Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2019

Repensar la naturaleza del conflicto palestino-israel

Jeremy Wildeman y Emile Badarin
Middle East Eye

Traduccin para Rebelin de Loles Olivn Hijs.


Israel se ha empleado a fondo durante dcadas en la eliminacin colonial: si la ocupacin se caracteriza por la temporalidad, el proceso de colonizacin de asentamiento y de eliminacin aspira a la permanencia. 

Los resultados de las ltimas elecciones israeles indican que se formar otra coalicin gubernamental de extrema derecha bajo la direccin del primer Ministro Benjamin Netanyahu, que prometi en campaa cumplir su promesa de anexionar Cisjordania a Israel. Al igual que todos los gobiernos israeles anteriores, la predecible coalicin dirigida por Netanyahu seguir reprimiendo a los palestinos, aunque ahora podr hacerlo sin referencias polticas retricas al Proceso de Paz de Oslo y a la ocupacin. Con ello desaparecer de un plumazo cualquier distincin entre los territorios que Israel ocup en 1967 y aquellos en los que se estableci en 1948.

Se acab la ocupacin

Estados Unidos ya ha allanado el camino para ese futuro. Recientemente, en su informe anual sobre derechos humanos, la administracin estadounidense ha dejado de referirse a Cisjordania, la Franja de Gaza y los Altos del Goln sirio como territorios ocupados. Antes, en diciembre de 2017, se produjo el reconocimiento por parte del presidente Trump de la soberana israel sobre Jerusaln y luego sobre los Altos del Goln, que Saeb Erekat, alto funcionario palestino, considera el preludio al reconocimiento de la anexin de Cisjordania por parte de Israel. Por supuesto, los anteriores gobiernos estadounidenses ya dieron el visto bueno a que partes de Cisjordania los llamados bloques de asentamientos judos se anexionen a Israel.

Israel conquist y ocup Cisjordania, Gaza, Jerusaln Oriental y otros territorios rabes como los Altos del Goln en junio de 1967. Desde entonces, la comunidad internacional ha designado esas zonas como ocupadas en virtud del derecho internacional. Sin embargo, el gobierno de Trump ha dado muestras de su voluntad de obviar el derecho internacional en su poltica exterior y se ha alineado plenamente con el proyecto israel de colonizar la totalidad del territorio palestino histrico.

Desde que conquist los territorios palestinos en 1967, Israel ha violado la normativa internacional relativa a la ocupacin tal y como estipulan el Reglamento de La Haya de 1907 y la Cuarta Convencin de Ginebra . Se ha comportado como un Estado de asentamiento colonial que aspira a un territorio conquistado pero vaciado de su poblacin original. Este objetivo slo puede realizarse eliminando la presencia indgena en la mayor parte del territorio y violando el derecho internacional. La eliminacin es el principio que rige el Estado de asentamiento colonial que se expresa en una tendencia institucional sostenida para suplantar a la poblacin indgena".

Israel adopt este principio desde el comienzo de su construccin del Estado en Palestina eliminando el grueso de la presencia palestina en el pas. En 1948 se apoder del 78% de Palestina, expuls por la fuerza a ms de la mitad de la poblacin nativa (unas 800.000 personas) y destruy ms de 500 pueblos. En esas tierras se erigi el Estado de asentamiento colonial de Israel.

Despus de una abortada incursin en Gaza en 1956 durante la crisis de Suez , Israel se expandi de nuevo en 1967 y se apropi del 22% restante de la Palestina histrica: Cisjordania, Gaza y Jerusaln Oriental; lo que se conoce como Territorio Palestino Ocupado (TPO).

All Israel puso en marcha un plan de 1963 para conquistar e imponer la dominacin militar sobre el TPO. Esta vez, sin embargo, no ha conseguido expulsar inmediatamente a tantos palestinos de sus tierras y, en cambio, ha adoptado un enfoque diferente para reducir la presencia palestina a fin de dejar espacio para los colonos israeles.

Ocupacin versus colonizacin

A partir de la dcada de 1970 , la afanosa construccin de asentamientos y de una red de carreteras de circunvalacin exclusivamente para colonos comenz a empujar a los palestinos hacia zonas concretas del territorio palestino ocupado, lo que allan el terreno para nuevas expropiaciones de tierras en una pauta de desposesin que, paradjicamente, se aplic en paralelo al proceso de paz y al programa de construccin del Estado de la dcada de 1990. Los palestinos fueron acorralados en territorios espaciales cada vez ms reducidos redefinidos discursivamente como reas A, B y C dentro de un paradigma neoliberal de paz y negociaciones.

