Portada :: Amrica Latina y Caribe :: La esperanza de Paraguay
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-04-2019

Paraguay
Cuando la tirana parlamentaria se asusta

Jos Yorg
Rebelin


Cuando hay muchos hombres sin decoro hay siempre otros que tienen en s el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana
Jos Mart

 

El pasado 11 del presente mes y ao, la Cmara de Senadores del Paraguay juzg y sentenci a uno de sus miembros, al senador Paraguayo Cubas. La sentencia, sin argumentacin ni tipificar sobre la acusacin, consiste en su suspensin por 60 das sin goce de sueldo.

Si bien es cierto que el senador Cubas discurre un comportamiento atpico de lo que se espera de l: Buenos modales, aceptacin complaciente, individualismo y corporativo, no es menos cierto que, pese a su profesin de abogado, no soporta el menor atisbo de hipocresa, desdeo hacia los intereses de la ciudadana, sumida en la pobreza e injusticia social.

Segn seala la crnica periodstica de tal suceso poltico nos narra que El senador Juan Carlos Galaverna, proponente de la suspensin, dijo al inicio de esta sesin que no necesita explayarse mucho en argumentos, pues todos ya conocemos las razones. Acot que no hizo campaa para lograr la sancin a su colega, pues queda bajo conciencia de cada uno.

Tambin se anot que durante el debate, el senador Cubas y el senador Galaverna volvieron a ser protagonistas de un incidente que casi lleg a los puos, luego de que el primero le derramara agua al senador del partido colorado. Cualquier semejanza con un circo romano, es pura y rara coincidencia, pero, sin embargo, describe la degradacin institucional que evidencia el accionar del senador Cubas. Esa es otra de su culpa, evidenciar lo oculto.

Estamos ante un hombre con larga trayectoria, desde sus tiempos de estudiante, en aras de justicia. Estamos en presencia de un hombre con enorme capacidad de asombro sobre la corrupcin institucionalizada. Estamos en presencia de un hombre que con su sola presencia interpela a los deshonestos, armado con su enorme decoro.

Referenciamos sobre el actual senador en La larga marcha patritica paraguaya http://www.rebelion.org/noticia.php?id=222285

Por nuestra parte, anteriormente, dimos cuenta del accionar de este hombre singular y su accin poltica en la bsqueda del despertar de conciencias adormiladas an por la tirana ms cruel de Amrica Latina, la dictadura stronista que pervive con los neos-stronistas actuales y sus aliados, quienes se atrevieron a juzgarlo y condenarlo.

Qu es lo que est en juego? El pasado poltico que se resiste a desintegrase y el presente poltico realmente democrtico. Un proceso lento y doloroso, con altibajos, con luz y sombras, pero claramente en marcha. L a tirana parlamentaria est asustada.

Tal proceso, no est libre de conspiraciones y traiciones. No est libre de asechanzas y amenazas, dado los intereses en pugna. Mientras tanto, miles de paraguayos de adentro y fuera del Paraguay envan su solidaridad al senador Cubas.

Quieren y pretenden acallar una voz alta que interpreta el sentir del ciudadano de a pie, del trabajador, del campesino, del inmigrante que desea fervientemente regresar al terruo.

Claro que estos episodios pueden ser interpretados desde muchos puntos de vista, el sociolgico aparece como el ms adecuado, sin embargo, la historia paraguaya reclama para s un punto clave: La revolucin del Dr. Francia y los Lpez la que fuera ahogada en sangre y fuego por la Triple Alianza en el siglo XIX y que sin dudas, clama su reconstruccin histrica.

El alegato del abogado senador Cubas ante la acusacin fue categrica, sostenido en pruebas, leyes y preceptos constitucional, argument slidamente y derrib las confusas acusaciones. El pueblo agredido y esperanzado, vibr con su cierre: Hagan lo que quieran conmigo. Hagan lo que quieran.

Un hombre libre al fin.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter