Portada :: Ecologa social :: Cambio climtico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2019

La sequa est de vuelta: el mundo rural sufre y en la ciudad no se enteran

La Vanguardia

Los agricultores se estn viendo afectados por una sequa edfica de la que no se informa, que no trasciende porque no vincula a la mayora de poblacin urbana


Las escenas de embalses vacos, como la de 2017 en Entrepeas, pueden volverse a repetir en Espaa si se mantienen las escasas precipitaciones (Dani Duch)

Segn datos del Instituto Nacional de Estadstica (INE) actualmente ms del 80% de la poblacin espaola reside en reas urbanas. La distancia entre la ciudad y el campo crece, y con ello aumenta el desdn por los problemas que aquejan al mundo rural, como el de la grave sequa agrcola que estamos atravesando.

En nuestro pas el grado de alerta social ante los perodos de sequa viene determinado por la posibilidad de que acabe afectando al abastecimiento urbano, de manera que como ahora sucede si hay suficiente agua en los embalses la sequa no intimida ni trasciende.

De hecho, las medidas para hacer frente a la escasez de agua como las que se recogen en los Planes Especiales de Sequa, se activan especialmente cuando el sistema de indicadores del estado hidrolgico alerta sobre posibles restricciones en el abastecimiento urbano. Por eso para la mayora de la poblacin mientras el agua salga del grifo la sequa es algo que no le atae. Lo que no debera ser as.

Los datos sobre el estado de las reservas de agua embalsada en Espaa, que son actualizados semanalmente en www.embalses.net , sealan que actualmente el conjunto de nuestros pantanos esta al 58% de su capacidad total: diez puntos por debajo de la media de la ltima dcada.

 

Agua acumulada en los embalses en Espaa (embalses.net)

No obstante, y a pesar de que ese dato comparativo es inquietante, lo cierto es que la situacin es ligeramente mejor a la del ao anterior, cuando por estas mismas fechas las reservas de agua estaban en torno al 53%. Ahora bien, si echamos un vistazo a la grfica que aparece en dicha pgina web observaremos que en las ltimas semanas nos hemos comido el margen de mejora que llevbamos acumulado respecto al ao pasado.

A diferencia de la sequa meteorolgica, vinculada a los perodos de escasez de lluvia, la hidrolgica se da cuando los caudales de los ros, el nivel de los embalses y la disponibilidad de las aguas subterrneas caen hasta poner en riesgo el suministro, algo que puede ocurrir meses despus de que deje de llover o no llegar a darse si los perodos de falta de precipitaciones se salvan con una acertada gestin de las reservas almacenada.