Rodeada por un nmero cada vez mayor de asentamientos , carreteras de circunvalacin y el muro de separacin, cada zona (es decir, cada ciudad o pueblo palestino) ha quedado secuestrado en un enclave cerrado con entradas y salidas controladas por Israel que se abren y se cierran al antojo de sus fuerzas militares.

Esto ha permitido a Israel redisear espacialmente todo el territorio palestino ocupado hasta convertirlo en una gigantesca base de control . En ella, Gaza se ha transformado trgicamente en la mayor crcel al aire libre del mundo , y Cisjordania en un queso suizo de pequeas y aisladas prisiones y enclaves al aire libre.

As pues, sin recurrir a la flagrante expulsin masiva de palestinos que llev a cabo en 1948, Israel ha eliminado eficazmente la presencia palestina de la mayor parte de los TPO restringiendo su presencia a zonas especficas controlables y cerradas . Esas zonas abarcan slo un porcentaje extremadamente pequeo del territorio palestino original mientras se siguen llevando colonos israeles para poblar las tierras de las que se expulsa a los palestinos.

Sin embargo, a pesar de la evidencia ntida de las prcticas de colonialismo de asentamiento en Palestina, y a pesar del uso que hace la mayora de la comunidad internacional de la terminologa propia del colonialismo de asentamiento como asentamientos, expropiacin de tierras, traslado de poblacin, muro de separacin, frontera y colonos la mayora de los observadores, sobre todo en Occidente, todava tienden a considerar el colonialismo de asentamiento como algo del pasado.

Cobertura legal y poltica

En octubre de 2009, al aceptar un resultado acordado que permitira la expansin continua de los asentamientos israeles, la administracin Obama enterr la solucin de dos Estados sobre la que se construy el Proceso de Paz. Al mismo tiempo, la narrativa sobre la ocupacin, empaquetada discursivamente junto con la del proceso poltico y la de la solucin de dos Estados, otorg a Israel la cobertura legal y poltica para intensificar su colonizacin de asentamiento.

De esta manera, el trmino ocupacin ha sido til porque se ha empleado conceptualmente para reforzar el paradigma vaco de un acuerdo negociado mientras en las ltimas reas del territorio palestino ocupado se crean asentamientos y se anexionan a Israel. Es un relato que asimismo permite a la comunidad internacional evadirse y no tomar medidas contundentes pero necesarias para hacer cumplir el derecho internacional, apoyar la democracia y defender los derechos humanos, y les proporciona un marco falso en el que elaborar polticas para una realidad alternativa que no existe.

Adems es un marco que ha fragmentado a los palestinos, ha alterado sus prioridades polticas y ha desorganizado su resistencia contra la desposesin. En paralelo, ha proporcionado a ciertos Estados rabes y occidentales una coartada para seguir normalizando e intensificando sus relaciones con Israel siempre y cuando haya negociaciones para poner fin a la ocupacin.

Si los dirigentes polticos israeles , uno tras otro, declaran que no renunciarn al control de los TPO, el gobierno de Trump se ha propuesto acabar con la lucha palestina por la autodeterminacin y con el derecho al retorno de los refugiados palestinos suprimiendo, como parte del acuerdo del siglo , el uso del trmino ocupacin. Lo que, sin embargo, no hace ms que poner de manifiesto lo profundamente falsa que se ha vuelto la narrativa de la ocupacin, la solucin de dos Estados y un acuerdo negociado.

Eliminacin colonial

Israel se ha empleado a fondo durante dcadas en la eliminacin colonial: si la ocupacin se caracteriza por la temporalidad, el proceso de colonizacin de asentamiento y de eliminacin aspira a la permanencia.

Por lo tanto, la intensificacin de la cooperacin entre el gobierno de Trump y los gobiernos de Netanyahu en relacin con la anexin de territorios palestinos ofrece involuntariamente la oportunidad de reformular el TPO como colonizado y no como ocupado, lo que elimina an ms la distincin artificial creada entre los territorios palestinos conquistados en 1967 y los de 1948. Ello permite reformular la naturaleza de la lucha palestino-israel como una lucha de descolonizacin para todos los pueblos de toda la Palestina histrica. La descolonizacin sera el primer paso hacia la construccin de un futuro compartido basado en la humanidad, la justicia, la igualdad y la democracia para todos y todas.


Fuente: https://www.middleeasteye.net/opinion/rethinking-nature-israeli-palestinian-struggle




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter