Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-04-2019

Tiempo de traidores

scar Garca Gonzlez
Rebelin


Una tras otra las promesas que se hicieron en campaa pueden esperar a dormir el sueo de los justos. Las reformas estructurales que se iban a revertir o cancelar (eufemsticamente tratadas eso s, con nuevos discursos para justificar polticas viejas que jams se fueron y que continuarn en la 4T), enfrentan la real politik, las razones de Estado y los equilibrios macroeconmicos siempre intocables o los poderes fcticos.

Tiempo de festejos y conmemoraciones centenarias falsas. De reescribir la historia con esa tinta que slo se obtiene en el poder, como todos los vencedores. Tiempo de memorndums que glorifican la burocracia. Tiempo de bonapartismo, de gatopardismo, o de cambios para que todo siga igual: lo mismo la poltica de medios, que las polmicas reformas educativa o laboral.

Tiempo de perdn y olvido a los potentados aquellos a los que tanto se atac durante esos das de bsqueda del voto, pero que ahora se reconoce indispensables para el engrandecimiento de la Nacin. Tiempo de presidentes amigos que criminalizan a los mensajeros all y aqu.

Tiempo de censura y escarnio a los que no se alinean. El que se mueve no sale en la foto deca desde el siglo pasado Fidel Velzquez, aunque ahora se sabe que la frase tiene origen espaol, como el actual presidente.

Tiempo de inversiones en megaproyectos. De orden y progreso, desarrollo y seguridad. Tiempo de firmar la pipa de la paz con el vecino del norte. Para qu hacer enojar al Hitler actual, si podra reelegirse utilizando a nuestro pas y a su presidente como sparrings. No le demos ese gusto (justifica el estratega), despus de todo no fue tan mala la decisin de EPN de invitarlo cuando era candidato, el pueblo bueno e inteligente ya decidi a mano alzada en un mitin (en este caso no se requera una consulta ciudadana), la misma poltica del ltimo mandatario (y de todos los anteriores). As que fue el pueblo y no el presidente, que slo obedece mandando (o cmo era, se pregunta l mismo), quien decidi la poltica exterior frente a EUA (pero no frente al estado espaol o Vaticano).

Tiempo de intelectuales crticos devenidos en aduladores, funcionarios pblicos ahora halagadores inscritos en la nmina gubernamental. Convertidos en lo que tanto atacaron cuando fueron de oposicin. Tiempo de reactivar los boots en las redes sociales para ponerlos ahora al servicio de los intereses de la 4T. Tiempo de ignorar huelgas y campamentos instalados a las puertas de Palacio Nacional.

Tiempo de apologa de las inercias (Roma no se construy en un sexenio). De chantajes retrgradas (quieres entonces que regrese el PRIAN). Tiempo de apelar al menos peor, al menos corrupto, invitacin al conformismo, a la claudicacin de la resistencia, a la rendicin de la lucha por el futuro.

Sin embargo, no todo est perdido, la Patria esa abstraccin masculina que en el cielo tu eterno destino, por el dedo de Dios se escribi, no es homognea y acepta matices; tambin reflexiones, se organiza y comenzar a articularse no contra el presidente (como muchos de sus fans interpretan ante la mnima disidencia a sus polticas contradictorias), sino en la defensa de la madre tierra, del agua y de la vida.

Uno de los caminos puede ser la autonoma, pero no es el nico. La creatividad de los movimientos sociales esta hoy ms que nunca ponindose a prueba. Los campesinos tambin saben que es tiempo de preparar la tierra, de voltearla y aflojarla para sembrar las semillas. Tiempo del ceremonial para pedir la lluvia, de comunalidad, de recordar que somos una y uno con la tierra.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter