Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-04-2019

Hablar de socialismo

Miguel Alejandro Hayes
Rebelin


En tiempos y lugares donde se puede ver las diferentes caras del sistema dominante: el llamado capitalismo de rostro humano, el capitalismo subdesarrollado y otros capitalismos que pretenden con nombre de otra cosa no pasar por tal, estn creadas las condiciones para que al tomar como rasgos del sistema a sus peores expresiones, se piense en la posibilidad de una sociedad mejor. Y ciertamente, el mundo que tenemos no es una fluctuacin ni una casualidad, es el que tendencialmente se genera, y un mundo menos polarizado, implicara cambiar la lgica de este.

La salida casi unnime a este capitalismo que domina, es el socialismo. Sin hacer distincin, y dado lo abarcador que puede ser el socialismo, la pregunta que propongo es, de qu hablamos cuando hablamos de socialismo?

Cuando se mira la figura de Marx, se identifica que este fue un terico del capitalismo. Se aprecia, como su objetivo desde el punto de vista terico, su problema de investigacin, era explicar el capitalismo siempre mirando hacia su transformacin, claro-. Por eso vemos un Marx que escribe El Capital, y despliega en l todo su conocimiento sobre el sistema. Luego de ello, cada vez que menciona el capitalismo, lo hace con mucha propiedad: conoce el sistema al cual se est refiriendo. Lo puede explicar, exponer, a partir de que logr desentraar su lgica, dgase, sus relaciones esenciales, y cul era su forma.

Con ello, nos daba una importante leccin. Superaba a todos aquellos contemporneos suyos, que cuestionaban el capitalismo, pero ninguno haba logrado decir, qu era este esencialmente, en una exposicin ampliada terica que lo mostrara. Todos aquellos, no dejaban de hablar de algo, que era ms un resultado de un reflejo inmediato, que un conocimiento profundo.

As Marx repeta las hazaas tericas de Hegel. Aquel haba advertido, que asumir un objeto de estudio de antemano, era asumir en l ciertos rasgos que condicionaran el conocimiento sobre este. Por eso, rechaz incluso, el ser como el objeto del pensamiento, ya que despus de todo era algo que se tomaba de antes. Como respuesta, la propuesta era ir construyendo el objeto terico, y con ello, el conocimiento sobre dicho objeto porque la propia construccin del objeto, es el conocimiento sobre este-.

Por eso Marx, no se crey cuentos sobre el capitalismo, que confundan lo que sera valor con plusvalor, mercado con capitalismo. Construy su conocimiento sobre el modo de producir de la sociedad. Edific las lgicas de este, estableciendo su sistema de tendencias, de estabilidades, de contradicciones.

Sin embargo, qu se ha hecho con el socialismo?, es decir, de qu socialismo se habla? Contrario a toda dialctica, predomina hoy un uso de antemano, apriorstico, en el imaginario de mucho pensamiento revolucionario, a la hora de hablar del socialismo. Pareciera que se regresa a los paradigmas de designar una sociedad que no se conoce, que no se tiene estudiada.

Con ello, la lucha poltica y todos los modos en los que esta se expande, estn permeados por una concepcin no elaborada del socialismo. No hacemos referencia aqu a que no se piense en este, pero lo cierto es que sobre l recae todo un deber ser -todo un listado de cualidades de su deber ser-. Y es el listado de esas cualidades sobre el socialismo, conocimiento sobre este? No, solo es saber de antemano, un deseo ms bien.

Un pensamiento sobre socialismo, implicara desarrollar toda una idea a su alrededor, como un sistema. Pero no como la cuestionada en las lneas anteriores solo cualidades del deber ser-, sino uno que explique orgnicamente cmo sera ese sistema, cmo seran las lgicas de reproduccin social, es decir, como seran las formas de esa sociedad de organizarse, que se correspondan con la sociedad que se desea en el socialismo. Aun as, a pesar de elaborar un sistema de ideas sobre el socialismo, que plantee un deber ser de la organizacin social, esta no se conecta con el mundo que se tiene, o al menos, es necesario que lo haga.

Es por eso, igual que como sugiere la dialctica, de realizar la hermenutica de su objeto de estudio para irlo levantando en la medida que se aprende; el estudio del socialismo no empieza en el propio socialismo, en la construccin del socialismo, sino en la construccin de un objeto en movimiento, por tanto, se trata de hacer la hermenutica del socialismo, que comienza en el capitalismo.

Solo desde ah, de armar la idea de un socialismo como expresin del desarrollo del capitalismo, se puede conocer a dicho sistema. Ello implicara dominar toda la lgica del capital, por tanto, de cmo se articula su dinmica de produccin como paso indispensable. As, la idea del socialismo, lejos de ser un punto de partida para el pensamiento, debe ser un resultado de un profundo anlisis del desenvolviendo del capitalismo.

Dicha relacin entre capitalismo y socialismo como partes de ser uno evolucin del otro, hacen que uno conlleve al otro. Por eso, una idea del socialismo tomada de inicio, determinar la visin que se tiene del capitalismo tambin, es decir, del capitalismo en el que vive el mundo. Se caera en la vieja prctica de fijar una meta que condicionar el punto del que se parte para esta.

Es por eso, que la sugerencia que hago, es a conocer el capitalismo, a estudiarlo bien. Que de este, emane la idea de un socialismo, no como un deber ser, sino como el trnsito al que se pudiera llegar de este sociedad a una ms justa, y donde el camino hacia hacer orgnico ese nuevo sistema est sealado, de ser posible. Entonces, hablemos de capitalismo, y de cmo deviene este. Tal vez as, estemos ms cerca cuando hablemos de socialismo, de hablar de socialismo.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter