donde Lucifer evacua como excrementos los restos de los traidores devorados.

Qu bueno que sea Dante quien seala el merecido castigo que le espera a cualquier traidor. Nadie planifica ser traidor. Luego de cometer la primera felona se rueda sin fin por la cuesta de la deslealtad. Con el decurrir del tiempo, la traicin se vuelve rutinaria y el traidor perpetra las ms inverosmiles fechoras y atropellos, sin que le importe las lgrimas del prjimo traicionado. Slo espera el pago, sin que el asqueroso sabor de sus crmenes le cause nusea. Cuando el traidor se pudra en el noveno crculo, tendr tiempo para recapacitar por qu traicion a un pueblo y a un ideal. Comprender que l a vida est rodeada de insondables precipicios, a los que el ser humano fcilmente cae si no se sustenta en frreos valores morales; solamente hay que dar mal el primer paso, despus la inclinada pendiente hace el resto y la cada adquiere una inconcebible viada. Es quimrico que frene y escale de nuevo al camino de la dignidad humana, pues el abismo de ignominia no tiene fondo. Sabe que no obtendr el perdn de Dios, que despus de su muerte le espera el infierno y est seguro de que su roosa alma le pertenece a Lucifer.

Ni siquiera entonces, el traidor a la libertad de expresin va a encontrar respuesta alguna, porque su traicin no es adquirida, lo que permitira el anterior anlisis psquico, sino que fue concebida en el mismo instante en que el meollo de la traicin, la quinta esencia de todo traidor, se introdujo en la clula cigoto que lo trajo al mundo, para desgracia del gnero humano. No se exagera.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter